Harry Brown.Daniel Barber

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original:
País: Gran Bretaña.
Año:  2009
Duración: 103 minutos.

Dirección: Daniel Barber.
Guión: Gary Young.
Director de casting: Dan Hubbard.
Dirección de Fotografía: Martin Ruhe.
Música.Original: Martin Phipps y Ruth Barret; música adicional: Pete Tong y Paul Rogers; supervisor musical: Matt Biffa. superviso ejecutivo musical:Pete Tong.
Edición:  Joe Walker.

Diseño de Vestuario: Jané Petrie.
Maquillaje y peluquería:Jaqueline Fowler.

Productores: Kris Thykier, Matthew Vaughn, Matthew Brown, Keith Bell.
Productores ejecutivos: Christos Michaels, Reno Antoniades, Tim Smith, Paul Brett, Steve Morris, Tim Haslam.
Diseño de producción: Kave Quinn,
Mary Partners y UK  Film Council presenta en asociación con Hanway Films Presciencie y Framsore Features unaproducción de Mary Partners.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Michael Caine : Michael Caine,
Emily Mortimer: Emily Mortimer,
Charlie Creed Miles: D.I. Hicock,
David Bradley: Leonard Attwood,
Ian Glen: S.I. Childs.
Sean Harris: Strecht,
Ben Drew: Noel Winters,
Jack O'Connell: Marky,
Jamie Downey: Carl,
Liam Cunningham: Sid Rourke,

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

En un suburbio inglés, sumido en el caos, donde las drogas son moneda de cambio y las armas reinan en las calles, Harry Braun, un ex-marine retirado, malgasta sus últimos años jugando al ajedrez con su amigo Leonard en un mugriento pub. Perocuando éste es salvajemente asesinado por una banda, Harry saldrá de su letargo para dar rienda suelta a  su personal día de furia,  en su Harry Brown nos brinda una de las mejores interpretaciones de Michael Caine en su ya de por sí impasible carrera. Daniel Barber  realiza su debut en la dirección con este violento y descarnado thriller en el que un apático y derrotado pesimista se transforma en la  reencarnación septuagenaria de Harry, el sucio.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

La sociedad se debate entre las diferentes ofertas económicas que le hacen  economistas,  de las más diversas ideologías y tendencias, sobre cómo salir de la crisis que provocó el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2008: unos creen que eliminando todas las trabas en las contrataciones (modelo thatcheriano) se estimula la contratación de trabajadores lo que conlleva la generación de empleo; otros creen que la protección de los seres humanos basada en un sólido estado del bienestar (welfare) es prioritaria a cualquier otro objetivo. Pero todos deben volver la cabeza y observar las consecuencias de la política de la 'dama de hierro' denunciada por los cineastas ingleses como Ken Loach, Mike Leigh o Joe Cornish, que vuelve a los mismos escenarios en los que filmó su epopeya Daniel Barber, con aquel film tan novedoso, 'Attack the Block, en la que unos extraterrestre que carecen  de ojos y sólo tienen boca para devorar a unos jóvenes cuyo destino es la violencia callejera, la muerte prematura o la cárcel. En esos mismos lugares londinenses se produjeron duros altercados, como los que se representan en la pantalla, al poco tiempo de tomar el poder Cameron.

Esta situación en la que los parias de la tierra son auténticos ejércitos que se enfrentan a auténticas rebeliones, formando con sus escudos, cuya altura es superior a la de sus cabezas, compuesto de una material resistente ignífugo, una auténtica muralla, está provocando la justificación poco clara y moralmente dudosa de que la policia debe mirar hacia otro lado en los ajustes de cuentas entre bandas, o dejar marchas a ancianos jubilados amedrentados que han aplicado a estos delincuentes la Ley del Talión. Esta es la herencia que dejó a su pueblo Margareth Thatcher, y la que va a recibir el pueblo español,  superada la crisis a costa de sueldos de miseria que dejan a los trabajadores en la intemperie tras una larga jornada laboral, mal pagada.

Una mujer policía le pregunta al protagonista, el anciano jubilado interpretado por Michael Caine dónde están los límites que la sociedad puede tolerar. No hay respuesta.

Comentarios