Synecdoque, New York. Comentario.




__________________________________________________________________________________________________________________


Ficha técnica:

Título original: Synechdoche, New York.
País: USA.
Año: 2008.
Duración: 124 minutos.

Guión y dirección: Charlie Kaufman (ópera prima)
Casting: Jeanne MacCarthy
Dirección de Fotografía: Frederik Elmes, a.s.c. Color DeLuxe.
Música: Jon Brion; Bonnie Greenberg.
Montaje:  Robert Frazen.
Supervisor efectos visuales: Mark  Russell

Diseño de Vestuario: Melissa Toth.

Productores: Anthony Bregman, Spike Jonze, Sidney Kimmel y Charlie Kaufman.
Productores ejecutivos: William Horberg, Bruce Toll, Ray Angelic.
Diseño de producción: Mark Friedberg.
Compañías: Likely Story, Projective Testing Service, Russi Production, Sidney Kimmel Entertainment.


___________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Philip Seymour Hoffman: Caden Cotard,
Samantha Morton: Hazel,
Michelle Williams: Claire  Keen,
Catherine Keener: Adele Lack,
Emily Watson: Tammy,
Dianne  West: Ellen Bascomb,
Jennifer Jason Leigh:  María,
Hope Davis:  Madeleine Gravis,
Tom Noonan: Sammy Barnathan,
Rosemary Murphy: Frances,
Amy Wright: agente inmobiliaria.
Joe Lisi: Maurice.

___________________________________________________________________________________________________________________

   
Sinopsis:

Synecdoche...cuenta la historia de Caden  Cotard (Philip Deymor Hoffman)), un dramaturgo excéntrico, que vive con Adele Lack y su hija Olivia . Propenso a las neurosis, a las dudas y preso de una enorme inseguridad, descubre que también sufre de una enfermedad termina. Al recibir una pretigiosa beca MacArthur su reacción consiste en montar una igantesca obra de arte total con el objeto de recrear la historia de su propia vida, casi a tiempo real. Una obra de simulacros y simulación, que proyecta representar en un almacén con una réplica de Nueva York de tamaño natural.

___________________________________________________________________________________________________________________

Crítica y Comentario:

Pero, ¿qué es lo real? " Y es que ahí  yace  como transfondo idealizado e inabarcable el problema de  la representación, la lucha posmoderna contra el mito platónico de la caverna y la sombra alargadísima de la mímesis (...) Hoy pocas ilusiones quedan y plasmar la caída del idealismo, de tanta pompa y grandilocuencia, solo tiende a provocar una sonrisa  sarcástica o un amago de piedad."(Synecdoche, Nueva York. El mundo es un teatro.Aurélien Le Genissel).

Charlie Kaufman
Charlie Kaufman sorprende con una opera prima cargada de alto voltaje, impregnada de una sabiduría ancestral que conlleva al pesimismo de quien ha vivido mucho, ha perdido la esperanza y ha desembocado en el cinismo más absoluto, perdiendo y haciéndonos perder la noción entre lo real y lo ficticio, lo vivido y lo imaginado, con un resultado malsano, en el que una parte, cualquiera de las dos dimensiones,  se confunde con la otra. Nuestros temores, nuestros fantasmas, -el desamor, la imposibilidad de la pareja trascendida a cualquier contexto y situación -, pesan sobre nosotros a lo largo de toda nuestra vida, en la que con frecuencia, como en la sinécdoque, que da nombre al film, las pequeñas y constantes afecciones físicas toman el lugar de la enfermedad definitiva, la que nos llevará a la muerte, de tal forma que, cuando ésta llegue la habremos vivido mil veces. A Aurélien Le Genissel le ha provocado una sonrisa, a nosotros la náusea, el escalofrío de ver a un hombre con la cara llena de pústulas y que en la secuencia siguiente, y a continuación, sin transición ni elipsis de ningún tipo, el rostro presente total normalidad; ver a un hombre llorar por una niña de cuatro años, completamente tatuada, que ya es una mujer adulta que vive de conmover a los hombres con su cuerpo. Jamás habíamos visto en la pantalla a Philip Seymour Hoffman tan deteriorado.

El protagonista, Caden Cotard (PhilipSeymour Hoffman) recibe una beca de gran cuantía para llevar a cabo un proyecto teatral de envergadura, cuya ejecución corre paralela a su propia vida y cuyos decorados son una réplica de su ciudad, Manhattan. Los años van transcurriendo y nada avanza en ninguna dirección: Caden, víctima de una enfermedad terminal no muere, ni el decorado, que va a ser el marco de su historia,  se concluye, ni los actores ensayan sus papeles... La actividad creativa de este autor teatral sufre los envites constantes de su hipocondría y sus fracasos sentimentales, y su actitud escéptica y destructiva ante la vida está influenciada por Harold Pinter, que murió el mismo año que Kaufman hizo su película, y cuyas primeras obras fueron caracterizadas como "comedia de la amenaza" o "de la violencia". Violencia más estructural y cultural que física  y directa (triángulo de Haltung) que el espectador siente como una bofetada.

Los fracasos de este hombre están a la altura de su inteligencia excepcional: su primera mujer le deja por una amiga de ambos, al descubrir su verdadera orientación sexual. Se lleva a su hija y la educa de acuerdo con sus convicciones, llenando su cuerpo de 'tatoos' y preparándola para disfrutar del mismo y proporcionar placer, con éste como instrumento, a los demás, ya sean hombres o mujeres; las otras féminas que ocupan un lugar en su vida son, claramente, unas segundonas en relación con Adele Lack (Chritine Keener), que no quiere morir sin escuchar antes de boca del dramaturgo que él también es homosexual, sin importar si tal hecho es verdadero o no.

La conclusión más triste es que un auténtico genio, un hombre que recibe el apoyo de una importante institución, que concede becas cuantiosas para la realización de proyectos de  importancia duradera, vivió una vida desgraciada, infeliz, asaltado constantemente por su angustia vital, cuyo resultado se llevó a la pantala con una película profundamente perturbadora, inquietante,en la que difícilmente se puede sentir que el interés decae, como ocurre  en una obra de Pinter,en la que la intensidad de la experiencia dramática está garantizada. (cartografo.com.es)

(A la izquierda Harold Pinter )

.

Comentarios