Blackwood. Crítica







Un relato pretencioso y poco convincente


Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice . (Pinchad aquí )




El realizador gallego, afincado en Salamanca, Rodrigo Cortés, dirige este film fantástico con unas pretensiones místicas y metafísicas de conexión con el más allá, con los talentos de otros tiempos en cualquier manifestación de las ciencias y las artes, que murieron sin haber completado su obra, que por extravagante y estrambótica  no resulta verosímil y cuesta de entender por  la escasa conexión de los espectadores con cuestiones, no sólo fantásticas, sino difíciles de asimilar. Lo que no se entiende no da miedo.

Los actores construyen un foreground discreto, a pesar de haber sido seleccionados en su mayor parte por un curriculum notable, y los efectos especiales están ya manidos; ¿qué inquietud puede producir un lugar secreto con escaleras descendentes y proliferación de retratos pintados de hombres y mujeres que sobresalieron por su talento? Una vez descubierta la trama tampoco resulta inquietante, y el desenlace defrauda extraordinariamente. Hay que añadir que, desafortunadamente, tampoco es un film estético.

Quien quiera contrarrestar estas opiniones tiene la oportunidad de hacerlo, sino vio el film cuando se estrenó, ya que ha salida al mercado el blu-ray de la película.

Comentarios