Todo esto...¿para ésto? Claude Lelouch



___________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Tout ça...Pour ça!!!
País: Francia
Año: 1994
Duración: 120 minutos

Dirección: Claude Lelouch (Un homme et una femme, 1966)
Guión: Claude Lelouch
Dirección de Fotografía: Philippe Pavans de Cecatti
Música: Francis Lai y Philippe Servain; letras de las canciones: Philippe Léotard
Montaje: Hélène de Luze, asistido por Stéphane Mazalaigue
Decoración: Laurent Tesseyre
Sonido: Harold Maury

Diseño de Vestuario: Mimi Lempicka
Maquillaje: Magali Ceyrat
Peluquería: Christian Gruau

Productor: Claude Lelouch
Dirección de producción: Tania Zazulinsky
Les Filmes 13/TF1 Films Production, asociado con Sofiarp, Centre Européen Cinématographique Rhöne-Alpes, con la participación de Canal  +

___________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Marie Sophie L.
Vincent Lindon
Gérard Darmon
Jacques Gamblin
Évelyne Bouix
Francis Huster
Alessandra Martines
Fabrice Luchini
Carles Gérard
Christine Barbelivien
Salomé Lelouch
Luc Florian
Céline Caussimon
Antoine Duléry
Jacques Boudet
Nathalie Cerda
Arlette Gordon

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

La vida, el amor y la casualidad reúnen a tres hombres, Vicente, Henri y Jacques. Los tres acaban en el banquillo de los acusados y son defendidos y juzgados por dos magistrados: Francis y Fabrice.

___________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

Claude Lelouch acerca su foco a las parejas cuando han dejado de amarse, o al menos uno de ellos ha perdido el interés por el otro que no acepta la nueva situación y llega a obsesionarse. El desamor es un sentimiento universal que atraviesa todas las clases sociales y  afecta por igual a jueces y reos de la justicia, que se alternan en el banquillo,  en el estrado o en la tribuna, porque lo que se juzga en sí es el mismo hecho de la monogamia por unos hombres que en su juventud militaron en la revolución del Mayo Francés de Mayo de 1111968.

Los magistrados justifican sus acciones como actores de una obra del absurdo, con unas justificaciones  bizarras que no entiende nadie, pero que todos admiran y aplauden, y que acaba en un baile más descabellado que el propio film, en el que cada uno cumple sus fantasías.Todo ha sido un mal sueño de un camarero que participa en una carrera compitiendo con los de su profesión para alcanzar el primero la meta, llevando en su mano una bandeja con un servicio. ¿amor, fantasias, desamor...? De todo un poco.

Comentarios