Lo que la verdad esconde. Robert Zemeckis.






Ficha técnica:


Título original: What Lies Beneath
País: Estados Unidos
Año: 2000
Duración: 123 minutos

Dirección: Robert Zemeckis
Guión:Clark Gregg, basado en una historia de él mismo y Sarah Kemochan
Casting: Ellen Lewis y Maria DeBonis
Direción de Fotografía: Don Burgess, a.s.c.
Músia. Composición y dirección: Alan Silvestri
Edición: Arthur Shmidt
Supervisor efectos visuales: Robert Legato
Productor asociado: Steven Boyd,  Cherylanne Martin
Diectores artísticos: TTony Fanning, Stefan Dechant y Eliabeth Lapp
Decorador del set: Karen O'Hara

Diseño de Vestuario: Susie DeSanto; diseñador de  Harriso Fonrd: Bernie Pollack
Responsable de maquillaje: Deborah La Mia Denaver
Responsable de peluquería: Janice Alexander


Productores: Steve Starkey, Robert ZZemeckis, Jack Rapke
Productores ejecutivos: Joan  Bradshaw, Mark Johnson
Diseño de producción: Rick Carter y Jim Teegarden
20 th Century Fox  y  Dreamworks Pictures presentan a Image Movers Production


Intérpretes:


Harrison Ford:  Norman Spencer,
Michelle Pfeiffer: Claire Spencer,
Diana Scarwid: Jody
James Remar: Warren Feur,
Miranda Otto: Mary Feur,
Webdy Crewson: Elena,
Amber Valletta: Madison Elizabeth Frank
Katharine Towne: Caitlin Spencer,


Sinopsis :


Hace un año que el Doctor Norman  Spencer (Harrison Ford)  traicionó a  su mujer  Claire , (Michelle Pfeiffer). Pero, al no conocer  la esposa la verdad y haber concluido el affaire amoroso, la vida y el matrimonio de Norman se antojaban tan perfectos  que hace saber a su marido que oye voces misteriosas y que ha visto la imagen espectral de una joven mujer en su casa. Él rechaza su creciente terror haciéndole creer  que son imaginaciones suyas. Sin embargo, a medida que la mujer se va acercando a la verdad, se hace patente que esta aparición no puede ser rechazada que ha vuelto a por el Doctor y su guapa mujer.

Críticas :


Puede que no convenza, pero ver a Ford y Pfeiffer juntos es una ocasión que no se debe dejar pasar de largo. "What Lies Beneath" es una convencional intriga de lujo salpicada con buenos momentos de suspense y terror. A pesar de su exagerado final y de las malas críticas recibidas, obtuvo en todo el mundo un gran éxito de taquilla. Lo que la verdad esconde es que hay nombres en Hollywood que arrastran multitudes a los cines. (Pablo Kurt. Filmaffinity).



Comentario:


Lo que la verdad esconde es un producto cinematográfico que presenta una mezcla de géneros, -thriller, suspense, terror...-, que navega por el constructo de género con dos constantes: la presencia de diferentes mujeres, que forman parte de distintos estatus económicos y sociales, hecho que permite extraer conclusiones más generales, y la solidaridad de las féminas que deambulan por el film. Claire es un mujer guapa, elegante, distinguida y una buena concertista de chelo, muy similar físicamente a Madison Elizabeth Frank, (Amber Valletta), aunque menos joven que ella pero de una clase social muy superior; Madison es una buena estudiante, alumna de Norman, que vive en una casa modesta con su madre viuda y que hasta el momento ha tenido un expediente académico brillante. Junto a la mansión de Norman y Claire vive una pareja, con menos recursos que los Spencer, ( de acuerdo con los signos externos que nos deja ver Zemeckis, cuyas cámaras jamás entran en el interior de la casa), un psicólogo y su mujer, cuyas experiencias conyugales quedan en una de las muchas zonas oscuras de la película, como el poder determinar con claridad  si ella es objeto de maltratos físicos y psicológicos, o todo es producto de la imaginación de Claire. Por último, nos presenta un prototipo de mujer que celebra la separación de su marido con la alegría de perder un hombre y adquirir con la jugosa pensión que le proporciona el divorcio un coche descapotable al mismo tiempo.  

La primera secuencia nos da muchos de estos datos, utilizando como recurso un plano secuencia cargado de información: los Spencer son  una familia media americana acomodada, constituida por un matrimonio de guapos con una hija en edad universitaria, una casa elegante, bien decorada, un perro con pedigree, y un barco anclado en una pequeño lago, amarrado a un embarcadero que se divisa desde la ventana de la casa, lugar desde el que también se pueden avistar las peleas de  la pareja vecina, con la que compiten los Spencer haciendo el amor en su cama de diseño; las ventanas funcionan como las de Hitchcock, pero han perdido todo su carácter de atalaya indiscreta, desde la de un hombre que no se puede mover construye en su imaginación una historia que acaba ajustándose a la realidad; la película de Zemeckis, que comienza con un prólogo muy inquietante, aunque parece seguir los pasos del maestro, bien pronto se va desviando por otros derroteros, dando abundantes  pistas falsas que funcionan a modo de macguffin y que van apuntando a diversos responsables de los extraños sucesos que se producen en la casa, hasta que un detalle aparentemente insignificante coloca a Claire, y con ella al espectador, en la pista correcta. El acceso de la niña a la Universidad  y la evocación del pasado, que la madre persigue en pos de la hija ausente, removiendo en los álbumes de fotografías, permiten construir el perfil de los actores principales de unos hechos pasados y presentes que se resuelven con una tragedia, a la vez que profundizan en los rasgos que los caracterizan e interesan al avance y desarrollo de la historia.

Donde el film se muestra más débil es en la lógica de su propia representación de lo irreal y fantasmagórico, en su ilazón a lo largo de la trama, en la organización de los sustos y la intensidad de los mismos, e, incluso en la integración en una historia que, finalmente, se muestra realista, posible y verosímil, sin nada que justifique una presencia extraña en una casa encantada, una enorme mansión que Norman ha heredado de su padre y está remodelando y convirtiendo en un hogar de diseño, que abarca desde el albornoz hasta el teléfono, pasando por los cojines, las lámparas, los sillones... y a la que ahora se incorporan tablas ouijas y libros esotéricos; nada produce turbación en esa casa, y si embargo las primeras imágenes de una bañera que se convierte en la auténtica protagonista, indican que algo no funciona bien. en el medio o en la mujer. Una especie de vendetta femenina de la que forman parte, incluso la alegre divorciada, que supone un contrapeso a la denuncia de la violencia de género en el seno de una familia culta, acomodada y con una buena posición social, elementos que pueden volver muy  feroces a quienes se ven en riesgo de perder cualquiera de estas cosas. Algunas cuestiones quedan sin explicar bien, como el hecho de que el móvil de la pareja sólo funciones en la mitad del puente que deben cruzar para acercarse a la ciudad; cuando llegamos a la posible comprensión de estos hechos, Norman ya ha dado otra explicación.


Comentarios