Caminando entre las tumbas. Scott Frank.






:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original:  A Walk Among The Tombstones.
País: Estados Unidos.
Año:  2014.
Duración: 114 minutos.

Director: Scott Frank.
Guión: Scott Frank, basado en la novela 'Un paseo entre las tumbas' de Lawrence Block
Casting: Avy Kaufman, c.s.a.; Casting asociado: Leeba Zakharov.
Dirección de Fotografía: Mihai Malaimare Jr.
Música: Carlos Rafael Rivera; supervisor: Mary Ramos.
Edición: Jill Savit, a.c.e.
Coordinador de especialistas: Mark Vanselow.
Director artístico: Jonathan Artkin.
Decorador del set: Cherish M.Hale.

Diseño de Vestuario: Betsy Heimann.
Jefe de Departamento de maquillaje: Kyra Pachenko.
Jefe de Departamento de peluquería: Kerrie Smith.

Productores: Tobin Armbrust, Danny DeVito, Brian Oliver, Michael Shamberg y Stacey Sher.
Productores ejecutivos: Kerry Oren, Laurent Selig, Mark Mallouk, Richard Toussaint,Adi Shankar, Spencer Silna, Tracy Krohn, Kate Bacon, Nigel Sinclair, Guy East, John Hyde.
Diseño de producción: David Brisbin.
Compañías. Productoras: Universal, Comcast Company, CrossCrees  Pictures,  asociado con Exclusive Media,  y Endgame Entertainment, Jersey Films/ Double Features Films Production, 1948 Private Defense Contractors,  Exilium Media; distribucion: eOne.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Liam Neeson: Matt Scudder,
Dan Stevens : Kenny Kristo,
Boyd Holbrook : Peter Kristo,
Briana Marin  : Actriz,
Sebastian Roché : Yuri Landau.
Patrick F.McMade: Bar Owner.
Laura Birn: Leila Alvarez.
David Harbour: Ray,
Adam David Thompson: Albert,
Kim Rosen: Jenny,
Eric Nelsen: Howie,
Jon Goracy: Bag Boy,
Stephanie Andujar: Cashier,


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Sinopsis:


Dirigida por Scott Frank y basada en una de las 17 novelas sobre Matt Scuder escritas por el autor de novela criminal Lawrence Block, 'Caminando entre las tumbas' gira en torno al investigador privado sin licencia Matthew Cudder que es contratado por unbien contra el mal, tanta sangre) traficante de drogas para descubrir quién secuestró y mató a su mujer.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

La crítica no ha aceptado un término medio, o se alinea entre quienes ven en el film una oferta interesante, o los que la consideran un mediocre pulp de la vieja escuela.

Manohla Darguis la califica de "desagradable, brutal e implacable, "Un paseo entre las tumbas" es una de esas ofertas cinematográficas contemporáneas raras: pulpa inteligente. Fue escrita y dirigida por Scott Frank, guionista cuyos créditos incluyen "Get Shorty" y "Minority Report", lo que significa que se ha pasado el tiempo de transposición de la talla de Elmore Leonard y Philip K. Dick a la pantalla.  Frank está trabajando con el  material más feo y menos placentero en este film: una novela de 1992, escrita  por Lawrence Block (...) una historia del bien y el mal en la que los hombres son tan duros como clavos y las mujeres poco más que carne. La imagen de las uñas es una metáfora; la carne no tanto.(El bien y el mal, tanta sangre. The New York Times).

Dan Jolin, de 'Empire', desea que el film sea la primera entrega de una saga, film  al que ve : "Como cuchilla de un buen carnicero, pesado, sólido y fuerte -. una adecuación efectiva de director y protagonista ..."  (Un paseo entre las tumbas).

Kenneth Turán teme que el film se aproxime al género de torture-porn, y escandalizado se pregunta cómo hemos llegado a un lugar donde la observación de este tipo de actividad se considera de entretenimiento.Este thriller de la vieja escuela, protagonizada por Liam Neeson como un investigador privado sin licencia tratando de enderezar entuertos del mundo tiene un énfasis muy moderno en el gráfico tortura y la mutilación de las mujeres. Puede que me haga detrás de los tiempos y fuera de contacto para decirlo, pero ¿cómo hemos llegado a un lugar donde la observación de ese tipo de actividad se considera de entretenimiento?

"En el cine negro siempre fue más importante el cómo que el qué, la atmósfera que la trama, la desesperanza que la verosimilitud, el retrato de personajes que la acción. Y mucho de ello hay en Caminando entre las tumbas, segundo largo del experimentado guionista amante del negro más clásico Scott Frank (Morir todavia, Un romance muy peligroso), que ya desde su inicio remite, incluso en el tipo de fotografía, grano duro, tufo a amargura, a ciertas películas de Sidney Lumet iluminadas por Andrzej Bartkowiak. (Las sombras del 'noir'. Javier Ocaña, diario 'El País').

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Nada más lejos del torture porno que el film que dirige Scott Frank, que evita en todo momento mostrar la carnicería de los asesinatos en serie que aprovechan la catadura de sus víctimas, traficantes de drogas que no van a denunciar a sus agresores a causa de la naturaleza y el origen oscuro de los cuantiosos rescates; Scott Frank es el artífice de una historia que van hilando unos personajes muy potentes, a los que un pasado siniestro ha convertido en una especie de apóstoles de la justicia, impartida allá donde no llega la ley, empujados por un deseo de regeneración, superación de sus adicciones y acercamiento a posiciones religiosas. En su lucha por superar este pasado tenebroso se enfrentarán  a unos personajes, policías de la lucha contra la droga, lo que les proporciona informaciones muy útiles para sus propósitos de enriquecimiento y satisfacción de deseos primarios, que  según un joven trabajador del cementerio y escritor de novelas pulp, y cómplice circunstancial, no son humanos, sino unos individuos que guardan en el sótano del videoclub 'cosas especialiszadas' para realizar sus torturas.

Scott Frank demuestra que es un cineasta capaz de crear atmósferas y texturas que contribuyen a ubicar sus dramas en  un contexto sucio, feo  y sórdido, y a construir una diégesis, más que de terror, repugnante, -papeles deteriorados en las paredes, residuos de plástico en escaleras de edificios en apariencia rimbombantes, abundancia de instrumentos cortantes en los lugares del crimen y, lo que es más sorprendente, elección del cementerio como lugar en el que depositar los fragmentos de cuerpos descuartizados o realizar intercambios de víctimas por dinero-; a medida que avanza el film la tensión se hace cada vez más intensa y el ritmo se acelera y no cesa hasta el último minuto de la cinta; un monólogo interior del protagonista nos revela que en su propósito de abandonar las armas y el alcohol, causantes de grandes males en el pasado, se ha ido aproximando a dios, gracias a las terapias de grupo, de carácter religioso en las que participa.

Hasta ahora el cine negro nos había propuesto reflexiones acerca de la oportunidad para los cacos de altura de robar en bancos en los que  se deposita dinero de procedencia dudosa; ahora Scott Frank , apoyado en las novelas de Lawrence Block da un paso adelante y nos muestra la vulnerabilidad de quienes se sitúan al margen de la ley y obtienen pingues  beneficios de sus actividades ilegales. Agentes corruptos de la DEA, (Drug Enforcement Administration: Administración para el Control de Drogas), poseen toda la información necesaria para extorsionar a los traficantes y hacer desaparecer, de la forma más cruenta, a sus familiares y personas más próximas. Matt (Liam Neeson) es un agente, condecorado por matar a tres delincuentes muy peligrosos, que en la misma operación mató por accidente a una niña de siete años porque estaba borracho. Desde entonces lo persiguen las Furias, y se dedica a investigar a mafiosos, sin armas, y a saldar, de forma personal e individual, sus cuentas con la sociedad. Para ello cuenta con la ayuda de un niño negro, sin familia, que no quiere ser recluido en un centro de acogida, y al que enseñará la profesión, mientras lo alerta contra el uso de pistolas y otros instrumentos para matar.

Un film interesante, con muy buenas actuaciones, y un papel estelar excelente de Liam Neeson, que se aproxima en los aspectos climáticos y en la construcción de los personajes al cine negro clásico.




Comentarios