El cadillac de Dolan (Dolan's Cadillac). Jeff Beesley



___________________________________________________________________________________________________________________

Ficha técnica:

Título original: Dolan's Cadillac
País: Estados Unidos.
Año: 2009.
Duración: 91 minutos

Dirección: Jeff Beesley.
Guión: Reichard Dooling, basado en una historia de Stephen King.
Director de Fotografía: Gerald Packer, c.s.c.
Música: James Mark Stewart.
Edición: Daryl K.Davis

Productores:  Rhonda  Baker, Alain Gagnon, Stephen Onda
Productores ejecutivos: Frank White, Lisa Lambert, Kevin Dewalt, Ellen Wander.
Productor asociado: Janine Stener, Mark Montague
Ejecutivo/Consultor de producción:  Martin  McCourt
Productor ejecutivo responsable: Paul Brett
Diseño de Producción: Sara McCudden
Film Bridge International presenta una producción de Minos Eye Entertainment Production, asociado con Footprint Investiments and Presencie.

___________________________________________________________________________________________________________________

Intérpretes:

Christian Slater: Jimmy Dolan,
Emmanuelle Vaugier: Elizabeth Robinson,
Wes  Bentley: Tom Robinson,
Greg Bryk: Jefe,
Aidan Devine: Romano,
Al Sapienza: Fletcher,

___________________________________________________________________________________________________________________


Sinopsis:

Tom Robinson es un profesor que lleva una vida tranquila hasta que su esposa Elisabeth muere en manos de Jimmy Dolan (Christian Slater), un capo de la mafia de Las Vegas que quiere impedir que ella declare en  su contra en el tribunal. Atormentado por el fantasma de Elisabeth, Robinson se ve obligado a vengarla, y, cuando ve que Dolan siempre viaja en su Cadillac color plata, le preparará una trampa mortal en el desierto de Nevada.

__________________________________________________________________________________________________________________


Comentario.

Un film de acción, en realidad una buddy movie de dos hombres enfrentados por la muerte de una mujer, que van a limar sus diferencias en  pleno desierto, y como background el tráfico ilegal de personas, trasladadas desde  las  frontera de Estados Unidos con Méjico  o Canadá, especialmente mujeres del Cono Sur de América o del Norte de Europa que buscan 'El Dorado' y se topan con el infierno, si llegan vivas y son entregadas a Dolan, en  Las Vegas, donde  el capo  tiene la sede central de su negocio maldito.

La película tiene cierta dignidad, a pesar de su bajo presupuesto, -diez millones de dólares -, pero se resiente en una puesta en escena que no logra alcanzar momentos climáticos, ni siquiera en un final que pretende ser brutalmente espectacular, y en el que fallan elementos que deben dar fuerza a la diégesis, como un score musical adecuado, y una  BSO y unos efectos más inquietantes. El film comienza bien, con una emblematización inteligente de los protagonistas, una pareja de profesores, que hablan en sus clases del movimiento obrero norteamericano y del papel de los inmigrantes en la construcción del ferrocarril (Tom conserva un reloj de su abuelo, despedido por protagonizar una huelga contra los empresarios que construyeron la gran serpiente de hierro que llevó el progreso a su país, aunque se cobró muchas víctimas). Las cámaras nos dejan ver en el fondo del encuadre en el que se mueven los personajes, aulas-materias, con biblioteca, ordenadores y paredes decoradas con posters y carteles que favorecen la tarea de los dos profesores, una matrimonio que vive cómodamente del trabajo de ambos, en una casa unifamiliar que deberán abandonar cuando por casualidad la esposa ve como Dolan asesina en el desierto a unos traficantes y a alguna mujer, convertida en esclava hasta que rinda beneficios, y en la huida pierde su teléfono móvil, hecho que permite su localización.

Jeff Beesley  no se enfrenta a un film intimista, que puede lograr cierto interés con buenas actuaciones, planos largos, cámaras fijas y un buen guión; debe competir con  grandes producciones como las que protagoniza Jason Statham, con escasos recursos, a pesar del fichaje de dos actores como Christian Slater y Wes Bentley, con un curriculum más que aceptable. Quentin Tarantino logró hacer su película más notable en un garaje, Reservoir dogs (1992), pero omitió todas las escenas de acción y centró su relato en la crueldad innata del ser humano. El texto de Stephen King y el guión consecuente de Reichard Dooling exigen un cambio constante de escenario; Jimmy Dolan vive en un lujoso apartamento de Las Vegas, tiene su centro de operaciones en Los Ángeles, y se desplaza constantemente en su cadillac, que tendrá una importancia en su propio destino, que él es incapaz de imaginar, a pesar de que de forma inconsciente inspiró al vengador de Elizabeth, su esposo Tom, que ha perdido mujer y  hogar y sólo vive para la venganza, la única que podrá calmar la ansiedad que perturba su espíritu.


Jeff Beesley



A modo de premonición Dolan le dice a Tom, cuando puede matarlo y le  perdona la vida con el objetivo de que siga sufriendo: "El día que mueres es como los demás, sólo que más corto." Ignoraba que una mente agitada y emponzoñada puede convertirlo en el día más largo que un ser humano pueda imaginar. Tom hace suyo el lema de Las Vegas, que se repite en tantas y tantas películas, que curiosamente tiene su origen en algo tan prosaico como el slogan de  una campaña publicitaria, ideada por el departamento de turismo de una empresa,  R&R Partners, creado  en el año 2003, y que ha adquirido el significado de un pacto de silencio, de una omertá impuesta en un ajuste de cuentas mafioso. El film se ve bien, aunque quizás defraude las expectativas  de quienes creen que el nombre de Stephen King es suficiente para garantizar un mal/buen rato. El film de Jeff Beesley, un realizador de TV, no llega tan lejos, a pesar de la idoneidad de Wes Bentley para representar personajes tan oscuros como el de Tom.

Comentarios

  1. Pues eso es lo que pasa. Algo falla para que no te acuerdes; no obstante despierta interés porque la idea es buena y, en parte, la realización también. Así son las cosas. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!