Hatchet II. Adam Green






Ficha técnica:


Título original: Hatchet II
País: Estados Unidos
Año: 2010
Duración: 82 minutos

Dirección: Adam Green
Guión: Adam Green
Dirección de Fotografía: Bill Barratt
Score musical: Andy Garfield
Edición: Ed Marx
Coordinador de especialistas: Kane Hodder
Dirección artística: Kim Barros
Diseñador del set: Desma Murphy

Diseño de Vestuario: Heather Allison
Maquillaje de efectos de la criatura: Robert Pendergraft; Aunt Dolly's Garaje
Jefe de Departamento de Maquillaje: Rileah Vanderbilt
Responsable de maquillaje y peluquería: Siiyann Swisher

Productores: Sarah Elbert, Derek Curl, Cory Neal
Productores ejecutivos: Adam Green, Andrew Mysko, Mark Ward, Malik Ali, Badie Ali, Hamza Ali, Greg Newman
Co-productor: Jason Miller
Diseño de producción: Bryan A. McBrien
Compañías productoras: Dark Sky Films, ArieScope Pictures




Intérpretes: 


Danielle Harris: Marybeth,
Tony Todd: Reverendo Zombie,
Kane Hodder: Victor Crownley,
Tom Holland: Bob,
R.A. Mihailoff: Trent,
Parry Shen:  Justin,
A.J. Bowen: Layton,
Alexis Peters: Avery,
Ed Ackerman: Cleatus,
David Foy: CHAD,
Colton Dunn: Vernon:
Rick McCallum: John.



Sinopsis:



Marybeth escapa de las garras del deforme asesino Victor Crowley, que vive en los pantanos. Después de enterarse de la verdad sobre la conexión de su familia con el loco desquiciado, regresa a los pantanos de Luisiana, junto a un ejército de hombres, para recuperar los cuerpos de su familia.


Lo que se dice:




La página Filmaffinity otorga una nota media de 4,5, basado en 567 votos emitidos en la página

Imágenes en google

Trailer en Youtube





Páginas visitadas: Filmaffinity


Crítica del blog:


La primera sorpresa de la secuela, que también dirige Adam Green, es la radicalidad de su propuesta, que cierra la primera secuencia con el estrangulamiento de un personaje  con sus propias tripas, seguida de la 'vomitona' de un borracho en plena calle. A partir de ahí la única sorpresa radicará en la novedosa forma en que el 'rencoroso' Victor Crowley, un misántropo empedernido que culpa a la humanidad en bloque de la maldición de su madre,  descuartiza a cada uno de los miembros del ejército que se ha adentrado en el bosque que rodea el lago y cerca de su casa para acabar con la bestia, cuya naturaleza es el resultado del conjuro que su progenitora, moribunda de cáncer lanzo contra la pecaminosa relación de su marido y su cuidadora, que murió al dar a luz al monstruo.

Tras el desarrollo de la historia que se retrotrae a la secuencia inicial de la primera entrega de Hatchet, que nos sitúa  en el origen del conflicto entre los Crowley y los niños que provocaron la tragedia con una acción malintencionada e inapropiada para su edad, Marybeth se empeña en recuperar los cuerpos de su padre y de su hermano,, cuya muerte sirve de preámbulo a la saga, y darles una cristiana sepultura, un portal que nos introduce en un horror gore difícil de soportar si no se vuelve la cabeza hacia cualquier parte en determinados momentos.

El film sigue quedando abierto para una posible tercera parte, en la que la franquicia que se desarrolla entre el shlaser, representado por el propio título y el icono que la representa, y el splater o gore más radical, aporta una metáfora sencilla: la venganza se puede extender a lo largo de varias generaciones y su sed de sangre es insaciable, especialmente ante la actitud de un pueblo que ha convertido la hazaña sangrienta en un lugar de atracción que lleva a los turistas ante la misma cabaña de las víctimas originales, transformando su desgracia en una parada de los monstruos turística.

Se pueden ver la tres películas de la saga durante muy pocos días den el Videoclub de ONO.

Comentarios