The Humbling. Barry Levinson.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: The Humbling.
País USA.
Año: 2014.
Duración: 112 minutos.

Dirección: Barry Levinson.
Guión: Buck Henry y Michael Zebede, basado en la novela de Philip Roth.
Dirección de Fotografía: Adam Jandrup. Color.
Música: Marcelo Zarvos.
Edición: Aaron Yanes.

Productores: Al Pacino, Barry Levinson y Jason Sosnoff.
Diseño de producción: Sam Lisenco.
Compañías. Productores: Ambi Pictures, Hammerton Productions.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Al Pacino: Simon Axler,
Greta Gerwing: Pegeen Mike Stapleford,
Dianne Wiest: Sra. Stapleford,
Kyra Sedgwick: Louise Trenner,
Charles Grodin: Jerry,
Dylan Baker: Dr. Farr,
Dan Hedaya: Asa,
Nina Ariadna: Sybil,
Li Jun Li: Tracy,
Peter Francis James: Kent.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis. 

Simon Axler (Al Pacino) es un veterano y famoso actor de teatro que sufre de repente un bloqueo interpretativo. Tras una penosa interpretación de Macbeth en el Kennedy Center de Nueva York, Simon no tiene más remedio que aceptar que los días de éxito pertenecen al pasado... Adaptación de la novela de Philip Roth.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Crítica:

 Israel Paredes Badía en su entradilla considera The Humbling como una: "Adaptación de la novela corta de Philip Roth "La humillación" a cargo de Barry Levinson, con un impactante Al Pacino, 'The Humbling' es una película sorprendente y notable gracias a su  libertad creativa y a que su director desnuda a la tragedia de su severidad para entregar una obra más cómica que dramática." Más adelante analiza el trabajo de un director que inició su carrera en la década de los 80 sin una línea estilística ni temática clara, con películas como  Good morning Vietnam, (1987),  Rain Man (1988), que nos sorprendió muy favorablemente con Sleepers (1996). "Un director sin demasiada consideración que en los últimos años parece haberse desprendido de todo tipo de complejos..." The Humbling es su mejor película en muchos años y una auténtica sorpresa. (El retrato de la vida. Israel Paredes Badía. Dirigido por..., marzo de 2015).

El protagonista es un actor y un hombre que es capaz de aceptar, aunque no se de cuenta de ello, su vejez y sufre por ello una humillación y 'lo hace con un sentido de la tragedia en el que el director desnuda  de  severidad a la narración y la conduce hacia el absurdo de la comicidad." (Opus cit.) . Pero no ha sido siempre bien entendido este intento de Levinson de rebajar la tensión haciendo derivarla hacia la tragicomedia y trabajando la imagen con una cámara nerviosa, que se apoya en una fotografía sombría, que potencia el carácter ridículo de un hombre que es una caricatura de lo que fue, cuyo resultado ha sido visto como irregular, aunque evitando la pretenciosidad, lo que es su mayor logro (Scott Foundas, Variety; Kaleem Afbat, Indiwire...).







Luís Martínez se rinde ante la  magistralidad interpretativa de Al Pacino: 'The Humbling' " (...) podría adquirir, sin más, la categoría de perfecta. Lo que llama la atención tratando como trata de la imperfección. Es decir, de la evidente mediocridad del ser humano en el trance extraño y nunca aclarado de la vejez, el arrepentimiento, la depresión y, finalmente, el olvido. Sobre una novela de Philip Roth ('La humillación'), el responsable de películas como 'La cortina de humo' o 'Rain man' acierta a desnudar el drama hasta la más evidente de las carcajadas. En efecto, la gracia de toda la cinta reside precisamente en eso: la gracia de la desgracia. Nada tan divertido como fracasar. Aunque cueste darse cuenta al principio. Tanto del director como su protagonista consiguen convertir la historia de un hombre perdido en el tráfago de sus últimos días en una amarga tragicomedia que, sencillamente, ahoga. Nadie dijo que la risa tuviera que ser inocente. Ni siquiera sana." (Al Pacino no se acaba nunca. Diario 'El Mundo'. 30 de agosto de 2014).






Comentarios