De caballos y hombres. Benedikt Erlingsson.

Curioso cartel con una profunda carga semántica: el coito de dos caballos con un jinete sentado encima de la yegua, mientras es montada por un macho negro, propiedad de una  mujer que de esta forma lo humilla.



Ficha técnica:


Título original:  Hross i oss.
País: Islandia/Noruega/Alemania.
Año: 2013.
Duración: 81 minutos.
Género: Drama.

Dirección: Benedikt Erlingson.
Guión: Benedikt Erlingson.
Dirección de Fotografía: Bergstein Björgúlfsson.Color.
Música: David Thor  Jonsson; piezas de Ennio Morricone y  Nino Rota.
Edición: David Alexander Corno.
Dirección artística: Sigur Óli Pálmarsson.

Productor: Friderick'Ór Fri eriksson  & Hrossabrestur.
Productores ejecutivos: Erlingur Gíslason, Benedikt Erlingsson, Hjalti Gudmundsson, Kjartan Sveinsson. Bjarni Össurarson, sigrún þorgeirsdóttir, Lilja Össurardóttir, Bjarni H. Ásbjörnsson., Arnór Björnsson, Sigrídur Ásta Evpórsdóttir.Sigurdur Gísli Pálmason, Lilja Pálmadóttir.
Compañías: Icelandic Film Centre, Atvinnuvega-OG Nýsköpunarráduneytid, Náttúruverndarsjódur Palma Jónssonar, Stofnanda Hagkaups,  Leyknar  Myndir, Filmhusen Gruppen, Mogador Film. Distribución: Cameo.


Intérpretes:


Ingvar  Eggert: Sigurdesson: Kolbeinn,
Charlotte Bøving: Solveg,
María Ellingsen,
Kristbjörg Kjeld,
Helgi Bjórsson: Egill,
Erlingur Gislason,
Juan Camilo Román Estrada:Juan Camillo,
Kjartan Ragnarsson: Grimur,
Sigridu María Egilsdóttir.
...


Sinopsis:


Un relato sobre cómo se interrelacionan los hombres y los caballos y la impronta que dejan unos en otros. El amor y la muerte, así como la influencia del paisaje sobre hombres y animales, constituyen el background de la película.



Premios:


2013: Premio Kutxa Nuevos Directores, Festival de San Sebastián.



Críticas:


Quim Casas saluda el estreno de una película islandesa, una país del que apenas llegan producciones, excepto a algún que otro festival, la opera prima de un cineasta de "tema muy peculiar, construcción narrativa nada ortodoxa, cómico y severo a partes iguales." (...) Podríamos decir que 'De caballos y hombres' propone seis cuentos breves unidos entre sí por interludios que los relacionan más allá de que a) todas las historias se centran en la relación entre caballos, hombres y mujeres; b) todas empieza también con un primerísimo primer plano de los ojos de  distintos caballos en cuyas pupilas se reflejan los protagonistas humanos de cada relato, y c) acontecen en la misma zona y en la misma época, 1960, con algunos protagonistas de un cuento reconvertidos en secundarios o testigos de otro (pero sin la rítmica propia de las vidas cruzadas..." (De caballos y de hombres. Cuentos islandeses. Quim Casas. Julio/Agosto 2014).

Si para Quim Casas las figuras de los caballos son testigos activos  o pasivos del  desorden y desarreglos de la especie humana, mientras el hombre se convierte en títere del propio orden equino, Jordi Batlle, del diario 'La Vanguardia', contempla el film como una obra singular que " desgrana y enlaza varias pequeñas historias localizadas en una plácida localidad rural, cuyo denominador común es que las protagonizan a un tiempo personas y equinos. Humor afilado hacia el absurdo, pintoresquismo e ingenio visual conforman esta modesta perla." (De caballos y hombres. Una comedia atípica.La Vanguardia, 27de junio de 2014).

Daniel Partearroyo, que concluya con una frase trementamente tópica: "Ni los caballos entienden a los islandeses.", da un aprobado justo a Erlingsson, que evidencia que no le ha gustado la película, pero no osa suspenderla: "Un encadenado de relatos protagonizados por caballos y sus peculiares dueños donde el humor negro y absurdo, la extrañeza nórdica y la precisión técnica se diluyen en una narración impávida que pone difícil acomodarse." (De caballos y hombres. Cinemanía, 27 de junio de 2014).



Comentarios