Dallas Buyers Club. Ficha técnica ampliada y comentario.






________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica: 

Título original: Dallas Buyers Club
País: Estados Unidos
Año: 2013
Duración: 117 minutos

Dirección: Jean-Marc Vallée
Guión: Craig Borten, Melissa Wallack
Casting: Kerry Barden, Paul Schnee y Rich Delia
Director de Fotografía: Yves Bélanger, c.s.c.
Música: Varios
Montaje: Martin Pensa y John Mac McMurphy
Supervisor de sonido: Martin Pinsonnault
Supervisor VFX: Mar Côté
Director artístico: Javiera VarasDecorador del set: Robert Covelman

Diseño de Vestuario: Kurt & Bart
Jefe de Departamento de peluquería: Adruita Lee
Jefe de Departamento de maquillaje: Robin Mathews

Productores: Robbie Brenner y Rachel Winter
Productores ejecutivos: David Bushell, Nathan Ross; Tony Notargiacomo y Joe Newcomb; Logan Levy y Holly Wiersma; Cassian Elwes
Co-productores: Michael Sledd, Parry Creedon
Diseño de producción: John Paino
Compañías. Focus Features, Truth Entertainment, Voltage Pictures, Evolution Independent/CE Production; Distribuidora: Vertigo Films

 __________________________________________________________________________________________________________________ 

Intérpretes: 

Matthew McConaughey : Ron Woodroof,
Jared Leto :Rayon,
Jennifer Garner :Eve,
Denis O’Hare :Dr. Sevard,
Steve Zahn : Tucker,
Dallas Roberts :David,
Kevin Rankin :T.J.
Michael O'Neill: Richard Barkley
Griffin Dunne: Dr. Vass

 __________________________________________________________________________________________________________________ 

Premios: 

2013: Globos de Oro: Mejor actor (McConaughey) y actor secundario (Leto)
2013: Critics Choice: Mejor actor y actor secundario. Nominada a mejor film
2013: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Leto)
2013: Premios Gotham: Mejor actor (Matthew McConaughey)
2013: National Board of Review (NBR): Top 10 películas independientes
2013: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor actor (McConaughey) y actor sec.
2013: Satellite Awards: 2 nominaciones, incluyendo mejor actor (McConaughey)

 __________________________________________________________________________________________________________________ 

Sinopsis: 

Basada en la vida real de Ron Woodroof, un tejano cowboy de rodeo, drogadicto y mujeriego, al que en 1986 le diagnosticaron SIDA y le pronosticaron un mes de vida. Woodroof comenzó a tomar AZT, el único medicamento disponible para luchar contra la terrible enfermedad en aquella época.

__________________________________________________________________________________________________________________ 

Crítica: 

Realizada por Jean-Marc Vallée, autor de C.R.A.Z.Y., uno de los mejores homenajes que ha realizado el cine al respeto de la sociedad a la diferencia, vuelve con un tema triste y conflictivo, tratado de tal forma que ha merecido el aplauso de la prensa norteamericana (ver filmaffinity), y ha recibido el reconocimiento de los certámenes más prestigiosos.

 _________________________________________________________________________________________________________________ 

Comentario: 

Jean Marc-Vallée realiza el film más triste de su filmografía, una película para quien esté dispuesto a perder una tarde de su vida y unas cuantas más reflexionando en torno a lo que ha visto: el realizador evita todo ornamento narrativo que pueda embellecer su discurso, ya sean recursos del lenguaje audiovisual (travellings, zooms, grúas,planos aberrantes, música agradable como en C.R.A.Zy., etc), aunque en más de una ocasión se le 'va la pinza' con imágenes oníricas inexplicables, como las que se producen cuando muere Rayon (Jared Leto). El protagonista es un ser detestable a todos los niveles. Un hombre ambicioso, que comercia con la enfermedad de los demás, homófobo, despectivo, sin escrúpulos, violento, al que le cuesta mucho entender que un homosexual es un ser humano con los mismos derechos que él, que se cree superior porque sólo practica el sexo con mujeres, aunque lo haga en las peores condiciones higiénicas y, generalmente, obnubilado por el abuso de drogas y alcohol. Y, de pronto, se ve afectado por una peste que parece elegir a los yonquis y los 'maricas', y en la lucha por su supervivencia contra los poderes fácticos de su país, como Norma Rae (Martin Ritt, 1979),  superará sus propias contradicciones e irá tomando conciencia y comprometiéndose con quienes padecen su misma lacra, con independencia de su orientación sexual, aunque a su más íntimo camarada en el combate,  Rayon,  lo llame 'idiota' hasta la muerte.

Pero lo que hace este film más duro que cualquiera de los que Jean-Marc Vallée ha realizado hasta ahora es que si los efectos sobre la salud,  la desarticulación y la desmembración social de la actitud que adopta el protagonista pueden ser perversos  y en ocasiones detestables, (exigir cuatrocientos euros a los enfermos para formar parte de un club que distribuye medicamentos no autorizados por el gobierno) , los mismos o peores efectos secundarios e incluso criminales se producen en la actuación de los gobiernos en relación con  las prácticas de la Industria Farmacéutica cuyos intereses extienden sus raíces a las cloacas del Estado.  Los enfermos de SIDA tratados con la sustancia que distribuye el protagonista mueren finalmente, víctimas de una enfermedad para la que todavía no se ha encontrado un tratamiento eficaz, pero en una proporción diez veces menor que los tratados con remedios legales; a Ron Woodrof se le diagnosticaron treinta días de vida y vivió 2557, muriendo seis años más tarde de lo que previó la ciencia. Y Jean-Marc Vallée ha querido, en esta ocasión, que el mensaje llegue sin interferencias.

A pesar de lo dicho, y de nuevo en esta ocasión, comparto la opinión de Carlos Boyero desde el mismo titular de su crítica: "Grandes actores, pequeña película". En él incide, más que en la denuncia que ya realizaron otros, como Fernando Meirelles en 'El jardinero fiel', en los intereses espurios de la industria farmacéutica,  en el castigo divino a los heteros que  vieron la irrupción del VHI como un castigo divino a los depravados del mundo, y hace un ejercicio de ironía mordaz y valentía: "El director Jean-Marc Vallée retrata en Dallas buyers club (un guion y un proyecto que llevaban años dando inútiles vueltas por los despachos de Hollywood) el arranque de la declaración de la peste. La originalidad de la trama es que otorga el protagonismo a un impenitente follador de hembras, sean putas o groupies del rodeo, borracho y broncas, cocainómano y chuleras, agresivo y convencido de que es el más macho y bravucón de Texas. También alguien que se burla, desprecia y embiste con su ácida boca contra todos lo que lleven el estigma de maricón. Nada más indigno ni vergonzante para su persona que descubrir que se ha instalado en él la enfermedad de los que por su condición sexual considera infames apestados."

A mí me produce la misma impresión que Millian Dollar Baby de Clint Eastwood,(2004), dos films esbozados, hechos como con prisas, que sufren empujones de última hora y conmueven por la dureza de los temas que tratan con una estética de cine de serie B, realizado con pocos recursos, lo que, para amplios sectores, es un valor en sí mismo. Y si Maggie Fitzgerald, (Hilary Swank), la heroina del 'terrible director' de "Gran Torino",  nos tuvo el alma en vilo durante más de dos horas, Roon Woodroof, interpretado por un anoréxico Matthew McConaughey, nos hace sentir, junto a Jared Leto, la presencia de la enfermedad y la muerte y la lucha por la supervivencia, en toda clase de clínicas y hospitales, durante el mismo tiempo. Breves flashes del pasado asocian sus males presentes con malas prácticas del pasado, -sexo promiscuo y sin prevención y uso abusivo de alcohol y de drogas-, de las que la enfermedad no tiene capacidad de apartar a un hombre desahuciado, que vivió seis años de regalo.

Comentarios