¡Vaya vacaciones!






::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Ficha técnica:

Título original: Runaway Vacation
País: Estados Unidos.
Año: 2006.
Duración: 98 minutos.

Dirección: Barry Sonnenfeld.
Guión: Geoff   Rodkey.
Casting: Ronna Kress, c.s.a.
Dirección de Fotografía: Fred Murphy, a.s.c.
Música: James Newton Howard; Supervisor: Randall Poster.
Editor: Kevin Tent, a.c.e.

Diseño de Vestuario: Mary E.Vogt.

Productores: Lucy Fisher, Douglas Wick.
Co-productor: Graham Place.
Productores ejecutivos: Bobby Cohen, Ryan Cavanaugh.
Diseño de producción: Michael Bolton.
Paramount Pictures, Red Wagon Entertainment/ Intermedia/IMF Production. Columbia Pictures, asociado con Relativity Media.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Robin Williams: Bob Munro,
Jeff Daniels : Travis Gornicke,
Cheryl Hynes: Jamie Munro,
Kristin Chenoweth: Mary Jo Gornicke,
Joanna 'Jojo' Levesque: Cassie Munro,
Josh Hutcherson: Carl Munro,
Chloe Sonnenfeld: Moon Gornicke,
Alex Ferris : Billy Gornicke,
Will Arnett: Todd Mallory,
Tony Hale: Frank.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Agobiado porque el ritmo de la vida moderna apenas le deja disfrutar de su familia, Bob Munro (Robin Williams) planea unas vacaciones en Hawaii. Pero, desgraciadamente, su jefe lo necesita para una reunión en Colorado. Munro se lo oculta a sus familiares y los convence para que, en lugar de ir a Hawai, alquilen una caravana para ir a las Montañas Rocosas, en Colorado. Premios: 2006: Premio Razzie a la peor excusa para ir a las Montañas Rocosas, en Colorado.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas:

La crítica ha sido muy dura con un film dedicado a un público de vacaciones que desea aventuras dentro de un orden, y que aquí, a pesar del splastick a golpe de porrazo, de una violencia exagerada que en la vida real hubiera tenido serias consecuencias, y que acerca, no sólo la actuación de Williams, sino el film entero, a las parodias animadas de Disney, el resultado es cursi y muy moñas. En determinados momentos, la familia en bloque, altiva y soberbia, resulta francamente antipática, y da vergüenza ajena; sonroja el espíritu que transmiten cuando, tras ser derrotados por la naturaleza en su gran aventura por territorios poblados por otros campistas, acceden a ser acogidos por la familia Gornicke, -demasiado alegre y divertida, sea dicho de paso-,y los hijos descerebrados de Munro, descubren sorprendidos que los adolescentes cachorros de la vulgar pareja son más listos que ellos, e incluso les llevan una gran ventaja escolar, de uno y dos cursos, a pesar de no asistir a la escuela y ser educados por sus padres.

Además hay algo que sorprende a algunos españoles que incluso reflexionan cuando ven cine americano. Las familias estadounidenses exigen al pater familias no sólo un buen sueldo que les permita llevar un nivel de vida alto, sino que tengan un   suculento sobresueldo en especie: tiempo libre para disfrutar con la familia del sol, la playa, el deporte, las fiestas...En este tipo de películas, el hombre se resiste a abandonar un trabajo que, al parecer, encima le gusta, pero al final cede y encuentra otro mejor, que incluso coincide con su ideología 'izquierdosa' (llama a su hijo Carl, por Karl Marx) y defensora del medioambiente. Pero esto no debe dar pie a nadie para imaginarse una familia de activistas políticos, sino una célula típica de la extensa clase media americana, en la que el padre es un ejecutivo medio que debe complacer a un jefe, digno de desprecio, pero al que tiene la obligación de recibir en su casa, aunque eso suponga librar el salón de todo tipo de entretenimientos familiares.

La caravana de los Munro se desplaza por paisajes de postal,  y como dice Roger Ebert, (Chicago Sun-Times), la película tiene 'poco que recomendar', al que le parece además, y en eso estoy de acuerdo con él, que Williams tiene más que ofertar cuando está serio que cuando trata de ser gracioso, a pesar de que le ofrecieron más papeles cómicos que dramas. Otros , como Michael Wilmington, (Chicago Tribune), valora la capacidad del cómico para hacer reír, pero lamenta que hubiera aceptado representar un papel que duele al espectador . Jeannette Catsoulis, (The New York Times), es mucho más dura al recriminar a este tipo de cine familiar recurrir a las escatológicas materias fecales para hacer reír a los suyos, y la verdad es que es asombroso como divierte a muchos la mierda, especialmente si se derrama en las cabezas y cuerpos de los personajes. Lamentable.



Comentarios