I comme Icare. Henry Verneuil. Ficha técnica




El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras



FICHA TÉCNICA:


Título original: I ...comme Icare.
País: Francia.
Año: 1979.
Duración: 123 minutos.

Dirección: Henry Verneuil.
Guión: Didier Decoin, Henri Verneuil.
Casting: Marguerite Capelier Adaptación y diálogos: Henri Verneuil y Didier Decoin.
Director de Fotografía: André Dumaitre.
Decoración:  Jacques Saulnier, Georges Glon, Michel Breton, Michel Henique, Bernard Lancon.
Música: Ennio Morricone,
Sonido:  Serge Deraison, Jacques Maumont.
Montaje sonido: Renee Deschamps.
Montaje film: Henri Lanoë.

Producción: Henri Verneuil.
Dirección de Producción: Jacques Juranville.
Compañías: V.Films, Scieté Française de Producttion Antenne 2 (Sogecine).


INTÉRPRETES:


 Yves Montand, Michel Albertini, Roland Amstutz, Georges Beller...


SINOPSIS:

A punto de celebrarse la 33 Mostra de Val+encia - Cinema del Mediterrani, recuperamos un film de cine polar francés que me dejó impactada hace muchos años.

Un fiscal descubre el extraño mecanismo de una organización secreta que ha costado  la vida a un jefe de estado: un individuo normal puede cumplir actos contrarios a su conciencia mediante el método de "sumisión a las ódenes". Un film basado en el asesinato de John Fitzgerald Kennedy y la posterior investigación del homicidio.


CRÍTICA:


Es difícil saber si  los hechos que narra el film se corresponden con el asesinato de Kennedy, pero Verneuil revela sus intenciones cuando pone en boca del fiscal  el fundamento de las ficciones literarias o cinematográfica: " Cuando lo imaginario no se toma de la realidad no es bueno ; no hay suspense si no hay  verosimilitud".

Más que un film sobre un magnicidio concreto es un relato que se basa en las  experiencias de sumisión a la autoridad que se llevaban a cabo  en la Universidad de Yale entre 1960 y 1963, a cargo del profesor Stanley Milgram. El fiscal de una comisión de investigación, organizada tras el atentado, se manifiesta en desacuerdo con los resultados de ésta, al  producirse sospechas fundadas de que se disolvía con presiones para  declarar como único culpable a un joven fallecido en el intento. Con una puesta en escena minimalista y convencional, el director se introduce en el oscuro mundo de los servicios secretos y su modus operandi.

Verneuil  dedica el cuerpo central del film a  transmitir, en una secuencia muy interesante, los estudios sobre la capacidad de obediencia del hombre y su sometimiento a la autoridad, mediante un sistema de educación inductiva que usa el castigo como metodología de enseñanza. El hombre, inducido, aplica códigos de castigo irritantes e idiotas simplemente porque ha recibido una orden, pero, a su vez, sufre un  intenso conflicto emocional y sólo rompiendo con la autoridad puede alcanzar de nuevo el equilibrio.

Si se acepta  el principio de autoridad, el sujeto se desentiende de cualquier responsabilidad. Sólo si desaparece  la coherencia del sistema jerárquico y hay desacuerdo entre los que ejercen la autoridad, se debilita la obediencia, Esta  explicitación de cómo funcionan los tiranos, que abundan incluso en las sociedades demócratas, permite entender qué pasó primero y cual es el desenlace de la historia, que se repite  cada vez que  se reparten las responsabilidades de tal manera que nadie es consciente del acto final. Una película didáctica y muy útil para el espectador que quiera conocer los efectos de una sociedad que se rige por la disciplina y la obediencia ciega de unos súbditos que ni tan siquiera son remunerados adecuadamente. El profesor Milgram pagaba tan sólo 6 dólares a los que se prestaban a participar en sus experimentos. Ciertamente es una película  de cine negro muy diferente a cualquier otro.


Comentarios