High School Musical 2. Kenny Ortega.






Ficha técnica:


Título original: High School Musical 2
País: Estados Unidos
Año: 2007
Duración: 102 minutos.

Dirección: Kenny Ortega.
Guión: Peter Barsocchini.
Casting: Jason La Padura, c.s.a. y Natalie Hart, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Daniel Aranyo, a.e.c.
Musica: score: David Nessim Lawrence;   Varios.
Edición: Seth Flaum
Coreografía: Kenny Ortega, Charles Klapow, Bonnie Story
Coordinador de especalistas: Don Shaks.
Coreógrafos asociados: Jared Murillo y Roger Malaga.

Diseño de Vestuario: Tom McKinley; supervisora: Barbara J. Nelson
Diseño de maquillaje y peluquería: Robin Michelle Patrick.

Productor: Don Schain.
Co-productor: Kenny Ortega.
Productores ejecutivos: Bill Borden y  Barry Rosenbush
Diseño de producción: Mark Hofeling
Compañías. Disney Chanel Original Movie, First Streeme Films



Intérpretes:




Zac Efron: Troy Bolton,
Vanessa Hudgens: Gabriella Montez,
Monique Coleman: Taylor McKessie
Bart Johnson: Coach Bolton,
Jessica Tuck: Mrs. Evans,
Robert Curtis Brown: Mr.Evans,
Alyson Reed: Ms. Darbus
Corbin Bleu : Chad Danforth,
Olesya Rulin: Kelsi Nielsen,
Kaycee Stroh: Martha Cox,
McCall Clark: Emma
Kelli Baker: Lea,
...


Sinopsis:


El curso ha terminado y todo el curso, incluido Troy, Gabriela y los Widcats se preparan para pasar el verano, lo mejor que puedan, buscando trabajo para ganar dinero y ayudar a sus padres a sufragar sus gastos de Universidad. Pero todo se tuerce cuando Shapay utiliza los contactos de su padre para conseguir un trabajo para Troy y tenerlo cerca, pero con él llegan los widcats en bloque.



Críticas:


La Disney lanza un musical en la línea de Hairspray (Adam Shankman, 2007), en la antesala de la crisis económica que estaba a punto de estallar junto con la mayor burbuja inmobiliaria y crediticia que el hombre había conocido jamás, acompañada de una inflación de los precios de las viviendas que iba a hacer incobrables las deudas, algo que cualquier ciudadano un poco perspicaz preveía, si bien los economistas fueron incapaces de lanzar un S.O.S. a la sociedad.

High School Musical 2 es una secuela de  High School Musical 1, dirigida también por Kenny Ortega, en la que vemos a Gabrielle y Troy como una pareja con cierta estabilidad. Un film producido por Disney para la TV, que recoge influencias de la tradición de los musicales norteamericanos, una combinación de la serie 'Fama'  (1982) y de Dirty Dancing (1987), un producto para preadolescentes un poco bobalicones, ya que las niñas de 10 años sueñan con Cristina Aguilera y películas como Hairspray o Burlesque, y no en estos jóvenes que están tan cerca de ellos que los ahogan y no les dan espacio para desarrollar su admiración por ellos, a pesar de que el protagonista, Zac Efron, reúne condiciones para encandilar a las chicas;  ese mismo año compatibilizó su trabajo en este film y el de  Adam Shankman, ambos papeles hermanos gemelos, pero en cintas bien diferentes.

Esta película tiene aspectos malsanos y muy nefastos, que favorecen el conformismo y la sumisión, acompañada de la aceptación general de que es normal que los ricos acumulen no sólo sus riquezas, sino hasta el premio más cutre que otorgan instituciones como el club social, al que el padre de la protagonista 'mala' llega en helicóptero; este club instalado en un complejo de golf, otorga un galardón al mejor espectáculo, un trofeo de colorines, a la que llaman 'Estrella deslumbrante', tan deslumbrante como la más variada gama de trajes  y sus complementos, modelo Barby  de tonos chirriantes, entre los que destaca el rosa fucsia, que lleva Shapay. La imagen nítida, brillante y colorista, llena de jóvenes por todas partes, bailando y cantando a la más mínima ocasión es el gran cebo que utiliza Kenny Ortega para atraerse a familias bienintencionadas una tarde de domingo, sentadas ante el televisor; además ha tenido el acierto de colocar al lado de la chica mala, el hermano bueno, Taylor, un chico amanerado y sensible, dominado por su poco fraternal hermana, pero dotado de buenos sentimientos, cualidades que lo hacen transparente como el celofán ante sus compañeros (quiero decir invisible), los widcats que, aunque más pobres que los Tylor, acuden al mismo colegio, un edificio homologable a los de otros países, con sus anchos pasillos y las famosas cabinas ubicadas en ellos, que se han esparcido por el mundo entero y los hacen reconocible por un niño ubicado en cualquier parte del mundo.

Pero hay algo que demuestran hasta estas películas concebidas para adocenar al público. Por lo menos hasta ahora los posicionamientos políticamente correctos se iban imponiendo en el mundo occidental, y las imágenes nos muestran grupos interraciales en perfecta armonía, en los que no se discriminaba a los jóvenes por su orientación sexual. Y eso no carece de importancia. Es de esperar que el empobrecimiento progresivo de las masas no hagan caer también, junto con el bienestar, estos valores. No es mucho, pero es algo.




Comentarios

  1. Fantástico comentario de una película que, pese a contar con un guion bastante ridículo, triunfa gracias al agradable talento joven involucrado y las fantásticas canciones. No creo que soporte ver el film de nuevo, pero sin duda volveré a escuchar grandes canciones como 'Gotta go my own way' o 'You're the music in me'. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra verte de vuelta. Tienes toda la razón del mundo y es precisamente con esos cebos con los que logra atraer la atención de los más jovencillos. A mi me gustó más Hairspray, y no sólo por la protagonista que, según se mire, puede parecer hasta un tanto demagógica, pero quienes hemos estado y seguimos estando en contacto con los pre-adolescentes y los adolescentes entendemos la importancia que tienen para ellos ciertas cosas. Estos días pasados, tras la muerte de Robin Williams, un ex-alumno puso en facebook una expresión sencilla, pero que entenderás rápidamente. "¡Oh capitan, mi capitán!" y estremece pensar que generación tras generación conecten con ese profesor. Esta película les hace guiños importantes, ridículos como dices, pero no despreciables: 'la mala'. 'el bueno', 'el guapo', 'el de orientación sexual no definida'...y ellos lo viven en primera persona. Su mundo no siempre es condescendiente. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hay concurso de camisetas mojadas? Lo digo porque por Gandia o un pueblo de cerca...unas madres con el rosario en la mano hicieron una queja a los festeros porque a sus cachorritas se les veiam los pezoncitos...asi que ojo con la peli que si se ponen... la prohiben!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Esta es el verano, Juan! Todo esta permitido, incluso películas como ésta !. Ya llegará septiembre, ya.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!