El hombre más buscado. Anton Corbjin.





Cartel y fotografías en Imágenes de Google

Ficha técnica:


Título original: A Most Wanted Man.
País: Gran Bretaña/USA/Alemania.
Año:  2014.
Duración: 122 minutos.

Dirección: Anton Corbjin.
Guión: Andrew Bovell, basado en la novela de John Le Carré.
Dirección de Fotografía: Benoît Delhomme. Color.
Música: Herbert Grönemeyer.
Edición: Claire Simpson.

Productores: Andrea Caldenword, Simon Cornwell, Stephen Cornwell, Gail Egan, Maite Grunert.
Compañías. Productoras: Lionsgate, Amusement Park Films, Demarest Films, Film4, The Ink Factory y Potbolier Productions.



Intérpretes:




Philip Seymour Hoffman: Günther Bachmann,
Rachel McAdams: Annabel Richters,
Willem Dafoe: Tommy Brue,
Robin Wright: Martha Sullivan,
Grigorty Dobrigin: Issa Karpov,
Homayoun Ershadi:Andullah,
Nina Hoss:  Ima Frey,
Daniel Brühl: Maximilian.


Sinopsis:



Cuando un inmigrante mitad checheno mitad ruso brutalmente torturado llega a la comunidad islámica de Hamburgo, reclamando la fortuna mal adquirida de su padre, agencias de seguridad alemanas y estadounidenses empiezan a mostrar gran interés: con el tiempo en contra y las apuestas alzándose, comienza la carrera por establecer la verdadera identidad del hombre más buscado - ¿víctima oprimida o extremista destructivo?



Críticas:



Carlos Tejada señala que, a modo de preámbulo que sitúa al espectador en el contexto adecuado, "unos rótulos aluden al recelo generado tras el trágico ataque contra las Torres Gemelas de Nueva York de que cualquier individuo puede ser terrorista en potencia. Como también hacen referencia a Mohamed Atta, uno de los responsables del atentado y quien formó la célula terrorista en Hamburgo, precisamente la ciudad donde transcurre la totalidad de la trama. Es por estos antecedentes que el enigmático Issa Karpov (Grigory Dobrygin), joven de madre chechena y padre ruso e islámico devoto, despierta enseguida las sospechas de los servicios de inteligencia (...) De ahí que es seguido con celo por la unidad que dirige el veterano agente alemán Günther Bachmann (un soberbio Philip Seymour Hoffman en una de sus últimas interpretaciones) (...) El hombre más buscado es por encima de todo un film de personajes, de unos seres que, a pesar de que alguno goce de una situación privilegiada, transitan por una grisácea existencia impregnada de desesperanza, de pesimismo, quizá una imagen alegórica del estado real por el que atraviesa Occidente. (El hombre más buscado. Los miedos de occidente. Dirigido por...Septiembre, 2014).

Carlos Boyero aprovecha la ocasión de otro estreno póstumo del malogrado actor Philiph Seymour Hoffman, para hacer un nuevo panegírico del malogrado actor." Hoffman aparece más orondo y desastrado que nunca, con determinación en su actitud pero también con gesto de hastío, un vaso de alcohol en la mano y un permanente cigarrillo en la boca, con su capacidad intacta para hipnotizar al receptor y convencerle de lo que le dé la gana, con su voz prodigiosa. La estética y el tono que utiliza Corbijn en ese Hamburgo portuario y grafitero, poblado por servicios especiales, contraespionaje, CIA, que se zancadillean entre ellos y no dudan en sacrificar a un inocente si tiene pinta de talibán, es poderosa. Pero lo que más me conmueve es observar cómo mira, piensa, habla, construye otro personaje memorable y cautivador alguien abarrotado de talento, sensibilidad y magnetismo que ya se ha largado para siempre.

Para Jordi Batlle Caminal: "La paranoia nuestra de cada día activa la trama, centrada en un posible terrorista musulmán llegado a la ciudad. El fallecido Hoffman, que fuma sin cesar y bebe sin moderación, crea un gran personaje, obsesivo y dolorido." (El hombre más buscado.La paranoia cotidiana, La Vanguardia).

Comentarios