El tiempo de los gitanos. Emir Kusturica




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Dom za Vesanje
País: Yugoeslavia.
Año: 1988.
Duración: 142 minutos.

Dirección: Emir Kusturica.
Guión: Gordan Mihir, Emir Kusturica.
Director de Fotografía: Vilco Filaª
Música: Goran Bregovic
Sonido: Ivan Zakic,Srdan Popovic
Escenografía: Miljen Kliakovic
Montaje: Andrija Zafranovic

Vestuario: Mirjana Ostojic
Maquillaje: Halid Redzebasic

Productor: Mirza Pasic.
Co-productor: Televizija Sarajevo,
Director de producción: Olja Varagic, Vera Mihic-Jolic
Compañías. Productoras: Forum Sarajevo, HarrySaltzman London, Ljuvani Film





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Davor Dujmovic: Perhan,
Bora Todorovic: Ahmed,
Ljubica Adzovic: Abuela, Hatidža,
Sinolicka Trpkova: Azra,
Husnija Hasimovic: tío, Merdzan,
Zabit Meme: Zabit,
Elvira Sali: Danira,
Suada Karisik : Džamila,
Sedrije Halim: Ruza, madre de Azra,
Mirsad Zulic
Ajnur Redzepi
Rukovodilac Proiz
Jelena Silajdzic

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Un joven gitano, Perhan (Davor Dujmovic), con poderes telequinésicos es seducido por el dinero fácil quele da trabajar para la mafia. Perhan vive en el sur de Yugoslavia con su devota abuela Hatidža (Ljubica Adžović), su alocado tío Merdžan y su hermana Danira, enferma de osteomielitis. Perhan está enamorado de Azra (Silonicka Trpkova), pero la madre de esta lo desprecia por su pobreza y por ser el hijo de un esloveno no gitano. Un día llega Ahmed (Bora Todorovic), el "jeque de los gitanos" que solicita los poderes mágicos de Hatidža para sanar a su hijo. A cambio, Ahmed llevará a Danira a Liubliana, donde la curarán de su enfermedad. Perhan la acompañará. Luego de dejar a Danira en el hospital, Ahmed lleva a Perhan a Milán, donde éste descubre que aquél maneja un negocio de explotación de prostitutas y niños mendigos.(Wikipedia)
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

1990: Premios Guldbagge (Suecia): Mejor película extranjera
1989: Cannes: Mejor Director
1989: Premios César: Nominada a Mejor Película Extranjera


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Emir kusturica   une a su talento para construir una imagen visceral, emotiva y de gran fuerza visual, la sabiduría de saber apoyar esta representación de la realidad multiétnica y racial de la antigua Yugoeslavia en la música de Goran Bregović, con el que forma un dúo  muy efectivo, como ocurre con Tim Burton y Danny Elfman, mucho más moderado y contenido que en otras producciones, porque el tema que trata en esta ocasión se presta poco a las celebraciones y a los bailes bizarros y esperpénticos  que los acompañan al ritmo de las creaciones características y  envolventes del compositor de Sarajevo.

Kusturica estrena su película un poco antes de que caiga el muro de Berlín (Noviembre de 1989) que tuvo consecuencias en su país que nadie podía en aquel momento imaginar. Su posición política en apoyo de la nación yugoeslava que construyó Tito,(aunque es imposible conocer los matices desde aquí)-, le ha enajenado múltiples voluntades, que encontraron su máxima expresión cuando unió su pensamiento al de la ideología bolivariana, elevando a Maradona a la condición de santo y líder universal. Pero para llegar ahí todavía la faltaban unos cuantos años y una guerra cruenta por medio, que dividió su país en varios estados pequeños y que han dejado a la antigua Yugoeslavia sembrada de odios.

Lo más significativo de este film es la humanidad y calidez con que se acerca al  grupo étnico de los 'gypsy/gitanos, provocando que el público se familiarice con ellos y entienda que, a pesar de su forma arcaica de vestir, su convivencia con todo tipo de animales, que comparten las casas con ellos, y su dedicación a la delincuencia, como forma de vida, son seres humanos como nosotros, que pueden llegar a querer con locura a los suyos, pero que son capaces, también,  de ejecutar sus propias sentencias sin que les tiemble el pulso, cuando un miembro de su comunidad desobedece al patriarca o incumple cualquiera de las leyes que ellos mismos se dan. Una consecuencia de esta forma de actuar es que Perhan no conoció a su madre, ni su propio hijo, también llamado Perhan, a la suya.

Italia es un país idóneo para establercerse y desparramar por sus calles su particular corte de los milagros, formada por animales, lisiados y tullidos, niños y prostitutas, enanos, etc. que se ejercitan en las más variadas formas del latrocinio; sus jefes reciben el apoyo, sobornado, de abogados, jueces, sacerdotes y policías. Las muchachas son violadas sin compasión por los hombres de la tribu, antes de lanzarlas a vender su cuerpo en las calles y entre ellos existe un mercado de bebés para traficar con ellos. No se puede decir, pues, que  Kusturica sea maniqueo ni complaciente con este grupo, aunque, junto a esta forma de ganarse la vida, nada respetable, a la que algunos, por su condición son abocados, nos muestra otros sentimientos de amor y solidaridad que los ennoblecen. Llama la atención, por lo insólito de la imagen, el hecho de que, cuando muere Perhan, se le coloquen dos monedas en los ojos para pagar al barquero que lo lleve al Hades, siguiendo una tradición greco-latina, una evidencia del eclecticismo cultural de quienes se consideran procedentes de Egipto y descendientes de faraones. El destino de estas monedas dará pie a uno de los gags más disparatados de la historia.




Comentarios