Belle Comentario





________________________________________________________________________________________________________________ 

Ficha técnica: 

Título original: Belle
País: Estados Unidos
Año: 2014
Duración: por confirmar

Dirección: Amma Asante
Guión: Misan Sagay
Director de casting: Toby Whale, c.d.g.
Dirección de Fotografía: Ben Smithard, b.s.c.
Música: Rachel Portman; supervisor musical: Maggie Rodford
Editores: Pia Di Ciaula, Victoria Bodydell
Mezclador de sonido: Alistair Crocker AMPS

Diseño de Vestuario: Anushia Nieradzik

Diseñadora de peluquería y maquillaje: Marese Langan

Productores: Damian Jones (La Dama de Hierro)
Productores ejecutivos: Steve Christian, Julie Goldstein, Steve Norris, Ivan Dunleavy, Phil Hunt, Comptom Ross, Christopher Collins
Co-Productores: Jane Robertson, Robert Norris
Diseño de producción: Simon Bowles
Compañías: Fox Searchlight Pictures, Isle of Man Film y Pinewood Pictures y BFI presentan en asociación con Head Geard Films y Metrol Technology una producción de DJ Films.

___________________________________________________________________________________________________________________

 Intérpretes. 

 Gugu Embatha Raw: Dido Elisabeth Belle
Sarah Gadon: Lady Elisabeth Murray
Mirnanda Richardson: Lady Ashford
Tom Wilkinson: Lord Mansfield
Sam Reid: John Davinier
Penelope Wilton: Lady Mary Murray
Tom Felton: James Ashford
James Norton: Oliver Ashford
Matthew Goode: Sir John Linsday, padre de Dido
Emily Watson : Lady Mnsfield.
       __________________________________________________________________________________________________________________

Sinopsis: 

'Belle' está basada en la historia real de Dido Elizabeth Belle (Gugu Mbatha-Raw), la hija mestiza ilegítima de un almirante de la Royal Navy. Criada por su tío abuelo Lord Mansfield (Tom Wilkinson) y su esposa (Emily Watson), el linaje del que procede Belle le ofrece ciertos privilegios, aunque el color de su piel le impida participar plenamente de las tradiciones de su estatus social. Siempre con la duda de si encontrará el amor, Belle se enamora de un joven idealista, hijo de un pastor, empeñado en el cambio. Juntos intentarán cambiar el papel de Lord Mansfield, Presidente de la Corte Suprema, para acabar con la esclavitud en Inglaterra en el siglo XVIII.

 __________________________________________________________________________________________________________________

 Notas de producción: 

 Criada como una mujer aristócrata, Dido Elizabeth Belle (Gugu Mbatha-Raw), la hija ilegítima mestiza de un almirante de la Royal Navy del siglo XVIII, lleva una vida poco corriente, desconocida para otras como ella. Belle es una animada joven envuelta en el juego del matrimonio y el estatus social de la época y, a la vez, una forastera, cuya identidad le impide ser tratada como una igual en la sociedad. Pero cuando se enamora del fogoso joven aprendiz de derecho John Davinier (Sam Reid), en medio del histórico juicio de Gongship –que pone a la esclavitud en el centro del huracán– Dido tiene que tomar decisiones poco comunes para una mujer de su época. Por un lado, están los deseos del corazón y, por otro, los prejuicios de la sociedad y las clases sociales contra su autoestima. Mientras tanto, inspira a las personas que están a su alrededor para que puedan imaginar un mundo más libre. A la directora Amma Asante le apasionaba la idea de darle una vuelta de tuerca más al sentido y sensibilidades de una película romántica de época, añadiendo a la mezcla de atracción, relaciones maritales, clases sociales y sexos una serie de preguntas provocadoras acerca de la raza, los prejuicios y la justicia. “Nunca he visto una película sobre los elementos que tan bien conocemos de Jane Austen–el mercado del matrimonio, las niñas convirtiéndose en damas de la sociedad, el afán de romances– combinado con una historia sobre el final de la esclavitud”, asegura Asante. 

La historia de amor de 'Belle' junta a dos personas que tienen todo en contra y cambia la percepción del mundo de Dido Belle por completo. “Dido pasa de ser una niña que dice ‘Como usted desee, señor’ a una mujer que dice ‘Como yo desee, esto es lo que necesito, esto es lo que es importante para mí’”, afirma Asante. “Pero no lo hace por ser una joven privilegiada que quiere más, sino porque es una mujer que dice: quiero igualdad en mi casa y en el mundo”. De la pintura a la pantalla. La chispa de BELLE prendió en un lugar inusual: un cuadro, que atrajo la atención del productor Damian Jones. Un cuadro de 1779, sin firma, que los historiadores atribuyen a Zoffany, un famoso retratista de la realeza y la alta sociedad británica. Esta inusual obra representa a dos mujeres hermosamente vestidas, una negra, otra blanca, aparentemente disfrutando del tiempo libre juntas. Las dos dirigen su mirada hacia el espectador; la chica negra luce una sonrisa pícara con una mano en su mejilla, mientras la otra, descansa de su libro y sin pensarlo agarra el brazo de su compañera. “Di con el cuadro en una visita a Kenwood House en el norte de Londres”, explica Jones. “Me quedé pasmado cuando vi este retrato tan ambiguo de dos mujeres deslumbrantes, una negra y otra blanca. ¿Eran amigas?, ¿eran hermanas?, ¿una era sirvienta? No se sabía. Se están tocando, tienen una sonrisa irónica… es fascinante. En la mayoría de los retratos de la época no aparecían personas negras, a no ser que fueran sirvientes o esclavos, claro. Ésa es la razón por la que quería seguir investigando”. Más tarde, Jones iba a descubrir que esa mujer que sonreía coquetamente en el cuadro era Dido Elizabeth Belle, quizás el único ejemplo de una dama mestiza en la sociedad de la Inglaterra georgiana y de una mujer que tuvo que luchar para encontrar su sitio en un mundo donde fue una pionera en todos los aspectos de la vida. Después de todo, en 1779, la economía del Imperio británico se basaba en el mercado de esclavos –menos de un tercio de la población negra de Londres era libre– a pesar de todas las voces que clamaban en contra.

__________________________________________________________________________________________________________________

Comentario:

El film no es novedoso ni formal ni discursivamente. Es el paradigma de una película en la que el 70 % del metraje esta construido con el juego convencional del plano/contraplano, con alguna panorámica para mostrar la majestuosidad  y la solera de los hombres de la época paseando en sus elegantes monturas por sus villas en el campo, algún plano de detalle significativo del lujo en un ambiente en el que ya pululaban los burgueses, convertidos en  lores y ladys, que habían ascendido en la escala social  y buscaban esposas entre las nobles empobrecidas, con título pero sin fortuna. Incluso una chica mulata, como Belle podía servir a los intereses mutuos de la clase y el dinero.

En lo que sí resulta, al menos digna de atención la película, con aspiraciones de profundidad cultural,  es en el intento de intelectualizar algo que ya empezaba a ser corriente: un cuadro colgado en las paredes de Kenwood House en el Norte de Londres, inquietó al productor Damian Jones y, tras rastrear los escasos datos que podían existir sobre una joven negra con porte aristocrático en la Inglaterra pre-revolucionaria de 1779, consiguió interesar a productores, guionistas y a la directora Amma Asante en su historia. Esta forma de actuar nos hace recordar cómo surgió la historia de Swan de Marcel Proust, que  en su primer libro de la ingente obra 'En busca del tiempo perdido' (Por el camino de Swan, 1913), relata el amor de este hombre por Odette Crézy, una prostituta de lujo del círculo de Madame Vedurin, que jamás sería aceptada en el aristocrático círculo del judío erudito, que también rechazó a la hija de la pareja. Charles llegó a sentir una pasión enfermiza, de origen intelectual, tras asociar un rostro que en principio le pareció vulgar, con la imagen de Shefora, la hija de Jetro y esposa de Moisés, de Boticelli, y está dispuesto a perderlo todo por satisfacer su capricho; Odette, buena conocedora de la sensibilidad masculina y de los juegos de poder en las relaciones amorosas, maneja a su antojo las inseguridades y los celos de Swann. Un día en la vida del protagonista es suficiente para transmitir al espectador estas sensaciones. En el epílogo vemos al personaje, ya viejo, confesando a su amigo Charlus, que siente que ha perdido mucho tiempo precioso de su vida, que ya no puede recuperar." (Video cultural club). "Y pensar, le dice, que he malgastado los mejores años de mi vida, que he deseado la muerte y he sentido el amor más grande de mi existencia, por una mujer que no me gustaba..."

Otros seguirían este sendero, como Eduardo Alonso en su novela 'El retrato del Schifanoia', una novela en la que un profesor de Historia, en plena crisis afectivaa causa de sudivorcio, se sentirá atraido por la mujer de un cuadro.Esta forma de plantear la historia va a provocar la focalización del espectador en la figura de Belle, pasando muy a segundo plano el contexto de lucha social y el fin del esclavismo en Inglaterra tras el macroproceso de Gongship, en el que unos negreros reclamaban al seguro que les indemnizara por la pérdida de unos esclavos que, tras su muerte fueron arrojados al mar, al descubrirse que lo que presentaban como un accidente había sido un verdadero asesinato de unos negros enfermos sin valor en el mercado.La gravedad del caso obligó a los ingleses a tomar la única posición moral posible, y acabó definitivamente con la compra-venta de hombres y mujeres. Pero siempre, en cualquier momento y lugar, a través de una ventana o la barandilla de la sala del Tribunal Supremo, será la bella Belle la que ocupe el centro de la atención de todas las miradas. Definitivamente la joven negra había cautivado al productor como Odette a Swan, y había arrastrado tras de sí a todo su equipo de rodaje. Y también al público con su belleza y discreción, tras una vida de maldisimulada discriminación, que acabó uniéndola definitivamente a los suyos.


Comentarios