Ahora o nunca. Rob Reiner.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha  técnica:

Título original: The Bucket List
País: Estados Unidos
Año: 2007.
Duración: 97 minutos.

Dirección: Rob Reiner
Guión: Justin Zackham.
Casting: Jane Jenkins, c.s.a. , Janet Hirshenson, c.s.a.
Director de Fotografía: John Swartzman, a.s.c.
Música: Marc Shaiman y Rob Morrow.
Editor: Robert Leighton.
Coordinador de especialistas: Alex  Daniels,
Director artístico: Jay Pelissier,
Decorador del set: Robert Greenfield.

Diseño de Vestuario: Robin Maginnis.
Responsable de maquillaje: Tanya Verna.
Maquillaje de Jack Nicholson: Mike Germain.
Maquillaje Morgan Freeman: Nancy Worthen Hancock
Responsable de peluquería: Marie Larkin.

Productores: Craig  Zadan/Neil Meron, Rob Reiner/Alan Greisman
Productores ejecutivos: Travis Xnox, Justin Zackham y Jeffrey Stott.
Co-Productor: Frank Capra III.
Diseño de Producción: Bill Brzeski.
Compañías: Warner Bros. Pictures.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Jack Nicholson: Edward,
Morgan Freeman, Carter,
Sean  Hayes:Thomas,
Beverly Todd: Virginia
Alfonso Freeman: Roger,
Rowena King: Angelica,
Rob Morrow: Dr. Hollins,
Anton Berry,Jr.: Kai,

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Dos enfermos terminales de cáncer, de caracteres y mundos completamente opuestos, entablan amistad. Edward Cole (Jack Nicholson) es un engreído millonario mientras que Carter Chambers (Morgan Freeman) es un modesto mecánico. A pesar de todo, deciden emprender juntos un último viaje para poder hacer, antes de morir, todas las cosas que siempre han deseado.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

No se le puede negar a Rob Reiner el don de la oportunidad. Estrenó esta película, una de las mas vistas por los espectadores televisivos, seguramente porque fue considerada por los críticos como un film ridículo, basado en un guión ridículo, pero que tuvo una buenísima acogida de un público bienpensante. Transcurridos unos pocos años, no es que la bondad del film haya mejorado, sino que, ha resultado beneficiado por los acontecimientos, los recortes que han introducido los neoliberales en el estado del bienestar, que encuentran su paradigma en el personaje que encarna el avaricioso Edward, encarnado por Jack Nicholson, gestor económico de un hospital, que  reduce costes de forma salvaje, ante un consejo de administración perplejo, unos momentos antes de toser, escupir sangre y serle detectado un cáncer de pulmón, permitiendo a Rob Reiner una pequeña licencia. Estamos incluso dispuestos a aceptar, (algo inverosímil) que el magnate se vea en la obligación de compartir habitación con un mecánico, que seguramente tiene un seguro médico muy reducido, pero que goza de una erudición y una formación que supera con mucho ala del insolente e indolente millonario, papel que encarna a la perfección el actor de expresión perversa y maliciosa.

Ha llegado la hora de morir, y Edward tiene algo de lo que carece su compañero de desgracias, Carter: el dinero suficiente para dar la vuelta al mundo y visitar los lugares más emblemáticos de las diferentes culturas de los hombres que lo pueblan, desde la muralla china hasta las pirámides de Egipto, lanzarse en paracaídas o comer en los mejores restaurantes.Hay quien dice que el dinero  no da la felicidad, pero ayuda a ser menos infeliz; el dinero ni quita ni da alegrías, y la muerte nos iguala a todos y nos recuerda que es sólo un valor de cambio que no nos va a ser útil en este difícil tránsito. Pero por si cabía alguna duda, el mecánico le enseña a su compañero de esta particular buddy movie, que uno se va mejor de este mundo, rodeado de quienes lo quieren y están dispuestos a morir por él. El rico, como el coronel de Gabriel García Marquez, no tiene  quien le 'escriba', porque se lo ha ganado a pulso, aunque, aprendida la lección, se acerca a su única hija, de la que lo había alejado el vil metal, que, bien repartido,eliminaría, al menos, las penurias que provoca la escasez de lo necesario para sobrevivir con dignidad.

'Ahora o nunca' no es una cinta sobresaliente, a lo sumo es una película premonitoria, una particular buddy movie asociada a una historia de viajes por el mundo, o road movie como prefieren llamarle otros, una cinta ecléctica que gustó más a un público dado a dejarse enternecer por estas narraciones de ricos que se apiadan e incluso se hacen amigos de los pobres, muy influenciada por el buen Capra, cuyo nieto co-produce y que recibió un buen varapalo de ciertos críticos, como Javier Ocaña, del diario 'El País': "Un libreto vulgar, una dirección simplemente correcta (…) un carrusel de aventuras presuntamente divertidas que sólo se soportan por la portentosa personalidad de sus intérpretes." ¿Estaba pasando ya algo en Norteamérica que nosotros ni siquiera olfateábamos? Después hemos aprendido todos que el eterno sueño americano se estaba transformando en una pesadilla que se extendía por el mundo entero.





Comentarios