Fedora. Billy Wilder.



:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ficha técnica:

Título original: Fedora.
País: Alemania del Este/Francia/USA.
Año: 1978.
Duración: 116 minutos.

Dirección: Billy Wilder.
Guión: I.A.L. Diamond y Billy Wilder, según el libro de Tom Tryon.incluida en su colección Crowned Heads, publicada en 1976. Dirección de Fotografía: Gerry Fisher. Eastmancolor.
Dirección de Fotografía: Gerry Fisher.
Música: Miklos Rózsa.
Edición: Fredric Steinkamp y Stefan Arristen.

Productores: Billy Wilder. I.A.L. Diamond.
Compañías. Productoras: Bavaria Atelier, NF Geria Filmellshaft, SFP, Lorimar Pictures.


Género: Drama


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Intérpretes:

Marthe Keller: Fedora/Antonia Sobryanski,
William Holden: Barry Detweiler,
Hildeger Knef: Condesa Fedora Sobryanski,
José Ferrer: Dr. Vando,
Mario Adorf: El director del hotel,
Frances Sternhagen: Miss Balfour,
Stephen Collins: Barry joven,
Hans Jaray: Conde Sobryanski,
Gottfried John: Kritos,
Henry Fonda y Michael York: Ellos mismos.


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Sinopsis:

Una famosa actriz, Fedora, retirada del cine, muere en París atropellada por un tren. En su funeral, Barry Detweiler recapacita sobre los hechos ocurridos en las dos últimas semanas y se pregunta hasta qué punto podría haber influido en su muerte, al intentar convencerla de que volviera a la pantalla en una adaptación de "Anna Karénina", que el mismo produciría como productor independiente. Todo empezó cuando fue a Corfú para verla y descubrió que vivía en una isla privada con una enfermera, una anciana condesa  y el cirujano plástico que conseguía mantenerla con una asombrosa apariencia juvenil. La oferta de trabajo desequilibró a la actriz y le provocó una crisis nerviosa que la obligó a abandonar la isla y trasladarse a París

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Críticas: 

Israel Paredes Badía hace la reseña de la edición de la copia remasterizada de Fedora, la penúltima película del maestro: "En plenos años setenta, cuando el nuevo Hollywood ha planteado una renovación en el seno de la industria del cine norteamericano que irá a marcar en muchos aspectos su desarrollo ulterior hasta nuestros días, Wilder rodó una película que posee algunos de los elementos formales del momento, pero que intenta ser conscientemente una obra fuera de época (...) Y aun así dejó testimonio de algunas de las miserias de su arte y de su oficio a través de este melodrama amargo pero lleno de ese humor negro que siempre recorrió las películas de Wilder, fueran o no comedias." (Fedora. Elegía cinematográfica. Dirigido por...., marzo 2015).

La película  se realizó tras un fracaso ostentoso de taquilla de 'Primera Plana' cuatro años antes, un film que paradójicamente fue sobrevalorado mucho después y considerado una obra de culto. Semejante hundimiento hizo zozobrar el prestigio del cineasta entre las grandes compañias norteamericanas, lo que lo obligó a buscar financiación en Europa, consiguiéndolo en Alemania. El mismo desprecio mostraron actrices como Marlene Dietrich, a la que se invitó a desempeñar el papel de Fedora, y Faye Dunaway, para el de su hija Antonia, que desdeñaron el papel, que finalmente fue aceptado  por Marthe Keller y Hildegard Knef. En esta ocasión tampoco tuvo éxito, debido, en gran medida, a los cortes a que le obligaron los productores económicos y que provocaban la hilaridad del público ante situaciones que resultaban incomprensible, algo que desanimó definitivamente a Wilder.

El film, que analiza, como hicieran sus predecesoras 'Sunset Boulveard"/"El crepúsculo de los dioses", (1950), del propio Wilder, o  "The Barefoot  Contessa"/"La condesa descalza", (1954), de Joseph L.Mankiewicz, el funcionamiento de Hollywood desde dentro del sistema, centrándose en el papel que juegan sus divas y las crisis que provocan en ellas la pérdida de su independencia o su juventud. La reflexión de lo que ocurre en el cine desde dentro del propio cine ha ido avanzando progresivamente hasta desarrollarse  una crítica cada vez más profunda de todos los intereses que se conjugan en la realización de un film y los esfuerzos que realizan sus estrellas para mantenerse en el universo de las diosas, a las que somete a un duro travestismo moral e intelectual Cronenberg, en una de las películas más ácida y crítica de todos los tiempos, 'Maps to the Stars' (2015). La película está protagonizada por Julianne Moore, sorprendida en las actitudes más vulgares, en la que se hace un repaso no sólo a las miserias de sus representantes más sobresalientes que no dudan en utilizar a sus hijos adolescentes, introduciéndolos por el más mínimo resquicio que permite su irrupción no sólo en el cine de estudio o hollywoodiense, sino en el indie y el independiente, que está dando al traste con toda iniciativa de escapar del control financiero de quienes dominan el cotarro. Frente a esta visión destructiva, las películas de Wilder o Mankiewitz son una última mirada romántica al universo de las diosas.




Comentarios