La verdad oculta (2005). John Madden




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Proof.
País: Estados Unidos.
Año: 2005.
Duración: 99 minutos

Dirección: John Madden,
Guión: David Aubum, basado en una obra propia homónima.
Director de Fotografía: Alwin Küchler.
Música: Stephen  Warbeck.
Editor: Mick Audsley.


Productores: Jeffrey Sharp, Johnn Hart Jr., Robert Kessel. Alison Owen.
Productores ejecutivos: Bob y Harvey Weinstein. Julie Goldstein, James dstern.
Co-Productor: Mark Cooper
Co-productor ejecutivo: Michael Hogan.
Diseño de producción: Alice Hormington.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:


Gwyneth Paltrow: Catherine,
Anthony Hopkins: Robert,
Hope Davis: Claire,
Jake Gyllenhaal: Harold Dobbs, Hal,
Gary Huston: Profesor Barrow,
Roshan Seth: Profesor Bhandari.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis: 



Catherine es una joven que se ha pasado años cuidando a su brillante pero desequilibrado padre, un genio de las matemáticas. La víspera de su cumpleaños no sólo tendrá que soportar la llegada de su hermana Claire, con la que apenas tiene relación, sino que también tendrá que atender a Hal, un antiguo alumno de su padre que espera encontrar datos de gran importancia en los 103 cuadernos del maestro. Al mismo tiempo que va cuajando una relación amistosa con Hal, Catherine tendrá que enfrentarse a los estrictos planes que Claire ha concebido para ella. Pero lo que verdaderamente le preocupa y obsesiona es el temor a heredar la locura – o quizá la genialidad – de su padre.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Premios:

2005: Nominada al Globo de Oro: Mejor actriz dramáica (Gwyneth Paltrow)
2005: Nominada al León de Oro el Festival de Venecia: Mejor director

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

El director de Shakespeare in Love, (1998), 'El exótico hotel Marigold'  o 'La Deuda' (ambas de 2011), no logró la unanimidad con esta película sobre un genio o un loco de las matemáticas, interpretado por Anthony Hopkins, con la colaboración de su hija, interpretada por Gwyneth Paltrow. Uno de los entusiasmados con el film, cuyo background es demasiado árido para un público que busca en el cine diversión, magia o entretenimiento, es Roger Ebert del 'Chicago Sun Times': "Extraordinario thriller sobre asuntos de la erudición y el corazón, sobre la verdadera autoría de una prueba matemática (...) consigue el tono perfecto de un campus universitario, al tiempo que consigue comunicar tan fácilmente que no necesitas saber nada de matemáticas para entenderla."

Carlos Boyero se alinea con los más críticos, al afirmar que :"Madden intenta en vano conmover (...) Paltrow y Hopkins no logran que compartamos su sufrimiento y desvarío". Algo parecido es lo que siente el espectador, al que se puede conmover con una historia en torno a la ciencia y las matemáticas, como demostró Ron Howard en 'Una mente maravillosa'. Gwyneth Paltrow levanta pocas pasiones, pero aquí, a pesar de los esfuerzos que realiza el pobre Jake Gyllenhaal, apenas logra emocionarnos un poco, y sentir la pasión que provoca el éxito intelectual que provoca en un científico una euforia muy parecida a la pasión. La respuesta de la hija es gélida.

La relación de cualquier tipo de elucubración mental, filosófica, matemática, o de un acto creativo, que exige partir de la nada, tiene un  efecto que las masas consideran peligroso e incluso desequilibrante o desestabilizador para quien  convive con la persona que está en constante tensión, repleta de dudas, de cambios de carácter, en ocasiones excesivamente pasionales o depresivos. Esta situación tiene un fiel reflejo en la secuencia en la que  Catherine asiste en un estado apático, casi catatónico a la euforia de  un padre que ha culminado con éxito su esfuerzo.

Finalmente, la chica tiene que aceptar su propia naturaleza, las dotes con las que ha sido obsequiada por el destino, que van acompañadas de un sentimiento que se confunde con la locura, sin la cual el músico, el pintor o el matemático son tan solo profesionales o académicos, cosa que en la vida cotidiana se valora enormemente, pero que certifica la defunción del artista  o el creador. Recordemos la gran película de Andrei Tarkovski, 'Sacrificio', que advertía que toda elección supone una renuncia, algo difícil de aceptar cuando uno se encuentra en la encrucijada. Gilbert, un lector de Filmaffinity,  Gilbert (en las críticas del film realizadas por los lectores) nos recuerda una cita de Chesterton: dice Chesterton que introduce un matiz entre la poesía y la matemática: "La poesía es sabia porque flota liviana sobre un mar infinito; la razón, al intentar cruzar ese mar, lo hace finito [...] El poeta no pide más que meter la cabeza en el cielo. El lógico, en cambio, se empeña en meterse el cielo en la cabeza. Y es entonces cuando la cabeza estalla"

Comentarios