Vampire Academy. Mark Waters.



__________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Vampire Academy.
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Duración: 104 minutos.
Género: Comedia.

Dirección: Mark Waters.
Guión: Daniel Waters, según la novela de Richelle Mead.
Casting: Marci Liroff.
Direcció de Fotografía: Tony Pierce-Roberts. Color.
Música: Rolfe Kent; supervisión: Howard Paar.
Montaje: Chris  Gill.
Director artístico: Daniel Waters.

Diseño de Vestuario: Ruth Myers
Maquillaje y peluquería: Pam Haddock

Productores: Susan Montford, Don Murphy, Deepak Nayar y Michael Preger.Sarony.
Productor ejecutivo: Paul Sarony.
Productores delegados: Stuart Ford y Bob y Harvey Weinstein.
Diseño de producción: Frank Walsh
Compañías. Productoras:  Angry Films, Kintop Pictures, Preger Entertainment, Metropolitan Filmexport, Reliance Entertainment.

___________________________________________________________________________________________________________________


Intérpretes:

Olga Kurylenko: Kirova,
Zoey Deutch: Rose Hathaway,
Danila Kozlowsky: Dimitri Belikov,
Lucy Fry: Lissa Dragomir,
Gabriel Byrne:  Victor Dashkov,
Joely Richardson: Reina Tatiana,
Sarah Hyland: Natalie,
Dominic Sherwood: Christian Ozera,
Cameron Monaghan: Mason,
Sami Gayle:Mia Rinaldi.

___________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis:


Rose Hathaway ( Zoey Deutch), es una Dhampir, mitad humana y mitad vampiro, que está entrenándose para convertirse en una guardiana en la academia de San Vladimir junto con otros de su condición.

___________________________________________________________________________________________________________________


Crítica:

La inestabilidad e inseguridad ideológica en que nos movemos, en la que la gente se deja guiar mucho más por sus emociones y sentimientos que por la fidelidad a algún que otro principio que califique al que escribe,  se hace patente en la crítica de Tomás Fernández Valentí, al que su perfil de Wikipedia, que no parece discutir, lo define como un crítico que "ha defendido constantemente que una película no vale lo que su guion o su temática, y que por tanto conviene volver a analizar su puesta en escena para entender su alcance global: de ahí que sus análisis se centren más en la relación entre cada filme y sus responsables en vez del estudio de la relación establecida entre la cinta y la sociedad que la ha generado." Una forma de entender el arte que se 'desentiende' de las recetas de Arnold Hauser, para el que, si el arte no tiene una función social, no se puede considerar tal.

Partiendo de esta premisa, compara Vampire Academy, con las que tacha de  horribles franquicias de Crepúsculo,  Los juegos del hambre (¿?) y Divergente, comparándolas con las novelas , escritas muchas veces para la ocasión,(una bonita forma de matar dos pájaros de un tiro), de Richelle Mead, Stephenie Meyer, Suzanne Collins y Verónica Roth (¿Las habráleído todas?), lo que le lleva a la conclusión de que "a falta de conocer la novela de Mead, Vampire Academy es considerablemente más entretenida que aquellas, con lo que su fiasco de taquilla en salas estadounidenses tan solo puede atribuirse a una mala campaña publicitaria." Pasa. a continuación, a autojustificarse: "Entiéndaseme: no pretendo reivindicar Vampire Academy como si fuera una supuesta maravilla injustamente incomprendida, pero tengo que reconocer que, comparada con sus nada ilustres predecesoras (...) su oferta resulta relativamente más atractiva." Acaba, al fin asociándola con la saga de Harry Potter y producciones televisivas como Buffy, caza vampiros o Crónicas vampíricas. (Vampire Academy. Harry Potter con colmillos. Dirigido por...Julio/Agosto de 2014, pág. 17).

Críticas como ésta tienen la ventaja de que son tan subjetivas, especialmente si buscamos la sujeción a un texto, pasando de la calidad del  producto visual, que dan al lector la plena libertad de decidir lo que le gusta o no, sin necesidad de 'calentarse más los cascos' ( su objetivo finalista). Por otro lado el público adolescente que se entusiasma por estas historias románticas de vampiros (nada que ver con 'Los juegos del hambre', más incómoda, por cierto) suelen inclinarse por este tipo de lecturas,  moda que comenzó con la saga del famoso mago Harry Potter, un auténtico bestseller.

La crítica norteamericana no ha sido, ni  mucho menos, tan condescendiente. Peter Travers (Rolling Stone) le da con saña cuando afirma que la película no necsita una crítica, sino una estaca en el corazón.Y no  es el único que da esta idea. (ver Filmaffinity y sus extractos de crítica estadounidense). Aunque el estreno se anunciaba en España para el 25 de julio, los cines parecen haber reaccionado con cierta pereza. dados los antecedentes en el país de origen del film; quizás tenían miedo a quitar de la cartelera otras películas que sí funcionan.

En España también hay quien ha seguido esta tónica, como José Arce que introduce su análisis con este juicio en su entradilla: "Uno de los más sonrojantes intentos de Hollywood de colarles una nueva franquicia a los chavales a partir de una saga literaria juvenil. Mala a rabiar, de lo peor que vamos a ver este 2014." ("Vampire Academy": dientes, dientes. La Butaca,net).



Comentarios