Destino final 4. David R. Ellis. Ficha técnica y crítica.



El copyright de las imágenes pertenece a sus  autores
y/o las compañías productoras y distribuidoras


NO IMPORTA TANTO EL QUÉ, SINO EL CÓMO


Ficha técnica:


Título original: The Final Destination
País: Estados Unidos
Año: 2009
Duración: 85 minutos

Dirección: David R. Ellis
Guión: Eric Bress
Casting: David H.Rapaport, CSA & Lindsey Hayes Kroeger, CSA
Dirección de Fotografía: Glen McPherson
Música: Brian Tyller; supervisor: Dana Sano
Edición: Mark Stevens
Dirección artística: Scott Plauche
Decorador del set: Raymond Pumilia
Supervisor efectos visuales: Eric Henry
Coordinador de especialistas: Jeff Dashnaw

Diseño de Vestuario : Claire Breaux
Jefe de Departamento de maquillaje: Robin Mathews
Jefe de Departamento de peluquería:Paul Anthony Morris.

Productores: Craig Perry, Warren Zide
Productores ejecutivos:Richard Brener, Walter Hamada, Sheila Hanahan Taylor
Productor asociado: Tawny Ellis-Lehman
Diseño de  producción: Jaymes Hinkle
Compañías productoras: New Line Cinema, Practical Pictures, Parallel Zide, FlipZide Pictures; distribución: Tripictures


Intérpretes:

Krista Allen: MILF/Samantha,
Bobby Campo: Nick,
Shantel Van Santen: Lori,
Nick Zano: Hunt,
Mykelti Williamson: George,
Halley Webb: Janet,
Andrea Fiscella: Mecánico,
Justin Wellborn: racista,
...


Sinopsis:


Nick O'Bannon tiene una premonición mientras está en un circuito de carreras. El joven presiente un terrible choque en cadena que va a matar a todos los asistentes a la competición. Acompañado de unos amigos acude a un circuito de carreras para presenciar una prueba del Nascar, durante la que tiene lugar un terrible accidente que conlleva desastrosas consecuencias para el estadio. Pero Nick descubre que se trata sólo una visión de algo que está a punto de suceder, y junto con otras doce personas consigue salir del recinto y escapar de una tragedia segura. Pensando que han burlado a la muerte, el grupo continúa con su vida, pero desafortunadamente para Nick, Lori y sus amigos sólo es el principio, ya que la muerte no deja cabos sueltos, y regresará para llevarse a los supervivientes de una manera brutal.


Lo que se dijo:


La película no logró una sola crítica positiva. Antonio Trashorras (Fotogramas) se congratula de su sanísimo espíritu macabro, pero lamenta la pérdida de ingenio en relación con la tercera parte; para Nick de Semyen (Empire) , aunque la única novedad es tecnológica, -el film está filmado en 3D -, los fogonazos de terror son ingeniosos, como es usual en las películas del género; Jeanette Catsoulis  (The New York Times) se lamenta que sólo quede el 3D en una de las franquicias más originales en torno a lo sobrenatural.


Críticas:


Tras unos créditos iniciales espectaculares, la cámara entra en una cafetería que se llama 'Muerte por cafeína', un alarde de provocación a la Parca, la parte de la vida que todos queremos ignorar y que muchos jóvenes arrogantes y provocativos convocan por pura diversión. David R. Ellis comienza con imágenes fuertes, en las que las víctimas son generalmente jóvenes a causa de los lugares en que se producen los gravísimos accidentes que constituyen el mcguffin de estos relatos, frecuentados casi exclusivamente por hombres y mujeres que apenas llegan a los cincuenta años. Mas quien concibió esta historia no parece contentarse con los estragos que se producen de forma fortuita, y la imposibilidad de escapar al destino, sino que añade la venganza y sus consecuencias. en actos protagonizados por elementos violentos, embargados por sentimientos de odio como la xenofobia, el racismo, la aporofobia y otros prejuicios que generan odio y que encuentran cobertura en instituciones como  la Asociación Nacional del Rifle, a la que pertenece una de las víctimas, conocida en cualquier latitud gracias al cine. Estas manifestaciones de rencor social quedan empequeñecidas por la inevitabilidad de la muerte, de la que nadie se va a librar.

Los conocedores de la franquicia saben que el film gira en torno a  un tipo de premonición, según la cual mueren todos los supervivientes de una tragedia en el mismo orden que se salvaron del accidente; hay quien afirma que la cadena puede romperse, si interviene alguien que impide la muerte de cualquiera de los que están en la lista, antes de que le toque el turno. Todo acaba. Aunque los más pesimistas advierte de que si la cadena no se rompe del todo sólo se cambia el orden y, antes o después todos morirán.En contra de lo que se ha dicho el film es muy macabro, pero genera tensión, algo que nadie niega, aunque la entrega  no logre la calidad  compositiva y visual de su predecesora. El relato carece de  tiempos muertos y discurre con fluidez, abriendo la puerta a un posible happy end, otra de las características de la saga, e incluso se baraja la posibilidad de burlar a la muerte mediante el suicidio, una decisión que responde al libre albedrío del individuo y lo sustrae de su propio destino.


Una  partida de ajedrez que los elegidos para el sacrificio juegan con la muerte con escasas oportunidades de ganar, condenados de antemano, una circunstancia que conocen los fans de la saga; apenas existe la posibilidad de hacer spoiler en una historia en la que lo que importa  no es el qué, sino el cómo, lo que no reduce en el interés de los espectadores. La muerte lo tiene fácil, ya que juega con todos aquellos elementos peligrosos y nocivos que pueblan los espacios cotidianos en que nos movemos (materias inflamables, enchufes, cadenas, cuerdas, y otros elementos que se convierten en armas que maneja el diablo), mostrando lo precaria que es la vida del hombre.


Estos días se puede ver en la plataforma TIVO de ONO.


Trailer en Youtube






Comentarios