Two Hands. Gregor Jordan




Ficha técnica:


Título original: Two Hands.
País: Australia.
Año: 1999.
Duración: 105 minutos.

Dirección: Gregor Jordan.
Guión: Gregor Jordan.
Casting: Christine  King, Mullinars Castings.
Director de Fotografía: Malcolm McCulloch.
Música: Cerazy Skubiszewski.
Edición y diseño de sonido: Lee Smith.
Director artístico: Richard Hobbs

Diseño de Vestuario:  Emily Seesin.
Supervisor de maquillaje y peluquería: Cassie Hanlon

Productor: Marian MacGowan.
Productores ejecutivos: Tim White, Mark Turnbull, Bryce Menzies.
Showtime (Australia). NSW Film and TV Office, Sidney, Australia

Intérpretes:


Heath Ledger: Jimmy,
Bryan Brown; Pando,
David Field: Acko,
Susie Porter: Deirdre,
Rose Byrne: Alex,
Mary Acres: Mrs. Jones,
Mariel McLory: Helen.
Steven Le Marquand
Tony Forrow: Eddie,
Kiri Paramore: Les


Sinopsis:



Jimmy (heath Ledger) esun joven que trabaja de portero en un striptase. Verá suoportunidad de ganar dinero cuando el traficante de drogas de su localidad, Pando (Bryan Brown), le contrata como correo. Tras aceptar la oferta le ofrecen un trabajo aparentemente fácil: llevar un sobre con 10.0000 dólares a la otra punta de la ciudad. Sin embargo el destinose tuerce de manera trágica para Jimmy cuando pierde eldinero... Un guión retorcido y llenode sorpresas en una mezcla de humor negro,  historia de gángsters y thriller que viene precedido por los éxitos y premios conseguidos en Australia y las excelentes críticas tras su estreno en las salas de nuestro país.


Comentario:



El thriller australiano tiene algo de frío,  distópico y sórdido, que llega  hasta la solidaridad de grupo, y se extiende  por las playas que  parecen campos de concentración en vez de lugares de recreo y diversión. Las relaciones entre los hombres están presididas por el individualismo más cruel y competitivo, y, a pesar de la colonización inglesa y del predominio de los blancos que han marginado, hasta casi hacer desaparecer a la población autóctona, que podemos ver en el film épico de Baz Luhrman, 'Australia', protagonizado por dos actores de éxito, Nicole Kidman y  Hugh Jackman, un film lleno de color y calor humano, la clase dominante, de origen británico, todavía está construyendo su conciencia de nación y elaborando sus propias epopeyas épicas, ahora cinematográficas, de las que son buenos ejemplos el film de Luhrman citado, Ned Kelly y El maestro del agua de Russell Crowe.

Los gángsters de Two Hands son cutres, sucios, mal vestidos, alguno con un pantalón entre prenda deportiva y bañador que les deja ver parte de los gluteos a través de sus camales deformados, sin dinero para comprar balas, teniendo que usar incluso algunas  unas oxidadas y viejas, cuando han disparado más de la cuenta. Desde niños se habitúan a actuar con tal dominio de sus nervios y un disimulo tan férreo de sus perversas intenciones que serán una constante en el cine de este país, hasta llegar a David Michòd (Animal kingdom) que construye unos personajes  muy similares a los de Gus Van Sant en Paranoid Park, con un protagonista tan hiératico e inaccesible como el del americano, que produce un efecto de distanciamiento y de extrañamiento, que permite al espectador reflexionar sin pasión u no  involucrarse en la trama.

Sólo el protagonista, Jimmy, interpretado por el malogrado Heath Ledger, cuyo hermano, su alter ego, murió asesinado por la banda cutre de Acko (David Field), es un joven de apariencia honesta, humana, próxima a los demás, a pesar de que el contexto le empuja a colocarse fuera de la ley y trabajar para gángsteres de baja estofa, ubicados en lugares que sólo se podrían encontrar en zonas depauperadas y degradadas de cualquier lugar, aunque  en la vivienda privada del jefe, cuando se aparta algún personaje secundario, que ocupan todo el encuadre, se puede ver ligeramente algún mueble de diseño y una mujer llamativa apenas vestida con un bikini y un pareo, que poco o nada tiene que ver con una femme fatale , No obstante estas son imágenes casi subliminales que el director evita a toda costa para centrarse  en el mundillo de la noche, de los guardas de discoteca que realizan trabajos extra para los traficantes de cualquier cosa, que tampoco tiene interés de mostrar.

El predominio de tomas nocturnas permite una visión periódica del hermano-zombie de Jimmy, que como él
lleva tatuado el símbolo del yin y el yan en su antebrazo;un alma en pena que no descansa, una figura protectora del hermano vivo, siempre y cuando  los lugares a los que vaya o los líos en que se meta no  superen sus posibilidades. Una ensoñación que aparece desde el primer minuto de proyección de la película, en la que vemos al actor con el rostro en plena descomposición. Los delincuentes recibirán su castigo, si bien no de manos de Jimmy, sino de un niño de unos doce años que había robado en un descuido a éste diez mil dólares que debía entregar a un mafioso: junto con un amigo y camarada de latrocinio se habían gastado el dinero, ve como casi matan a Jimmy por ellos, pero no puede perdonar a estos asesinos el atropello y posterior muerte de su colega y 'compañero de juegos' al que dejan tirado  en la cuneta,

Si bien el cine australiano tiene esta característica tan distante y fría que, con frecuencia hiela la sangre en las venas, da posibilidad a los jóvenes talentos de lucirse en la pantalla y son captados inmediatamente por el cine americano como ocurrió con el joven Heath Ledger, que murió prematuramente tras una carrera fulminante en Hollywood,  (siempre nos quedará su inigualable representación del 'Payaso' en la saga de Batman); también están colaborando al esplendor del cine actual  Rose Byrne, que últimamente ha conmocionado al mundo con su papel de 'Insidius' de James Wan, Russell Crowe o Hugh Jackman, Kate Blanchett, Geoffrey Rush, Nicole Kidman, Chris Hemsworth...



Comentarios