El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Felix Herngren





Ficha técnica:


Título original: The hundred year-old man som klev ut genom fönstret och försvann
País: Suecia
Año: 2013
Duración: 114 minutos

Dirección: Felix Herngren
Guión: Felix Herngren, Hans Ingemansson, basado en la novela de Jonas Jonasson
Dirección de Fotografía: Goram Hallberg

Compañías. Productoras: Nice Drama, Buena Vista International (Sweden (, FLX Comedy AB Distribución: A Contracorriente Films


Intérpretes:


Robert Gustafsson
Iwar Wiklander
David Wiberg
Mia Skäringer
Jens Hultén



Sinopsis:


Allan Karlsson acaba de cumplir 100 años y  decide ser dueño de sí mismo, desenvolverse en total libertad y no hacer nada de lo que espera de una persona de su edad; armado con su mejor traje y con pantuflas saltó por la ventana de la residencia donde lo había retirado la sociedad y deja plantados al alcalde, la prensa local y los rectores de la institución el día de su cumpleaños.. Durante su larga vida, le han pasado muchas cosas y ha conocido a mucha gente; presume de haber conocido, a lo largo de su dilatada vida, a personas de todo tipo, como, por ejemplo, Franco, Churchill, Stalin o incluso a la mujer de Mao, con la que estableció una comprometedora amistad, y ahora no quiere renunciar a vivir su propia aventura. Por si eso no fuese suficiente,  también participó en la creación de la bomba atómica, ayudando a Oppenheimer a elaborarla,  trabajó como agente de la CIA, y realizó otras muchas actividades peligrosas que hicieron de su vida toda una aventura.

Por todo eso, no piensa conformarse con la vida que se supone que debe tener ahora, debido a su avanzada edad se escapa de la residencia de ancianos donde vive el día de su cumpleaños, como hemos dicho. No tiene ningún plan en mente, pero sí que tiene clara una cosa: va a hacer lo que le apetece, no lo que le digan, lo que ignora es que va a vivir la mayor aventura de su vida y se va a ver enrolado en auténticos problemas con la mafia, alterando la vida del país entero. Hay que poner un poco de sal al condimento.


Comentario:

Hay poca información sobre un film que se estrena el 11 de julio, pero me gustaría reseñar que en
un momento en el que los sectores más concienciados y comprometidos de la sociedad, que se están sensibilizando acerca del maltrato que sufren hombres y mujeres a causa de su edad, Felix Herngren llama a su protagonista, Allan Karlsson, 'un hombre de cien años', del mismo modo que ciertas tiendas de ropa  para mayores de  los grandes almacenes, reciben el nombre de 'persona'. Aquí preferimos llamarlo 'abuelo', poniendo el acento en la edad del individuo, que por esta sencilla razón es menos 'individuo' que los demás hombres, y se le designa con el nombre del grupo al que pertenece, igual que se habla de mujeres, adolescentes, jóvenes cuando se les trata como una categoría no como seres humanos individuales. Alguien dirá que el calificativo 'abuelo' es cariñoso; como seguramente es amable y 'educado' ayudar a una señora a ponerse el abrigo, cederle el paso, o retirar su silla con deferencia, y que quien ha vivido en ciertos ámbitos no puede entender por qué molesta a otras personas llevar siempre colgada una etiqueta que la asocia a un grupo y soportar gestos y actitudes que les recuerden constantemente su condición, generalmente inferior socialmente. Hace ya algún tiempo que sectores preocupados por el sufrimiento de los demás comenzaron a prestar atención a los ancianos, con frecuencia tildados de 'viejos' o 'abuelos', aunque no lo sean, atendiendo exclusivamente a su edad.

Allan, como tantos y tantos hombres y mujeres que han abandonado la vida activa, al menos la remunerada, quieren seguir viviendo como individuos libres, asociarse con gentes de todas las edades, hacer lo que sus fuerzas todavía le permitan, y eso es lo que quiere llevar a la pantalla Felix Herngren, que eligió para su  película al protagonista de la novela homónima de Jonas Jonasson, un autor desconocido, cuya obra se ha convertido en un betseller en muy poco tiempo, gracias al boca a boca de los lectores,   un hombre que no piensa renunciar al placer de seguir y sentirse vivo.

 

Comentarios