Recuerdos de una estrella. Ficha técnica


Ficha técnica:


Título original: Stardust Memories
País: Estados Unidos
Año: 1980
Duración: 90 minutos

Dirección: Woody Allen
Guión: Woody Allen
Casting: Juliet Taylor
Dirección de Fotografía: Gordon Willis
Música: Varios
Edición: Susan E. Morse
Dirección artística: Michael Molly
Decoración del set: Steven J.Jordan

Diseño de Vestuario: Santo Loquasto
Maquillaje: Fern Buchner
Peluquería: Werner Sherer

Productor: Robert Greenhut
Productores ejecutivos: Jack Rollings, Charles H. Hoffe
Diseño de produccion: Mel Bourne
Compañías  prouctoras: United Artists


Intérpretes:

Woody Allen: Sandy Bates
Charlotte Rampling: Dorrie
Jessica Harper: Daisy
Marie Christine Barrault: Isobel
Tony Roberts: Tony

Sinopsis:


Una reflexión aguada y satírica sobre el alto precio de la fama. 'Recuerdos de una estrella' de Woody Allen es una narración 'ocurrente y divertida' sobre un cineasta desilusionado a quien, prácticamente se le han acabado las ideas. Es un film brillante, la obra de un creador en plena efervescencia, una película para ver y disfrutar. El cineasta Sandy Bates (Allen), legendario creador de comedias, está harto de ser gracioso. Al borde de un ataque de nervios, asiste a una retrospectiva de su obra que se celebra un fin de semana, y que le obligará a reflexionar sobre la misma, sobre los recuerdos de su gran amor Dorrie (Charlotte Rampling), y sobre las virtudes de sentar cabeza con su nueva novia Isabel (Marie Christine Barrault). Perseguido por alucinaciones, visitas de alienígenas y los vampíricos ejecutivos del estudio, empeñados en cambiar el montaje de su última y sombría creación, Bates se debatirá por encontrar una razón para seguir viviendo...Hasta que cae en las garras de  un fanático armado y comprende, al ver la muerte tan de cerca, que su existencia tiene valor al fin y al cabo y que, a menudo, la mejor razón para vivir es la vida misma.

Lo que se dijo: 


Carlo Boyero escribió para el Diario 'El Mundo' que esta es la única película de Allen que le parece francamente detestable. El vicio de Boyero de despreciar lo que no le gusta hasta el extremo de no entrar en el análisis de lo que critica, le impide darse cuenta de algo obvio, que si comenta Fernando Morales del diario 'El País', y es que la admiración que sentía el cómico por Federico Fellini lo empujó a hacer una reboot de Fellini  '8 ½', un proyecto que no resiste la comparación.* Ese mismo año fue nominada  por el Sindicato de Guionistas (WGA) a Mejor guión original de comedia.

Crítica:


Su psiquiatra, cuando se le cree muerto, lo describe como un paciente complicado que veía la realidad con excesiva claridad,  todo un mecanismo de repulsa, pero ftacasó a la hora de atajar las terribles verdades de la existencia, y al final su incapacidad para enfrentarse a los horribles hechos propios de la estancia en este mundo, convirtiendo su vida en algo sin sentido. O como dijo un gran productor de Hollywood: "Demasiado realismo no es lo que la gente quiere." El escuchar con atención las opiniones que guionistas y cineastas vierten con aparente descuido en los relatos de sus narradores y en los diálogos de los personajes, y lo que más tarde escribe los creadores de opinión sobre estas cuestiones nos ayuda a entender el mundo en que vivimos e incluso las corrientes ideológicas que emergen en los relatos de los críticos. ¿Se puede hacer un film dramático en el opulento occidente, o resulta pornográfico quejarse? La reacción de cada cual dependerá, en último extremo, de la visión en exceso suicida y clarividente del mundo que lo rodea o en una capacidad de amoldarse a las circunstancias. Muchas veces el tercer mundo lo tenemos en nuestra propia escalera e incluso entre nuestros familiares y amigos más allegados, y su sensibilidad para captarlo determina la inclinación del que hace hacia el drama o la comedia. George Stevens después de filmar las consecuencias de la solución final nazi en Dahau, ya no pudo hacer nunca más una comedia.

La presencia de Fellini se siente constantemente como un soploen la nuca de Allen, no sólo en esas mujeres orondas, peinadas y maquilladas con exageración, en las secuencias rodadas en la playa que nos remiten a 'La dolce vita' o en puestas en escena celestiales que se aproximan al nivel subconsciente de nuestra mente, originando deformaciones grotescas de situaciones que se sitúan en el límite de la consciencia y la inconsciencia, jalonadas de gags sin gracia, inverosímiles, ( lo cual no es necesariamente malo para algunos), y ritmo lento. Todo ello tiene como resultado un film carente de interés, lento y aburrido. Un Fellini sin Fellini, aderezado con música de jazz y sin la mágia de las inolvidables melodías que Nino Rota compuso para su amigo y colaborador italiano. Es cierto, como decía Picasso, que lo malo no es copiar a otros, sino copiarse uno a sí mismo, y Allen ha realizado los dos ejercicios sin lograr superar a su referente ni tampoco a sí mismo. 



* Filmaffinity

Páginas consultadas: Filmaffinity e Imdb

Trailer en Youtube

Comentarios