Dicen por ahí. Rob Reiner.




::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Rumor Has It
País: Estados Unidos
Año: 2005.
Duración: 96 minutos.

Dirección: Rob Reiner.
Guión: T.M. Griffin.
Casting: Jane Jenkins, c.s.a. y  Janet Hirshenson, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Peter Deming, a.s.c.
Música: Marck Shaiman; supervisor: Chris Douridas.
Edición: Robert Leighton.
Director artístico: Thomas P. Wilkins.
Decorador del set: JayR.Hart, s.d.s.a.
Diseñador del set: Josh Lusby, James Yarber.

Diseño de Vestuario: Kim Barret.
Jefe de Departamento de maquillaje: Angela Levin.
Jefe de Departamento de peluquería: Linda de Andrea.

Productor: Paula Weinstein, Ben Cosgrove.
Co-Productor: Frank Kapra III, Mike Topoozian.
Productores ejecutivos: George Clooney, Steven Soderbergh, Jennifer Fox, Michael Rachmel, Le Amato, Robert Kirby y Bruce Berman.
Diseño de Producción: Tom Sanders.
Compañías. Productoras: Warner Bros.Pictures, asciada con Village Roadshow Pictures, Sction Eight/Spring Creex.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes: 

Jennifer Aniston: Sarah Huttinger,
Kevin Kostner: Beau Burroughs.
Mark Ruffalo: Jack Dalily,
Shirley McLaine: Katherine Richelieu,
Richard Jenkins: Earl Huttinger.
Christopher McDonald: Roger McManus.
Steve Sandvoss: Scott.
Mena Suvari: Annie Huttinger.
Mike Vogel: Blake Burroughs.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:


Sara Huttinger (Jennifer Aniston), una joven a punto de casarse, regresa a su ciudad natal, en California, para averiguar la verdad sobre un secreto familiar. Al parecer, tanto el libro como la película "El Graduado" están inspirados en su abuela y en su madre. Pero eso no es lo peor: poco a poco Sara se sentirá atraída por el maduro galán (Kevin Costner) que se ha acostado ya con varias generaciones de mujeres de su familia.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:


Dice M.Torreiro, crítico del diario 'El País', que la película de Rob Reiner arranca de una situación de partida inteligente, sólida y muy bien narrada y propone una galería de personajes  muy creíbles," pero a la postre deviene en una radiografía más de estos tiempos de conservadurismo y pavor al riesgo." (En Filmaffinity). No obstante, entre sus productores ejecutivos se encuentran cineastas, poco temerosos del riesgo, como George Clooney o Steven Soderberg .

El film es un simple divertimento que hace un homenaje a la película de culto, 'El Graduado (Mike Nichols, 1967; ¿Quién teme a Virginia Wolf, 1966, o 'Armas de mujer', 1988), que tanto escandalizó a las nuevas generaciones de la década de los 60 del siglo pasado, porque una mujer mayor, Mrs. Robinson,  seducía al novio de su hija. Basándose, teóricamente, en un hecho real, las mujeres de Rob Reiner van cayendo una tras otra en brazos del ayer joven amante, hoy un hombre de negocios, empresario de las nuevas tecnologías de éxito, interpretado por un rotundo Kevin Kostner, que se queda con las chicas a pesar de la presencia de Marc Ruffalo, más joven y apañado que de costumbre, y que finalmente, como ocurrió en el pasado con Richard Jenkins, se queda con su novia porque se la merece más que el seductor millonario, en la película de los 60 un joven desamparado, insignificante y víctima de las garras de la mujer madura. El gran hombre en que se ha convertido, es, sin embargo estéril, porque recibió una patada en los testículos jugando al beisbol.

Una broma que han querido gastarse y gastarnos un equipo formado por gente que no tiene mucho que demostrar, acompañados del mejor elenco de actores para arropar a una chica guapa y atractiva, pero muy  tontita, interpretada por la ex de Brad Pitt, Jennifer Aniston,  a la que le preparan un final con un truco tan usado, que nadie, en su sano juicio, hubiera osado jugarse ni tan siquiera una copa en favor de la posibilidad de otro final alternativo. Un homenaje al cine desde dentro del propio cine a un director como Mike Nichols que ha escrito páginas muy importantes en la Historia de este forma de representar la realidad que han llamado séptimo arte y que ahora camina hacia la jubilación obligada. Una pieza más de la nueva comedia americana, sin más intención que la que hemos señalado, pero en la que tampoco hay que soportar gags horteras y de mal gusto; una nueva puesta en escena de los usos y costumbres de las clases medias americanas, que viven en suburbios de casas ajardinadas, celebran las bodas en casa, porque les resultan más baratas, como se encargó de poner de relieve Spencer Tracy, en aquel encantador film de Vincente Minnellim (1950), 'El Padre de la novia', cuya hija quiere casarse en la Iglesia, lo que superaba su presupuesto, motivaciones económicas que constituían el background de la historia.

El cine norteamericano se ha encargado de hacer reconocible en el mundo entero esas ceremonias en las que la novia desfila ante sus invitados, llevada al improvisado altar cogida del brazo de su padre, entre flores y testigos, vestidas de colorines las amigas, con trajes solemnes los amigos. Por esta razón el público sólo espera algún incidente que de al traste con todo este aparato, como ocurría en 'El Graduado', película en la que la boda tenía lugar en un templo, lo que hacía más espectacular la irrupción  de Dustin Hoffman interrumpiendo el ritual del casamiento.



Comentarios