Dos Vidas. Georg Maas y Judith Kaufmann



__________________________________________________________________________________________________________________


Ficha técnica:

Título original: Zwai Leben
País: Alemania/Noruega.
Año: 2012.
Duración: 97 minutos.
Género: Thriller.

Dirección: Georg Maas y Judith Kaufmann.
Guión: Georg Maas, Christof Tölle, Stale Stein Berg y Judith Kaufmann
Dirección de Fotografía: Judith Kaufmann
Música: Christoph M. Kaiser y Julian Maas
Edición: Hansjorg Weissbrig

Diseño de Vestuario: Ute Paffendorf
Maquillaje y peluquería: Susana Sánchez y Mia Kalve

Compañías. Distribuidora: Karma Films

_________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Juliane Köhler: Katrine,
Liv Ullman: Ase,
Sven Nordin : Bjarte,
Ken Duken : Attornee,
Julia Bache-Wiig : Anne,
Rainer Bock :Hugo,
Thomas Lawinky, Klara Manzel :Katrine de joven.


__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Europa 1990. El muro de Berlín acaba de ser derribado. Katrine creció en la Alemania del Este pero vive desde hace 20 años en Noruega. Es una "hija de la guerra" (fruto de una historia de amor en plena Segunda Guerra Mundial entre una mujer noruega y un soldado alemán). Disfruta de una familia feliz junto a su madre, su marido, su hija y su nieta. Pero cuando un abogado les pide a Katrine y a su madre que colaboren como testigos en un juicio contra el estado Noruego a favor de los niños de la guerra ella se niega. Gradualmente, toda una red de secretos se van descubriendo hasta que Katrine es finalmente despojada de todo, y sus seres queridos se ven obligados a posicionarse: ¿Qué tiene más peso, la vida que han vivido juntos o la mentira en la que está basada?


___________________________________________________________________________________________________________________


Críticas:

"Con una efectiva textura de grano duro y bonita fotografía de colores muy contrastados para los flash-backs, los directores, sin embargo, no aciertan a ordenar su apasionante material dramático hasta un final redentor (quizá demasiado), en el que todos los hilos se unen, después de un innecesario mareo al espectador." (Espionaje fratricida. Javier Ocaña. Diario 'El País')



Comentarios