Acoso en la red. (TV). Chales Binamé.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Cyberbu//y
País: Canadá.
Año: 2011.
Duración: 88 minutos.

Dirección: Charles Binamé.
Guión: Teena Booth.
Casting: Montreal:Kenyon Wells Casting, Andrea Kenyon, c.s.a., Randi Wells, c.d.c.; Casting U.S.: Jani Rudofsky, Stacey Levy.
Director de Fotografía: Pierre Gill, c.s.c.
Música: James Gelfand.
Edición: Simon Webb.

Diseño de Vestuario: Janet Campbell.
Responsable de maquillaje: Larysa Chernenko.
Responsable de peluquería: Linda Gordon.

Productor Jesse Prupas.
Productor ejecutivo: Michael Prupas.
Diseño de producción: Patricia Christie.
Compañías. Productoras:  Muse Entertainment, presenta un original film de Disney ABC Family. En asociación con Québec Production Services Tax Credit, The Canadian Film or Video Production Services Tax Credit. Directors Guild of Canada/La Guilde Canadiense des Realisateurs,Aqtis, WGA , AFTRA, ACTRA-

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Emily Osment: Taylor.
Kay Panabaker:
Meaghan Rath:
Kelly Rowan:
Jon McLaren: Scott Ozik,
Robert Naylor: Eric Hillridge,
Nastassi Markiewicz: Linndsay Fordyce,
Jade Hassouné: Caleb,
Caroline Redekopp: Karen Caldone,
Ivan Smith: Darren Mortensen,
Ronda Louis.Jeune: Becca,
john MaClaren: Senador Evans,
Marcel Jeannin: Dr. Rilke,
Bruce Dinsimore: Padre de Lindsay,
Danny Blanco-Hall: reportero,
Tyone Bensjin: Principal Wasney,
Paula Jean Hixson: Policía,
Kathleen Fee: Profesora de Historia,
Katelyn Wells: Chica Teenage,
Jenessa Grant: Fake Taylor,
Jessica Harris: Lily Caldone, Jonathan Dubsky: Blurry Guy,


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

En un Instituto de Montreal, (Quebec/Canadá),  al que acuden jóvenes de clase acomodada, se produce un caso de acoso escolar cibernético grave, que afecta a Taylor, una adolescente que disfruta chateando con sus dos mejores amigas en las redes sociales en Internet. Un día descubre que alguien ha entrado en su cuenta y que escribe en su nombre ofensas y mentiras. El descubrimiento de los actores dejará a todo el mundo desconcertado, incluida la víctima.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Antes de iniciar este comentario conviene saber que 'Acoso en la red' es una película realizada para la TV, patrocinada por Disney  para ver en familia, padres, madres e hijos sentados ante el televisor, con el objetivo de que todos juntos queden advertidos de los riesgos que conllevan las nuevas tecnología para los adolescentes, que se integran plenamente sin la más mínima prevención, basándose en el mismo principio que sirve de base a las guerras modernas: es más fácil insultar y degradar a distancia que hacerlo cara a cara, sin esconderse en el anonimato. Este análisis se distorsiona cuando los actores principales de la acción que desemboca en el buying primero y el intento de suicidio de la joven después, son su hermano y su mejor amiga por razones que no quedan claras en el film, pero que reducen la responsabilidad de las acosadoras, principalmente chicas.

El temor a ser tratados de la misma manera retrae al resto de los compañeros, que se asustan y dejan solos a los acosados. El joven, también canadiense, nacido en Montreal,  Xavier Dolan denuncia estos hechos en un vídeo que realizó para el grupo francés Indochine, que sufrió una fuerte controversia y fue denunciado ante los tribunales; en él demostraba,sin ningun género de dudas, cómo se asfixiaba de forma sistemática en los centros educativos al más débil, agredido, generalmente en público, y ante compañeros que se muestran sordos y mudos, (aparecen en el vídeo con los ojos vendados), contando con la indiferencia hipócrita de los encargados de velar por la ley.

Charles Binamé no ha querido llegar tan lejos en la criminalización de los acosadores y ha preferido plantearlo como una fricción entre la libertad de expresión y el derecho de los individuos a ser respetados en su intimidad. No obstante es difícil entender como libertad de expresión, principio que, desde que quedó impreso en las tablas de los derechos humanos del hombre y el ciudadano, se entendió que terminaba donde empezaba el de los demás. Nadie puede ser tratado como lo es la protagonista de esta historia.

Todo se resuelve felizmente,como corresponde a unas personas distinguidas, algunas con apariencia de chonis, casi todas negras, aunque la lider, de aspecto vulgar, es la hija de un abogado no precisamente necesitado, que acaba aislada con sus amigas por la mayoría silenciosa. Demasiado maniquea y superficial.






Comentarios