Frankenstein.James Whale. Ficha técnica y crítica










Ficha técnica:


Título original: Frankenstein
País: Estados Unidos
Año: 1931
Duración: 72 minutos Pictures Corpor.

Director: James Whale
Guión: Garrett Fort, Francis Edward Faragoh, basado en la composición de John L. Balderston, basado en la novela de Mrs. Percy B.Shelley (Mary Wolstonecraft Shelley), adaptada al teatro por Peggy Webling.
Director de fotografía: Arthur Edeson. Blanco y negro.
Editor: Clarence Kolster
Director artístico: Charles D.Hall

Productor: Carl Laemmle, Jr.
Compañías productoras: Universal


Intérpretes:


Colin Clive: Henry Frankenstein,
Mae Clarke: Elizabeth
John Boles : Victor Moritz
¿?: El monstruo,
Edward Van Sloan: Doctor Waldman,
Frederick Kerr: Baron Frankenstein
Dwight Frye: Fritz,
Lionel Belmore: el burgomaestre,
Marilyn Harris: pequeña María


Sinopsis:  



Boris Karloff da vida al monstruo más célebre de la pantalla en esta película de terror, considerada por muchos la mejor de todos los tiempos. El Doctor Frankenstein (Colin Clive), osar jugar con la esencia de la vida y la muerte y crea un monstruo (Boris Karloff), uniendo trozos de diferentes cadáveres.


Lo que se dice:



Nota media (en Filmaffinity): 7,5, basada en 17,138 votos.

La crítica ha dicho en tiempos recientes que el film que dirige James Whale que es una obra cumbre del género y una de las películas más famosas de la historia del cine (Pablo Kurt, Filmaffinity); para Javier Ocaña (Cinemanía') 'Frankenstein es una película cuyo valor mítico supera a su calidad, mientras que para Fernando Morales es  una de las obras maestras del género y por extensión de la Historia del cine. Se puede disfrutar en Blu-ray, remasterizada.



Crítica:


Filmada en blanco y negro, en formato blu-ray y restaurada, la película tiene la virtud de reforzar la fuerza icónica de los protagonistas de esta historia pergeñada por Mary Wolstonecraft Shelley: el científico que quiere 'sentirse como Dios' (expresión censurada en un principio) y su criatura, protagonizada por Boris Karloff, cuya representación no ha podido ser igualada. Esta versión es la que inspiró, alterando el planteamiento inicial que pasa de ser un episodio del cine de terror a una comedia muy divertida, a Mel Brooks en la realización de 'El jovencito Frankenstein' (1974), en la que el episodio de la niña, uno de los escasos encuentros del monstruo con la población, se resuelve de forma bien diferente.

El conflicto existente entre la ciencia y las diferentes religiones es una constante en la historia del cine que comienza casi desde que nació el séptimo arte y el cinematógrafo empezó a representar historias ficticias que sucedieron a las exhibiciones publicitarias como las que hicieron los que han sido considerados los creadores del nuevo modo de representación, los Hermanos Lumière  (la primera en dar este paso fue una mujer: Alice Guy). Este tema ha sido objeto de tratamiento de grandes directores, entre ellos Ridley Scott en su saga de Alien, que alcanza su climax en Prometheus, un relato en el que la pugna se establece entre la religión y el artífice de un nuevo mundo, que ya no es un hombre, sino un producto de su invención que ha alcanzado autonomía.

James Wahle está mucho más cerca de la creadora del mito, cuando lo más innovador de la ciencia-ficción era la posibilidad de dar vida a tejidos muertos mediante la electricidad. Su referente fue Andrew Crosse, un científico amateur que experimentaba con cadáveres y electricidad, con el objetivo de  crear vida mediante la electro-cristalización de materia inanimada, unos experimentos por los que fue repudiado por la ciencia y la religión, que llegó a exorcizar sus propiedades, pero que fue inmortalizado por el genio literario de una mujer, que definió a su monstruo como un ser de "piel amarillenta que apenas cubría la obra de músculos y arterias que quedaba debajo; el cabello era negro, suelto y abundante; los dientes tenían la blancura de la perla; pero estos detalles no hacían sino contrastar espantosamente con unos ojos aguanosos que parecían casi del mismo color que las órbitas blancuzcas que los alojaban, una piel apergaminada y unos labios estirados y negros. [...] ¡Ah! No había mortal capaz de soportar el horror de aquel semblante. Una momia a la que dotaran nuevamente de animación no podría ser tan espantosa como aquel desdichado." *

Un film impactante, una pieza fundamental en la Historia del Cine, que forma parte de las películas imprescindibles para conocer los brillantes orígenes del modo de representación más joven.


Imágenes en Google

Trailer en Youtube






*En "Frankenstein, el moderno Prometeo". En Wikipedia

Comentarios