El foco de la tempestad. Fred Schepisi.





______________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: The eye of the storm
País: Australia
Año: 2011
Duración: 114 minutos

Dirección: Fred Schepisi
Guión: JudyMorris, basado en la novela "The Eye of the Storm", de Patrick White
Casting:  Nikki Barrett;  featuring: Branford Marsalis
Dirección de Fotografía: Ian Baker
Música: Paul Grabowsky
Edición: Kate Williams

Diseño de Vestuario: Terry Ryan
Diseño de maquillaje: Kirsten Veysey

Productores: Anthony Waddington, Gregory Read, Fred Schepisi
Productores ejecutivos: Bob Marcs; Judy Davis y Geoffrey Rush; Jonathan Shteinman y Edward Simpson
Diseño de producción: Melinda Doring
Compañías: Paper Bark  Films Pty. Ltd.

_________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Charlotte Rampling : Elizabeth Hunter,
Maria Theodorakis : Mary DeSantis,
Geoffrey Rush : Basil Hunter,
Jamie Timony : Onslow Porter,
Judy Davis : Dorothy de Lascabanes,
Bob Marcs : Portero del Club Queens,
Alexandra Schepisi : Flora Manhood,
John Gaden : Arnold Wyburd ,
Helen Morse : Lotte,
Robyn Nevin : Lal,
Jane Menelaus : Maggie,
Bille Brown – Dudley,
Heather Mitchell : June,
Simon Stone : Peter,
Nikki Shiels :Janie.

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Elizabeth Hunter (Charlotte Rampling), una mujer de extraordinaria belleza, ejerce un férreo control sobre todo lo que la rodea: hijos, servicio, actos sociales; pero pronto tendrá que hacer frente al mayor reto de su vida: decidir el momento para morir.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

El film dirigido  por Fred Schepisi es una adaptación de la novela homónima de  Patrick White, Premio Nobel de Literatura en 1993, merced a su narrativa  épica  y psicológica que introdujo la creación literaria australiana  en el mundo de las letras y convirtió al escritor en el primer australiano que recibió este galardón. "El foco de la tempestad"/The eye of the storm insiste en los temas que preocuparon al escritor como el arte, la vida o la muerte, adaptados a la gran pantalla por Judy Morris para un film dirigido por Fred Schepisi, con un estilo esticista apto para un público que disfruta con la recreación de ambientes suntuosos, actitudes altivas y soberbias pero contenidas,de seres que gozan del encanto que da el dinero, la fama y el poder. La película comienza con  una cita de uno de los protagonistas,  Basil Hunter (Geoffrey Rush), hijo en la ficción de la gran estrella Elizabeth Hunter (Charlotte Rampling), que conserva gran parte del glamour y la exquisitez de que hizo gala en su juventud (Portero de noche, 1974),una visión romántica del personaje que incluso contamina la sinopsis oficial:"Mi madre creía que pertenecer a cierta clase nos da derecho a morir donde (y cuando) nos de la gana." La realidad es mucho más pragmática e impredecible. Geoffrey Rush está a la altura del listón que pone su partner femenina, su madre en el relato.

Carlotte Rampling


Si la prosa de White es el producto de una imaginación individualista, crítica y poética y su estilo es densamente simbólico y alegórico. Su más profunda preocupación es la del sentido de la soledad del hombre y la búsqueda de su significado. (Sidney 1990); es así como se siente Elizabeth en los últimos días de su vida, postrada en una cama de una habitación con enormes vanos (grandes puertas) que la conectan con un exterior exuberante, de gran colorido, y atendida por amables enfermeras, jóvenes y bonitas, evocando un pasado del que estuvieron, ausentes en gran parte sus hijos, dedicados, como ella a una actividad artística que sólo conocemos por un traje negro que, usado, unas veces como reproche y otras como homenaje, evocan unos tiempos en el que la prenda se exhibió en un escenario; la cocinera, una mujer de origen alemán, esconde un secreto, algo que la lleva a no prolongar su vida un día más que la de la señor a la que sirve, y que representa, patéticamente, un número musical con el mencionado traje negro, número que ya había hecho su hijo al llegar a la residencia de la moribunda. Basil, un dramaturgo de oficio, incapaz de soportar el contacto directo con la muerte en un funeral,rendirá un gran homenaje a la madre muerta: creará una obra teatral en la que Elizabeth será la protagonista y que constituye el epílogo del film.



Elizabeth, generalmente vestida de blanco inmaculado


Tras la corrección , la belleza, las buenas formas, la sensación poética, romántica que casi la eleva al Olimpo de los dioses,  que transmite la gran comediante que es Elizabeth, de que ella decidirá el momento y la forma en que debe morir , se esconde un universo sórdido de odios, rencores, engaños, falsas apariencias y quimeras, como la de imaginar que la gran actriz, cuyo mejor papel fue su propia vida, moriría como la poetisa Alfonsina Storni, bañada de mar, aunque la realidad fuera que dejó este mundo aliviándose en un pomposo orinal, que contiene un lujoso sillón, tras un biombo ricamente decorado. Una visión por tanto cínica y corrosiva de una clase social, que en las bambalinas vive en total promiscuidad con los de otras clases, confundiéndose en el sexo  los de arriba y a los de abajo.


Comentarios