El juego del matrimonio. Ira Sachs






_________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Married Life
País: Estados Unidos
Año: 2007
Duración: 90 minutos

Dirección: Ira Sachs
Guión: Ira Sachs & Oren Moverman, basado en el libro 'Five Roundabouts to heaven de John Bingham
Casting: Avi Kaufman
Director de Fotografía: Peter Deming, a.s.c.
Música: Dickon Hinchliffe Supervisor: Susan Jacobs
Editor: Affonso Gonçalves
Director artístico: Gwendolyn Margetson
Decorador del set: Carol Lavallee

Diseño de Vestuario: Michael Dennison
Responsable del maquillaje de 'Harry' & 'Pat': Monica Huppert
Responsable del maquillaje de 'Richard' : Jayne Dancose
Resposable del maquillaje de 'Kay': Linda A.Grimes
Estilista de peluquería: Robert Pandini

Productores: Sidney Kimmel, Jawal Nga, Steve Golin, Ira Sachs
Productores ejecutivos: William Horberg, David Nicksay, Geoff Stier, Adam Shulman, Matt Littin, Alix Madigan-Yorkin Bruce Toll
Diseño de producción: Hugo Luczyc-Wyhowski
20thCentury Fox, Metro Goldwyn Mayer, Didney Kimmel Entertainment presentan a Anonymus Content/Firm Films Prodcution

___________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Chris Cooper : Harry Allen
Pierce Brosnan: Richard Langley
Patricia Clarkson: Pat Allen
Rachel McAdams: Kay Nessbitt
David Wenham: John O'Brien

__________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:

Un enredo ubicado en los años 40, en el que todos engañan a todos y  uno saca provecho de las mentiras y las infidelidades ajenas, despertando en todos ellos la mala conciencia de cimentar su felicidad sobre la desgracia ajena. Harry (Chris Cooper) engaña a su mujer, Pat (Patricia Clarkson, con una jovencita, Kay Nessbitt (Rachel McAdams); el más débil del grupo, el que cultiva más mala conciencia sin motivo, está a punto de cometer un crimen para liberar a su esposa del  sufrimiento.

___________________________________________________________________________________________________________________


Comentario:

'El juego del matrimonio' es un film muy convencional, realizado por un director distinguido en festivales de cine independiente (Toronto, Sundance), Ira Sachs, que no pretende hacer la revolución en el seno de una de las instituciones más antiguas de la sociedad, que nació junto a la propiedad privada y el estado. Hace algún guiño al público, al que al final apela directamente con una pregunta retórica: "Si hay alguien en la sala que sepa lo que pasa por la mente de quien duerme a su lado, por favor que levante la mano. Se que no puede". Insinuaciones muy moderadas, como la de que se puede cambiar el rol de las parejas y que sean las mujeres las que busquen el placer físico y no el  enamoramiento y la pasión son la vía  utilizada por el realizador para provocar el extrañamiento de sus espectadores, pero recurre a prototipos de mujer muy clásica,  que evocan al gran maestro del thriller, esas féminas atractivas de cabello casi albino, recogido en un moño y trajes de corte discreto, o sastres que insinúan las formas pero no las marcan. Todas unas señoras.

El hombre soltero juega con las contradicciones de la pareja constituida de acuerdo con el canon que establece el constructo patriarcal, en cuyos márgenes se produce la pasión desbordante que empuja al engaño, la traición e incluso el asesinato. Pero el tono es superficial, apenas roza la comedia y desde luego no  tiene la fuerza de un drama o un thriller de suspense, sino más bien de una historia  frívola  que circula por estos géneros sin profundizar en ninguno. La relación entre los personajes principales es poco verosímil y si el espectador pone algo de interés en su seguimiento es por curiosidad, jamás embargado por la intriga o la emoción. Cine clásico con alguna pretensión de ruptura con los tópicos sociales en torno al amor romántico, muy cuestionado por el discurso, pero capaz de alterar a quien lo padece seriamente. Quien dude de ello puede entretenerse leyendo a Proust y su historia del amor de Swan, que derrotó a un hombre importante y lo convirtió en un juguete en manos de una mujer que ni tan siquiera era su tipo; nada de estos pasa en la película de Sachs, en la que todo el mundo ve en las crisis una segunda oportunidad de ser felices.



Comentarios