Joe. David Gordon Green.






::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Joe
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Duración: 117 minutos.

Dirección: Gordon Green.
Guión: Gary Hawkins. basado en la novela de Larry Brown.
Casting: John Williams, Karmen Leech.
Dirección de Fotografía: Tim Orr.
Música: David Wingo y Jeff McIlwain; supervisores: Devoe Yates, Greg Danylyshyn.
Edición: Collin Patton.
Asistente decoración artística: Rochelle Harvey.
Decorador del set: Helen Britten,
Regidores o atrezzistas: Lawrence Glass y Beson Moore.

Diseño de Vestuario: Jill Nevell, Karen Malecki.
Jefe de Departamento de maquillaje:  Jacenda Burkett Hanna.
Jefe de Departamento de peluquería: Leola L.Pérez.

Productores: Lisa Muskat, David Gordon Green, Christopher Woodrow, Derrick Tseng.
Productores ejecutivos: Molly Conners, Maria Cestone, Sarah Johnson Redlich, Hoyt David Morgan, Brad Cooliddge, Tood Labarowski.Danny MacBride, Jody Hill.
Diseño de producción: Chris Spellman.
Compañías. Productoreas: Lionsgate, en asociación con Roaldview Entertainment y Dreambridge Films,  presenta  a Muskad Filmes Properties , Rough House Pictures Productions, Roadside Attractions.

En memoria de Gary 'Ozzy' Poulter y Andrew Dallas.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Nicolas Cage: Joe,
Tye Sheridan: Gary Poulter.
Ronnie Gene Blevins:
Gary 'Ozzy' Poulter Wade, a.k.s. G.A.Daawg.
Ronnie Gene Blevins: Willie-Russell.
Adriene L.Mishler: Connie,
Brian D. Mays: Junior.
A.J.Wilson McPhaul: Earl,
Sue Rock: Merle,
Heather Kafka: Lacy,
Brenda Isaacs-Booth: Madre,
Anna Niemtdchk: Dorothy,
Elvert Eben Hill III, Shorty,
Milton Fountain: Milton,
Roderick L.Polk: Roscoe,
...

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Joe, Un expresidiario de 48 años, Joe, que ha vivido siempre al límite y un joven de quince años, Gary,  que desea huir de un hogar destruido por un padre violento y  alcohólico, se encuentran por casualidad en una zona rural del Misisipi y deciden cambiar de vida y hacer frente a sus adversas circunstancias.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:


David Gordon Green atrapa con una imagen rica en texturas rurales de núcleos poblacionales marginales, en los que conviven emigrantes y negros y gentes de la llamada white trash (basura blanca) americana, integrantes de un mundo sórdido en el que reina la violencia, el alcoholismo y, como consecuencia, la presencia creciente de familias desestructuradas, cuya vida se asemeja cada vez más a la de los animales, añadiendo a las pésimas condiciones materiales de éstos sentimientos profundamente negativos como el miedo a la muerte o la enfermedad, no así a la pobreza, porque están inmersos en ella. Las primera imágenes son las de un joven, Gary, (Tye Sheridan),  sentado, de espaldas al espectador, erigiéndose en símbolo de la desesperanza, que reprocha a su padre el abandono y maltrato, físico y psicológico a que somete a su familia y el nomadismo constante que les impone con los conflictos que genera su actitud violenta. Apaleado por su progenitor, el adolescente camina, siempre de espaldas, por la férrea via del tren, un camino que nunca se desvía y que conduce inexorablemente a la desgracia. Tras presentar a uno de los protagonistas de esta peculiar y triste buddy movie, el más joven, pasa a mostrarnos a Joe (Nicolas Cage), un hombre maduro que vive de un negocio ilegal, matar árboles débiles, propiedad de un cacique del lugar, para sustituirlos por pinos fuertes, con unos jornaleros que recoge en la puerta de un Grocery y traslada con su vieja furgoneta al lugar en el que  van a  realizar un trabajo ilegal y nefasto para el medio ambiente: envenenar los árboles autóctonos para que mueran rápidamente y posteriormente sustituirlos por otros. La primera conexión significativa entre estos dos personajes se produce mediante el afilado de sus respectivas navajas en secuencias alternas.

Las texturas, formadas por paredes de papeles que amarillean, viejos sillones, vasos de cristal  y botellas de licor, transmiten la  sensación de ambientes sucios, sórdidos, mal iluminados, terribles para el ser humano, en los que malviven la madre y la hermana del joven Gary, como dos bestias desgreñadas, encogidas, cohibidas, asustadas, que nunca salen de su 'cueva', una chabola que no merece el nombre de hogar. Las imágenes marcan a Joe como un hombre rudo, duro, violento, que exhibe un  enorme tatuaje en uno de sus musculosos antebrazos, no teme a nada ni a nadie, y menos a una intoxicación alimentaria: da de comer a su perro vertiendo el contenido de un bote en una piedra, sin plato, mientras camina con los pies descalzos por el suelo mojado, duerme en un sofá con mantas viejas y sucias, desayuna alcohol, fuma . tose, se refresca con un antiguo ventilador, y satisface sus necesidades sexuales en un lupanar protegido por un perro asesino. Cada mañana acude al lugar donde se hacinan los obreros, que cargan sobre sus espaldas un instrumental de muerte, sucio, viejo, maloliente, destinado a matar el bosque.

Joe nos muestra un mundo en el que lo menos malo que le puede suceder a alguien en la vida, es acabar en la cárcel, lo que hace dura la existencia de los policías; el protagonista pasó varios años a la sombra por  agredir a una patrulla. Los hombres, cuando se hacen mayores llegan a asesinar por unos pocos dólares y una botella de alcohol, o se empecinan en luchas suicidas por una agresión sin importancia cuando son todavía jóvenes. Gary, cuya madre ha perdido toda la ambición de vivir, vegeta en una casa que es un auténtico estercolero, en la que nada se limpia y todo va a aterrizar en el suelo, aspira a comprar una furgoneta, deshacerse del padre y huir de este mundo, una sociedad arcaica y patriarcal en la que las mujeres no pintan nada, excepto si sirven todavía para el placer de los machos, y en la que los hombres sensibles, que sienten respeto por las féminas, descubren que lo peor que le puede ocurrir a uno de ellos es tener la mala suerte de tener un padre cabrón, que no sólo va a arruinar su vida, sino la de todos los demás, incluidos aquellos a los que el cariño ha debilitado. Joe ayuda a Gary a abandonar este mundo de mierda en el que nada es legal y en el que incluso la justicia 'roba-gallinas' mira hacia otro lado y deja que estos aspirantes a seres humanos resuelvan sus conflictos a su manera. Si algún policía intenta impedir que, por ejemplo, conduzcan borrachos, pone en riesgo su propia integridad física.

Un film que nos muestra que no ya el tercer mundo, sino el mismo infierno está en el corazón del mundo desarrollado, y que su miseria física y moral no se soluciona con una ONG, sino, como advertían las ilustradas Hermanas Brönte,  luchando por cambiar las leyes económicas y humanas que permiten que el poder y el dinero se concentre en unas pocas manos. Y esto es mucho más difícil, como ya demostró,  en su tremenda película Winter's Bone,  Debra Granik (2010), otro film que denuncia las condiciones en las que viven los que en Estados Unidos llaman 'Basura Blanca'. En la película de David Gordon Green también hay negros, pero no presentan el mismo grado de degeneración que los protagonistas de esta terrible historia.



Comentarios