El ladrón del arcoIris. Alejandro Jodorowsky



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original : The Rainbow Thief.
País: Reino Unido.
Año: 1990
Duración: 87 minutos.

Dirección: Alejandro Jodorowsky.
Guión: Berta Dominguez D., dedicado a su hermano Alfonso Dominguez.
Director de Fotografía: Ronnie Taylor, b.s.c.
Música, compuesta y dirigida por: Jean Musy.
Editor: Mauro Bonanni, a.m.c.
Director artístico: Frad hole y Janusz Sosnovski.
Diseñador del set: Wieslawa Chikovska.
Decorador del set: Peter Young y Simon Wakefield.

Diseño de Vestuario: Barbara Ridd.
Jefe de maquillaje: Magdalena Lecka.
EWstilista de peluquería: Stevie Hall.

Productor: Vincent Winter
Productor ejecutivo: Johannes Weineck.
Diseñadores de producción: Alexandre Trauner y Didier Naert.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Peter O'Toole: Príncipe Meleagre,
Omar Sharif :Dima
Christopher Lee:

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:


Narra la historia de Dima (Omar Shariff) y el Príncipe Meleagre (Peter O'Toole), dos personajes marginales que viven en una alcantarilla, bajo las calles de la ciudad. Los dos buscan la mítica poción mágica del final del arcoiris.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Un hombre polifacético, un profeta de desengañados políticos y sociales, que vende recetas contra la opresión que ejercen las familias, las esposas y las madres sobre el individuo, a través de su psico-magia, con derivaciones transgeneracionales, que si queremos  podemos extender hasta todas aquellas ideas o creencias que agrupan en torno así a los hombres, No obstante incluye a los políticos entre los artístas, capaces de crear una visión del mundo, más o menos acorde con la realidad, que puedan vender a un determinado sector de la sociedad, más o menos racional, emotivo o puramente surrealista. Recordamos las palabras que William Shakespeare hizo pronunciar a Marco Antonio en eldiscurso ante el cadáver del estadista, en su obra 'Julio César : "¡Oh raciocinio, has ido a refugiarte entre los irracionales, porque los hombres han perdido la razón! . 

Fue admirado por John Lenon, que se plegó ante el creador de imágenes caústicas, cínicas y psicodélicas, muy transgresoras para la época, a veces, incluso, escatológicas y repulsivas, un hombre versátil, un buen storyteller  y contador de cuentos, que no podemos tomar demasiado en serio, cuyas actividades abarcan desde la realización cinematográfica hasta el arte del tarot. Busca el feismo, creyendo que la belleza está en el interior y el resultado es francamente escandaloso para muchos. y sorprendente para otros. El Ex-Beatle financió una producción suya: 'La Montaña Sagrada'/' The Holy Mountain.'

El ladrón del Arco Iris', con tres monstruos de la interpretación', Christopher Lee, Omar Sharif y Peter O'Toole, gira en torno a la avaricia de los ricos, el desprecio hacia los que esperan su muerte pera heredar sus riquezas o aquellos a los que consideran sus inferiores, y a los que el millonario interpretado por Lee ofrece  enorme huesos para comer huesos, mientras sirve caviar y champagne a los perros, sentados a la mesa. Toda su fortuna la legará a las prostitutas de un club llamado El Aro Iris, que le han alegrado la vida, y a sus enormes canes.

La avaricia, altivez y  desprecio de los señores, se compensa con la picaresca y el servilismo de los que están por debajo de ellos en la escala social. El papel protagonista corre a cargo de un Omar Sharif absolutamente desconocido, un ladrón y un sinvergüenza, que no tiene ningún reparo en robar a los más infelices con el objetivo de recrear las comodidades de un palacio en las cloacas, donde vive, y en las que sirve a un noble parásito, vago e inútil, que tiene un perro al que llama Cronos, a cambio de una parte de la herencia que nunca le va a llegar. Pero la sumisión de Dima, el pobre diablo que está a su servicio, está por encima de recompensas terrenales. Hay quien ha nacido para servir y Jodorowsky lo trata sin compasión, siempre luchado con las aguas de las cloacas, en ocasiones repletas de ratas ahogándose, e incapaz de vivir en libertad, como los pobres conciudadanos que habitan en la superficie.

Muy poco después veremos alguna influencia de este universo sórdido en el cine de Jean-Claude Lauzon y su inolvidable Léolo, un poema escatológico, crudo y provocador, que no permite la evasión del espectador. Este director crea una diégesis de la pobreza de los países desarrollados, absolutamente distópica, degradante y cruel, en la que no es fácil sobrevivir sin caer en la locura, lo que produce un desconcierto aún mayor.

      

Comentarios