Torrente. Operación Eurovegas.











::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Torrente. Operación Eurovegas.
País: España.
Año: 2014.
Duración: 105 minutos.

Guión y Dirección: Santiago Segura.
Dirección de Fotografía: Teo Delgado.
Música: Roque Baños, Álex Martínez, Melian Music; canción original: Eurovegas, interpretada por Mónica Naranjo.
Edición: Fran Amaro.
Dirección artística: José Luís Arrizabalaga y Biaffra.

Figurinista: Cristina Rodríguez.
Maquillaje: Pepe Quetglas.
Peluquería: Blanca Sánchez.

Productora: María Luisa Gutiérrez.
Productores ejecutivos: Mikel Lejarza, Gabriel Arias Salgado, Mar Ilundain, Mercedes Gamero, Axel Kuschevatzky, Nerea Sanjuan.
Productores asociados: Carlos Navia, Ignacio Fernández Vega.
Warner Bros. Pictures, A3Films, Telefónica Studios. Canal  +, ONO, Amiguetes Enterprises,


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Santiago Segura: Torrente,
Julián López: Cuco,
Jesús Janeiro: Jesusín,
Fernando Esteso:
Carlos Areces : Ricardito,
Angy Fernández: Chiqui,
Anna Simon: Paqui,
Barragán: él mismo,
Cañita Brava: Antoñito,
Bigotes y dientes
Chus Lampreave: Reme,
Neus Asensi: Amparito,
Silvia Abril: Señora de Dominguero,
Florentino Fernández: Genaro
Alec Baldwin: Marshall.

Toni Leblanc.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis: 

Año 2018. Torrente sale de la cárcel, y se encuentra aturdido ante una España convulsa y dividida. Debe encontrar respuestas en su interior para despejar su confusión, y por ello decide convertirse en un "fuera de la ley". Así que se propone atracar un casino con una banda de incompetentes. A través de un contacto de su estancia en prisión, localiza a John Marshall, la persona que se ocupó de supervisar la seguridad cuando se planificó el principal casino-hotel de Eurovegas. Marshall, el más indicado para planificar un golpe, le explica la necesidad de organizar una banda de especialistas, que Torrente se encargará de reclutar entre sus "contactos".

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

Jordi Costa en 'Apocalipsis nacional' no se implica demasiado en la crítica de un film,que va integrándose en la marca España y en el que se han implicado los máximos representantes de los medios de comunicación, desde informativos a programas de entretenimiento, pasando por la telebasura,  y da su opinión sobre texturas cinematográficas y búsqueda de la formatos comerciales: "Torrente 5 intenta encontrar un difícil equilibrio entre sus despliegues de producción —del fichaje de Alec Baldwin (más divertido como idea que como resultado) a su clímax modelo blockbuster (tosco en sus formas, pero bien puntuado por los tutoriales de Ricardo Darín)— y cierto pragmatismo indulgente, con gags reducidos a su mera enunciación. Lo mejor del conjunto son las aportaciones profesionales..." (Apocalipsis macional. Diario 'El País, 2 de Octubre de 2014).

Jordi Batlle Caminal se mantiene en la misma línea de contención ante el circo nacional: Por supuesto, la intriga y los desastres son predecibles, pues lo que cuenta es la fiesta que todos se montan en cada escena, y que es donde esta quinta entrega, pese a ciertos momentos en que se aprecia el desgaste de la fórmula, vuelve a funcionar a cien . (...)Torrente 5, en fin, no aspira a ser otra cosa que un entretenimiento popular, pero está confeccionado con sobrado talento. ('Torrente 5: operación Eurovegas: La fiesta no decae.'Jordi Batlle Caminal).


Pablo O. Scholz se lamenta de que este sea el futuro que nos espera: "Pocos tipos hay más repugnantes y queribles que Torrente. Facho, racista, misógino, asqueroso, pero de buenos amigos, este ex policía ya marcha por su quinta producción, con un Santiago Segura haciendo guiños a otras películas, invitando a amigos a hacer cameos -Ricardo Darín incluido- y en esta oportunidad, copiando cierto formato de Hollywood. No ya el de la comedia escatológica y sin límites, sin moderación, que viene siendo moneda corriente en los Estados Unidos, porque Torrente siempre ha sido un guarro. No. Ahora contrató a Alec Baldwin para calcar sin plagiar las películas de La gran estafa. Torrente sale de la cárcel en 2018 y se encuentra con una Madrid desconcertante. No sólo la peseta ha vuelto a ser la moneda oficial, lo que más le preocupa al protagonista es que haya cada vez más negros, y que el Vicente Calderón, el estadio del Atlético de Madrid, club del que es fanático, esté hecho ruinas." (Si esto es el futuro...Diario Clarín).

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Comentario:

Es evidente que Santiago Segura quiere abrirse a un público más amplio del que le ha seguido hasta ahora, lo que supone una rectificación del clima y las texturas cutres, guarras, bizarras y escatológicas; con este objetivo ha contratado a un personaje emblemático del cine americano, un actor de éxito que acaba de protagonizar, junto a Julianne Moore la genial película 'Siempre Alice', dirigida por Wash Westmoreland y Richard Glatzer (2014). Su personaje, Torrente, un hombre sucio y desaseado, aunque se ha moderado en exceso, a pesar de estar rodeado de la fauna nacional, y ha dejado dos o tres testigos del antiguo ex-policía, cuyo sentimiento patrio se ve profundamente herido cuando Marshall (nombre con un carácter polisémico) asocia el ser español con la ignorancia y el atraso, algo que no puede aceptar un especimen como este ex-carcelario que, al salir de la prisión, aunque se siente gratificado por la vuelta de la peseta como valor de cambio, no puede soportar el abandono del antiguo estadio Santiago Bernabeu. El mensaje final viene a constatar que los españoles,a pesar de la anarquía que rige todos sus actos, acaban haciendo su trabajo.Otra cosa es que los extranjeros los engañen.

El film se abre con un el telediario dirigido por Iñaki Gabilando (otra utopía), en una España en que ha ganado Podemos, hemos salido de Europa y hemos abandonado el euro en pro de nuestra moneda nacional. Lo que no ha cambiado es toda la 'corte de los milagros' que lleva tras sí  el corrupto policía, en cuyos atracos colabora Guayomin. El homenaje a Toni Leblanc supone uno de los mejores momentos del film, al integrarse su imagen de los tiempos más espléndidos de su carrera y hacerle hablar como padre de Torrente. Al optar por el registro cómico, Santiago Segura fija unos roles de los españoles, no exactamente similares a los de 'La gran estafa americana', película interpretada por Chrisian Bale, cuyos protagonistas, cargados de cadenas de oro, con peluquines sofisticados o que moldean su caballo con rulos, son horteras, pero no sucios, asquerosos y salidos como los que aparecen en la saga de Torrente.



Comentarios