Transito. Marc Forster




___________________________________________________________________________________________________________________


Ficha técnica:

Título original: Stay
País: Estados Unidos.
Año: 2005.
Duración: 99 minutos.

Dirección: Marc Forster.
Guión: David Bernioff.
Casting: Francine Maisler, c.s.a. y Alexa L.Fogel, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Roberto Schaefer.
Música:  Asche y Spencer.
Montaje: Matt Chessé.
Efectos especiales: Luciano Niego.
Diseño efectos visuales: Kevin Tod Haug.
Director artístico: Jonathan Arkin.
Decorador del set: George De Titta Jr. J.Sosa.
Diseñadores del set: Coburn Boyd, Hank Liebes Kind, Jason A. Brown, Anthony Mc Cabe Jr., John Schabel.

Diseño de Vestuario: Frank Fleming.
Maquillaje: Joseph Farulla.
Peluquería: Sacha Quarles.

Productor: Amon Milchan
Productores ejecutivos: Bill Carraro, Guymon Casady.
Diseñode producción: Kevin Thompson.
Compañías. Productora: 20th Century Fox.New Regency Prouctions.

___________________________________________________________________________________________________________________


Intérpretes:

Ryan Gosling: Henry Lethem,
Ewan McGregor: Sam Foster,
Naomi Watts: Lila Culpepper, novia de Sam,
Bob Hoskins: Dr, Leon Patterson,
Janeane Garofalo: Dr. Beth Levy,
B.D.Wong: Dr.Ren,
Elizabeth Reaser: Athena,
Amy Sedaris: Toni,
Mark Margolis:

___________________________________________________________________________________________________________________


Sinopsis:

En 'Tránsito' un estudiante con tendencias suicidas y su psiquiatra se adentran en un complejo mundo de terror sobrenatural. Henry Lethem (Ryan Gosling) ha decidido suicidarse en un plazo de tres días, a menos que su psiquiatra, Sam Foster (Ewan McGregor) logre evitarlo. Henry oye voces perturbadoras y ve visiones horripilantes...¿Pero son imaginativas o reales? Muy pronto, al verse precipitado en un mundo infernal, situado entre la vida y la muerte, el mismo Sam comenzará a perder su sentido de la realidad...Aún así, Sam, con la ayuda de su novia (Naomi Wats), se debatirá desesperadamente por descubrir la clave del terrorífico secreto que está provocando la pesadilla de Henry...antes de que sea demasiado tarde.

___________________________________________________________________________________________________________________


Comentario:



Marc Forster es un cineasta de origen suizo, nacido en Davos, que a los veinte años marchó a Estados Unidos y estudió cinematografía en la Universidad de New York; en 1995 buscó fortuna en Hollywood, triunfó en Sundance , lo que le abrió las puertas de la industria. Tras varias películas de más o menos éxito, en 2013 consiguió realizar una de las cintas más taquilleras del cine: 'Guerra Mundial Z', protagonizada por Brad Pitt. En 'Tránsito/Stay' crea un ambiente metafísico, en el que el hombre se siente perdido como en los cuadros de Chirico o  desorientado en laberintos como los de M.C.Escher, al final de los cuales nos espera la inconclusividad del castillo de Kafka, una tremenda y estimulante confusión. No nos desagrada esta incertidumbre que preside el film, que permite al espectador imaginar más de una historia propia, estimulada por las propuestas del realizador.




Si algo queda claro, tras ver el film de Marc Forster es la inseguridad que genera patente en el propio título: Stay, en inglés, que podemos traducir como permanencia, y Tránsito en castellano, que significa justo lo contrario. Este detalle evidencia que desde la primera línea ha conseguido provocar la desorientación  en cualquiera que se ha acercado al film que tenemos delante, en el que, como en pocas ocasiones el lenguaje audiovisual se pone totalmente al servicio de la historia que está contando  y nos orienta y desorienta a un tiempo constantemente. Porque, sean quienes sean Sam y Henry, ¿qué sentido tiene que el bombillo de la cerradura de la puerta de la casa de uno u otro o de los dos, presente tantas rascaduras a costa de no acertar cada vez que el joven intenta introducir la llave en la cerradura, acción que repite dos veces consecutivas en cierta ocasión? Es difícil saber si estamos ante un desdoblamiento de personalidad a causa del trauma producido en un accidente de coche, que Forster narra magistralmente en la secuencia inicial, en la que nos muestra a Henry Lethem (Ryan Gosling), sentado en el  suelo, en el centro de la autovia del puente de Brooklyn, durante unos instantes, hasta que llena de vehículos el espacio y muestra en segundo plano un coche ardiendo ( estas imágenes aumentarán las incógnitas al  final de la película) . O nos está contando la historia de un joven pintor de tendencias suicidas, que ha creado un doble, un doppelgänger, de forma consciente, para cargarle con lo que él siente como sus culpas O simplemente está haciendo un ejercicio de metalenguaje, en el que Henry/Sam, un lector empedernido o un cinéfilo absoluto son capaces de generar múltiples historias que les hace perder el sentido de la realidad, como sugiere un zoom que se aproximan a una gran libreria de su casa, densamente cargadas de libros ¿o videos? y se  retira rápidamente, como un flash, que funde esa imagen con la siguiente, dejando un interrogante en nuestra retina; pero no es la única ocasión en la que relaciona a Henry con historias literarias, cuando lleva a Sam a una librería a la que acude H.Lethem con frecuencia y adquiere todos los libros sobre un joven suicida, Tristán, con quien nuestro héroe se identifica y cuya historia, que asocia a la suya, evoca la del héroe medieval, con el anillo de boda en la mano y la imagen de sus padres y de su amada muertos, de cuyo fin se siente responsable. Tristán (Henry  representan la romántica muerte de amor de la literatura operística, que los germanos llaman 'liebestod'.

Al final Forster no nos quiere ayudar, y, al lado de la ficción más irreal, coloca lo que Sam llama 'lo real',no lo fingido o imaginado, y sitúa alrededor del moribundo Henry a todos los actores que han participado en su obra, desprovistos de una indumentaria que los caracteriza como psiquiatras, libreros, actores, o profesores de Universidad, convertidos en simples conductores que prestan su auxilio en un accidente, y cuyos rostros quedan almacenados en la mente del herido, (que se va o que se queda),  que les ha dado un papel en una historia imaginada durante ¿su tránsito?. Si aceptamos esta versión, tendremos también que aceptar que Forster ha estado jugando con nosotros y nos ha ofrecido una historia en la que falta el contraplano y deja muchos interrogantes: ¿qué significa la secuencia que precede  a la final? ¿Quién es Sam y quién es Lila? ¿Y Athena, la joven que interpreta a Hamlet, porque se ha cansado de ser Ofelia? Lo único que sí nos queda algo claro es que Forster ha realizado un magnífico ejercicio de estilo y nos ha obligado a pensar no sólo en lo qué dice, sino en cómo lo dice y por qué? Y, como sostiene  Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, " en 'Stay' el aspecto visual es crucial para el punto de vista de la película y, en última instancia, para su significado." Pero nosotros nos quedamos con muchas dudas sobre Henry/Sam o solamente Henry, lo que nos permite crear, como espectador, nuestras propias historias, dependiendode cuánto o qué hayamos leído o visto, por lo que estamos totalmente de acuerdo con Peter Travers  (Rolling Stone), cuando afirma que es un film artístico, pero (ante todo)  provocador. (en Filmaffinity)


Comentarios