La desaparición de Eleanor Rigby. Ned Benson.





::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



Ficha técnica:

Título original: The Disappearence of Eleanor Rigby
País: Estados Unidos.
Año: 2014.
Duración: 122 minutos.

Guión y Dirección: Ned Benson.
Casting: Monika Mikkelsen
Dirección de Fotografía: Christopher Blauvelt
Música: Son Lux
Montaje: Kristina Boden.
Coordinador de especialistas: Manny Siverio.
Coordinador departamento de arte: Stephanie Abbaspour.
Decorador del set: Sheila Bock.
Atrezzista i regidor: Maria Sylvania.

Diseño de Vestuario: Stacey Battat.
Jefe de Departamento de peluquería: Colleen Callagham.
Jefe de Departamento de maquillaje: Maya Hardinge.

Productores: Casandra Kulukundis, Ned Benson, Jessica Chastain, Todd J.Laraowsky y Emanuel Michael.
Productores ejecutivos: Kirk D'Amico, Peter Pastorelli, Brad Coolidge, Melissa Coolidge, Kim Waltrip, Jim Casey, Erica Murray, Wicks Walker, Jason Durant Walker, Abby Whitriddge.
Diseño de producción: Kelly McGehee.
Compañías. Productoras: TWC, (The Weinsten Company) presenta a Miryad Pictures, Dream Bridge, Standard Desviation y Unson Films presentan a Dee Ambroge Films, Division Films  KM; distribución: Wanda Vision.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Jessica Chastain: Eleanor Rigby,
James McAvoy: Conor Ludlow,
William Hurt: Julian Rigby,
Isabelle Huppert: Mary Rigby
Viola Davis: Profesora Friedman.
Nina Aianda: Alexis,
Ciarán Hinds: Spencer Ludlow,

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:



Conor y Eleanor estaban felizmente casados, hasta que comenzaron a sentirse como extraños en su propio matrimonio.The Disappearance of Eleanor Rigby" es un remontaje de un díptico que duraba originalmente en torno a tres horas, y que estaba formado por dos largometrajes desde los cuales la acción se mostraba desde el punto de vista de Jessica Chastain ("Ella") y James McAvoy ("Él"). El díptico se estrenó en el Festival de Toronto en 2013, pero tras la adquisición de los derechos de distribución del film por parte de Harvey Weinstein, el díptico fue remontado quedando como resultante una única película de 2 horas que se estrenó en el Festival de Cannes en mayo de 2014 y que será la copia que se estrene a nivel mundial. El díptico original se estrenará en Estados Unidos el 10 octubre de 2014, pero sólo en filmotecas y salas dedicadas al cine no-comercial.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Crítica:


Drama romántico y vital que resulta bastante plomizo en su avance y desarrollo, aunque el trabajo de la hipnótica y fascinante Jessica Chastain sostiene el conjunto. Una propuesta de ambiciones artísticas desmedidas que funciona a medio gas. ("La desaparición de Eleanor Rigby": lo bueno se acaba. José Arce. La Butaca.net).
La crítica no es en absoluto unánime,  lo que en sí mismo ya significa algo; seleccionamos la de Scott Foundas en Variety: "Ocho meses después de su estreno como una obra en progreso en Toronto, dividida en dos partes, un drama marital de tres horas de duración "La desaparición de Eleanor Rigby" se ha despojado de su estructura bifurcada (...) pero lo que se ha perdido en  el marco conceptual podría decirse que se ha ganado en claridad narrativa y resonancia emocional. Un proyecto imperfecto pero fascinante en cualquier forma (...) En  esencia es un retrato  que afecta de dos personas que se aman, pero que ya no son capaces de vivir juntas, y es todo un placer pasar dos, o tres, o cinco horas en su compañía. (Reseña de Cannes. La desaparición de Jessica Chastain. Scott Foundas. Variety).


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Ned Benson nos cuenta la historia de la ruptura de una pareja desde la perspectiva de ambos, en la que las causas de la ruptura quedan un tanto subsumidas a causa de los cortes impuestos al reducir el original díptico, de una duración de cinco horas a tan solo dos, lo que nos impide llegar a saber con certeza la incidencia que tuvo en las relaciones de pareja la muerte del hijo del matrimonio, de la  que  conocemos de soslayo por alguna pequeña referencia y una fotografía que cuelga de las paredes de la casa paterna de la mujer.

Ned Benson se sirve de texturas, más que sobrias, delicadas, elegantes, con clase, acorde con la calidad de los protagonistas, unos hipsters treintañeros, que dan entrada a la acción con un 'sinpa' en un restaurante caro y un revolcón en el parque, tras el que, sin mediar conflicto, nos encontramos con la relación rota, de cuyo deterioro no se ha hecho partícipe al espectador hasta el intento de suicidio de Eleanor.Filtros suaves que armonizan el contexto físico con sus actores en el encuadre, delicadas pinceladas subidas de tono que suponen un punto de referencia, como el pelo de la protagonista de un intenso naranja, o  los marcos de un azul subido de algunas puertas. El atrezzo redunda en el gusto minimalista de una juventud burguesa  educada en instituciones elitistas que cuida desde las alfombrillas hasta el albornoz de diseño prêt-a-porter, propio de la clase media ilustrada y que imitan las clases populares. Un estilo contenido en las formas, que, a pesar de aparentar querer romper con todo, siempre se quedan a medias.

En este contexto de niños bien se plantea la lucha de poder dentro de la pareja (claro que nos faltan datos para hacer este análisis), que expresa, al fin, un pensamiento convencional y muy tradicional. La joven se pregunta por qué sus padres han durado tanto tiempo juntos, y la respuesta es de sobra conocida por todos: porque han sabido aguantarse. Ella se ha precipitado, al descubrir que nunca volvería a tener lo que habían perdido, pero tiene muchas posibilidades: volver a la Universidad, refugiarse en París, en la grandeur de la France, la patria de su madre, interpretada por Isabelle Huppert,  una hedonista siempre con una copa de buen vino en la mano, pero con la que mantiene una relación más superficial que con su padre.

Conor (James McAvoy ), como todos los treintañeros del universo capitalista occidental, 'los jóvenes de las mil opciones', como los define la profesora de la Universidad a la que recurre Eleanor, para reorientar su vida, vuelve a casa de su padre cuando pierde su hogar. Aquí todo es menos común: la madre abandonó su hogar, el progenitor, al parecer, es un  homosexual que regenta un restaurante de prestigio, una actividad que ha imitado el hijo con  menos fortuna. pero con él. y, a pesar de las distancias y el choque generacional, puede tener una conversación entre adultos y, pensando en voz alta, cuestionarse por qué el hombre se enamora de una persona en concreto. La respuesta es sencilla: el hombre siempre está  obsesionado con algo, y, aunque en teoría sabe que una estrella fugaz se va en un segundo, no puede sentir alegría, cuando desaparece, de haber disfrutado de ella, aunque solo sea un segundo. El amor es la guerra, le dice su amigo. Y la gana quien la gana.En este caso Eleanor." Él se ablandó, yo me endurecí..."

Una mujer desafiante, que tiene enmarcadas unas tijeras abiertas en su habitación, que asiste a las clases de una profesora muy europea,  desengañada, nihilista e incluso cínica, que no quiere tener unos hijos que, lo haga como lo haga, al llegar a los treinta años se sentará ante un psiquiatra acusándoles de alguna idiotez que dijo o hizo y de la que ya no se acuerda, y un joven, abandonado por su madre, criado por un padre inmerso en sus propios problemas, un chico más débil que ella, que será, al fin, la víctima de esta relación, porque él es vulnerable, como lo prueba el último contacto sexual entre ellos. Las razones por las que ella se intenta suicidar quedan en la oscuridad, aunque nada tienen que ver con su marido y si, probablemente, con la muerte del hijo.

Había madera para una buena película, pero se ha quedado a mitad de camino.




Comentarios

  1. Aún no he podido ver esta obra porque quiero ver la versión original, es decir, las dos versiones: Él y Ella, ya que la versión conjunta (Ellos) estrenada en cines tiene pinta de haber perdido toda la magia por el camino. Es una verdadera lástima que las salas nunca arriesguen con la originalidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego los cortes que ha padecido han dejado una historia ininteligible, en la que la chica sale muy mal parada, y el amor hecho añicos. Aunque he de reconocer que la distancia de edad que nos separa me ha hecho mucho más cínica. El tiempo no pasa en vano. ¡¡¡Carpe diem, amice!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Deja tu comentario aquí!