Joe Cocker ha muerto.





Joe Cocker ha muerto. Toda la prensa, especializada o no, recuerda hoy a este cantante que se hizo famoso por una versión muy personal de un tema de los Beatles : "A Little Help  From My Friends." A ello contribuyó su fuerza expresiva vital y esa voz tan característica, desgarrada, rota, que provocaban sensaciones y  emociones fuertes, que se traducían en sentimientos que poco a poco se irían integrando en el recuerdo de quienes vivieron esos tiempos en los que sonaban aires de libertad, y de quienes han venido después y han sentido curiosidad por conocerlo. Otros  muchos lo recordarán por poner su música al servicio de uno de los streepteases más famosos de la historia del cine ;  el que hace una mujer, Kim Bassinger, de gran belleza y sensualidad, ante un más que atractivo Mickey Rourke, en una película que se ha incorporado al imaginario colectivo al reunir en esta famosa secuencia la belleza natural, de la que hacen gala estos actores y la de la sensual e inigualable creada por la música que interpreta el cantante desaparecido. 

Hoy lo queremos recordar en su momento de plenitud, cuando tantos jóvenes en el mundo lo escuchaban a él, pero también a Jimmy Hendrix, Steve Ray Vaughan o Eric Clapton,y  comenzaron a interesarse por el blues, el soul, el rock, y la música, de raíces anglosajonas y norteamerianas que se exendió por Europa  y los países emergentes. Hoy sólo nos queda recordarlo.




IN MEMORIAM




Comentarios