Thelma y Louise. Ficha técnica y comentario






___________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

TTítulo original: Thelma & Louise
País: Estados Unidos
Año:: 1991
Duración: 124 minutos.

Direcciín: Ridley Scott
Guión: Callie Khouri
asting: Louis Di Giamo, C.S.A.
Director de Fotografía: Adrian Biddle, b.s.c.
Música: Hans Zimmer; supervisor: Kathy Nelson
Edición: Thom Noble
Director artístio: Lisa Dean
Decorador del set: Anne Ahrens
Diseñador del set: Alan Kaye
Coordinador de especialistas: Bobby Bass

Diseño de Vestuario: Eliabeth McBride
Maquillaje: Richard Arrington y Bonita DeHaven
Estilistas de peluquería: Leslie Anne Anderson, Anthony Cortino y Karl Wesson
 
Productores: Ridley Scott  y Mimi Polk
Co-productores: Dean O'Brien y Callie Khouri
Diseño de producción: Norris Spencer
Compañías. Productoras: Metro Goldwyn Mayer, Pathe Entertainment, Percy Main Production

___________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Susan Sarandon: Louise
Geena Davis: Thelma
Harvey Keitel: Hal
Michael Madsen: Jimmy
Christopher McDonald: Darryl
Stephen Tobolowsky: Max
Brad Pitt: J.D.
Timothy Garhart: Harlan
Lucinda Jenney: Lena, camarera
Jason Beghe: policía del estado
Marco St.John...

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Thelma (Geena Davis) es un ama de casa excepcional. Louise (Susan Sarandon) trabaja como camarera en una cafetería. Juntas se ponen en marcha conduciendoun Thunderbird del 66 descapotable, en lo que debía ser una excursión de pesca de tres días. Un encuentro con un violador potencial, borracho y malhablado, transforma su tranquilo fin de semana de relax en una huida campo a través que cambiará sus vidas para siempre.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:


De nuevo la prensa de papel rescata una gran película del baúl de los recuerdos y la presenta a las nuevas generaciones que no han tenido la oportunidad de  conocerla: 'Thelma y Louise', uno de los títulos más notables del  director británico Ridley Scott , una road movie  protagonizada por dos mujeres  que se adentran con su coche descapotable por territorios de los red states, en los que echó sus raíces profundamente la sociología patriarcal, llevada por los pioneros y los colonizadores que llegaron después,  en el que el viaje  de liberación de dos mujeres solas durará bien poco;  el director respecto con el que la crítica  todavía no sabe a qué carta jugar, un realizador de productos blockbuster, es por otra parte autor de obras maestras que se han incorporado definitivamente en el imaginario colectivo, como Alien, Blade Runner o Gladiator. En este  film se introduce  en el género de los viaje iniciáticos, en concreto el que emprenden dos mujeres maltratadas, que abocadas a la violencia por las convenciones sociales, que las convierte en 'carne' para el consumo del hombre, van transformándose de seres pacíficos en dos delincuentes  peligrosas para poder sobrevivir, y acaban resolviendo de forma cruenta su lucha contra la violencia de género.

Lo que más molestó en Norteamérica fue la secuencia que cierra el film, que idealiza a ambas mujeres.Llegadas al final del camino. tienen sólo dos alternativas: la cárcel, la silla eléctrica o el psiquiátrico, por un lado, o la muerte, por otro; eligen morir, ser libres y no padecer la privación de lo único que hace posible la vida: la libertad. Efectivamente la última secuencia, rodada en el  emblemátio Monument Valley, nos hace testigos, como espectadores, de una persecución sin solución de continuidad, en la que las protagonistas llegan al borde de un precipicio y emerge ante ellas, como una nave espacial de otro mundo, un helicóptero de la policía, el símbolo del orden establecido, que les recuerda que el trayecto ha llegado a su fin; son impactantes estos últimos primerísimos primeros planos de las mujeres. Rodeadas de coches policiales frente al abismo se lanzan contra él, mientras un plano de detalle nos muestra sus manos enlazadas y en el fondo objetos femeninos, entre ellos un collar; una imagen congelada suspende el automóvil en el tiempo y en el espacio y las dos insignificantes y anónimas mujeres se incorporan al mundo del mito, en el que nadie muere. De este modo la película de Scott se incorpora al género épico americano, el western, en un recorrido folclórico que incorpora la música country, los sombreros vaqueros, los enormes coches descapotables y los caminos llenos de polvo, hasta desembocar en el 'castillo de Kafka', el Monument Valley, en el que se decidieron los conflictos que marcaron el nacimiento de esta nación y que dejó imágenes imborrables, obra del gran demiurgo John Ford.

Recientemente Virginia Despentes ha realizado otra road movies inspirada en ésta, pero privando a sus protagonistas de cualquier rasgo de ingenuidad y convirtiéndolas en auténticos terminator para la destrucción del género masculino. Thelma y Louise aún se dejan engañar y sensibilizar ante el amor romántico (affaire de Thelma con el personaje que interpreta Brad Pitt), lo que les cuesta bastante caro. Las protagonistas de la realizadora francesa son absolutamente insensibles a cualquier sentimiento humano en relación con el sexo contrario. Como siempre ocurre, mientras unos demonizaban el film, otros lo convertían en un producto de culto y de obligada referencia para generaciones futuras. No se le puede negar que abre el camino a una nueva forma de representación de la mujer. Estos conflictos se resuelven de la misma manera con los hombres en muchos géneros cinematográficos, sin tanto escándalo. Basta que el varón se sienta afrentado para que haga uso de las armas; esto es lo más normal en un país que tanto se escandaliza cuando son las mujeres las protagonistas de estas acciones.

Ridley Sott incorpora un elemento del género, un inspector de policía interpretado por Harvey Keitel que se convierte en el 'Inspector Javert'  para estas dos mujeres, que se dedicará en cuerpo y alma a perseguirlas, si es preciso hasta el infierno, sin darles cuartel, lo que pronto las convertirá en un mito que evoca a otra pareja mixta: Bonnie and Clyde . Un fin de semana en el campo se transforma en una auténtica odisea para Thelma y Louise, que simplemente huyen de una cotidianeidad que las ningunea.

 

Comentarios