La segunda mujer. Umut Dag. Comentario










 Ficha técnica: 


Título original: Kuma
País: Austria
Año: 2012
Duración: 89 minutos

Dirección: Umut Dag
Guión: Petra Ladinigg, según un argumento de Umut Dag
Casting. Austria: Martina Poel; Alemania: Finalcast, Emrah Ertem; Turquía: Harika H.Uygur Ulku
Dirección de Fotografía: Carsten Thiele, b.v.k. Color
Música: Ive Zabkar.
Montaje: Claudia Linzer.
Dirección artística: Katrin Huber.
Sonido: Sergey Martynyuk.

Diseño de Vestuario: Cinzia Cioffi
Maquillaje: Martha Ruess, Isabella Lechner

Productores: Veit Heiduschka y Michael Katz
Diseño de producción: Katrin Huber
Director de producción: Michael Katz
Compañías: ORF, Films Boutique, Veit Heiduschka/Michael Katz presentan una producción de Wega Film. Distribuidora: Karma Film Estreno en España, 14 de febrero de 2014.


Intérpretes: 


Nihal G.Koldas: Fatma,
Begüm Akkaya: Ayse,
Vedat Enricin: Mustafa,
Murathan Muslu: Hassan,
Alev Imak: Kezvan,
Aliye Esra Salebci: Gülsen,
Ethem Saygieder: Ibrahim,
Abdulkadir Tuncer: Mehmet,
Dilara Karabayir: Nurkan,
Merve Cervik: Elmaz,
Abdulkadir Gümüs: Mehmet,
Aydemir Gündüz: Baran,
Erdem Turkoglu: Davut,
...


Sinopsis: 


El director austriaco de origen turco debuta como director con 'La segunda esposa' (Kuma 2012). Narra la historia de Aysse (Begüm Akkaya), una joven de un pequeño pueblo de Turquía, que marcha a Viena para convertirse en la segunda mujer de Mustafá, un hombre mayor, casado y con hijo. La chica encontrará en Fatma (Nihal G.Koldas) una aliada inesperada en tan incómoda situación.

Cuando Ayse celebra su boda en el pueblo en el que vive, todos creen que se ha casado con Hassan, un guapo joven poco mayor que ella. Pero en realidad Ayse abandona Turquía para convertirse en la segunda esposa de Mustafa, el padre de Hassan. Al llegar al nuevo hogar en Viena algunos de los hijos mayores de su marido le dan la espalda pero Fatma, la primera esposa de Mustafá la acoge como una digna sucesora que atenderá y cuidará la familia cuando ella ya no esté. Las dos mujeres iniciaron una amistad muy especial basada en la confianza total. Pero esta relación se verá cuestionada cuando la familia tenga que enfrentarse a un difícil golpe del destino, La segunda mujer es la historia de la relación entre ambas mujeres y de los conflictos que surgen cuando Ayse traspasa los límites que Fatma siempre había valorado.

 _______________________________________________________________________________________________________________ 

Críticas: 

Isabel Paredes, ( La segunda esposa. Sobre la inmigración y la situación de la mujer. Dirigido por...Febrero 2014), realiza un análisis inductivo del lenguaje utilizado por Dag, que partiendo de lo particular intenta llegar a conclusiones generales, utilizando como base dialéctica el enfrentamiento entre dos mujeres, en condiciones sociales y de sumisión muy parecidas, basado en la edad, en la pertenencia a generaciones diferentes. Este viaje iniciático de la joven, que no sólo se integra en una nueva familia con obligaciones nuevas, sino en una sociedad muy diferente, conlleva una gran carga de violencia íntima para una mujer que no sólo debe aceptar el marido que se le ha impuesto, sino pasar a formar parte, como un elemento extraño, de un cuerpo social diferente. "La segunda mujer", concluye, se nos antoja como un retrato, alrededor de unos temas, muy interesante, máxime cuando Dag apuesta por la sencillez de la puesta en escena y en el trabajo del drama doméstico para conseguir que lo cotidiano acabe siendo representante de algo más que un núcleo reducido y se alce como una buena visión de una parte de la sociedad y de algunos de sus problemas y malestares."


Comentario:


Un film muy oscuro sobre la opresión que ejerce la institución familiar sobre los individuos que la integran, y, en particular, en  una sociedad de hondas convicciones en lo relativo  a la sumisión de la mujer  y la persecución de los homosexuales, hasta extremos insospechados, que van mucho más allá que cubrirse la cabeza con un velo o mantener su orientación sexual en la clandestinidad. Los derechos de los insumisos son violados en países modernos, civilizados y respetuosos con los derechos humanos, como Austria, en los que cineastas como Umut Dag puede contar historias como la de Ayse y Hassan, en los que los más conservadores encuentran la forma de esquivar las leyes y seguir impidiendo que la modernización que conlleva la liberación personal contamine a los de su grupo.

Ayse y Fatma pertenecen a dos generaciones distintas, pero sus condiciones de vida y su situación en la sociedad es la misma, a pesar de la distancia que las separa; Ayse debía estar más cerca de Durcan, la hija de su nuevo esposo, nacida en Austria y más adaptada al país de acogida, la única que no suelo llevar el pañuelo que cubre su cabeza en casa, del que sólo se desprenden las mujeres cuando se encuentran en la intimidad con sus maridos. Dice Isabel Paredes que Umut Dag realiza un análisis inductivo, en el que, partiendo de un caso particular, intenta extraer conclusiones generales, a través de la dialéctica entre dos mujeres de diferentes generaciones. Pero, ¿ dónde nos quiere llevar Umat con esta historia? Lo que se pone en evidencia es la solidez de las convenciones sociales de las diferentes culturas, que llegan a formar células sociales firmes y sólidas dentro de una sociedad tan bien estructurada como la austriaca, y que pasen desapercibidas para la población. Ayse se casa con Hassan, el hijo de Fatma y Mustafa, un joven homosexual, que esconde su condición, para ser en realidad la esposa de su padre; la madre, enferma de cáncer, pretende ignorar el hecho sustancial, pero encuentra una buena forma de proteger a su hijo ante las graves consecuencias que su orientación sexual puede conllevar. Ayse es acogida, en general, como uno más de la familia, con tal de que mantenga siempre las formas y jamás, pase lo que pase, se enamore de nadie de su edad. Su  obligación es sustituir a la mujer enferma y cuidar de todos, algunos mayores que ella. Esta situación es inamovible y cualquier violación del estatus puede suponer la aplicación de graves penas, de las que se encarga el colectivo, que pueden llevar incluso a la ejecución. Ayse acabará sola  y aislada en medio de una gran familia, que le cierra definitivamente sus fuerzas y, a la vez, le impide escapar de la 'cárcel' en la que la han recluido.

Todos son muy buena gente, siempre y cuando todos se sometan a las duras condiciones que impone su sistema social importado e incrustado en la vieja Europa. Es muy significativa, sin embargo, la reacción de Ayse cuando su 'marido' de hecho intenta una caricia, que se acaba resolviendo con un beso casto en la frente. Las noches son otra cosa, y como consecuencia de lo que ocurre en la intimidad de un cuarto improvisado Ayse queda embarazada. Sólo Nurkan se rebelará, aunque, como los demás miembros de la familia, seguirá respetando las costumbres ancestrales de su pueblo. Umut Dag, realizador austro-turko, denuncia estas prácticas y realiza un film imprescindible para entender a su propio pueblo y la tesitura en la que se encuentran muchos jóvenes de origen turco como él, nacidos ya en Europa. "La situación de las segundas mujeres sucede en algunos países del este. No en todos, pero sucede. Muchas veces va contra la ley pero aún así sucede. Porque sé que ocurre esto, he podido hacer esta película. Quizás otros que lo desconozcan no habrían podido hacerla porque carecerían de las referencias que he tenido yo." (Umat Dag. www.cinemaldito.com).


Comentarios

  1. Parece bastante interesante, donde se puede ver?
    xx

    ResponderEliminar
  2. Flipas, Juan. Un film imprescindible para poder opinar sobre ciertas cuestiones, que el cineasta turko-austriaco aborda con sabiduría e inteligencia en un país de contrastes, en el que los sectores progresistas gozan de la mayor libertad de expresión. Tú conoces a alguno, y, cuando se conjugan el conocimiento de aquello de lo que hablas, que es de tu propia cultura, con la posibilidad de gritárselo al mundo, el resultado es genial.Adoro este país.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!