La primera purga. Una nación renace. Ficha técnica y Crítica



UNA SAGA PREMONITORIA QUE NACE MARCADA IDEOLÓGICAMENTE


Ficha técnica:


Título original: The First Purgue
País: Estados Unidos
Año: 2018
Duración: 98 minutos

Dirección: Gerard McMurray
Guión: James DeMonaco
Casting: Terri Taylor, CSA, Sarah Domeier, CSA, Cristine Kromer, CSA
Dirección de Fotografía: Anastas M.Michos, ASC
Música: Kevin Lax; supervisor: Jonathan Christiansen
Edición: Jim Page, ACE
Dirección artística: David Lee Blankenship
Decorador del set: David Allen Butler

Diseño de Vestuario: Amelia Baksic
Jefe de Deoartamento de maquillaje: Leo Corey Castellano
Jefe de Departamento de peluquería: Jon Caster

Productores: Jason Blun, Michael Bay, Andrew Form, Brad Fuller, Sebastian K.Lemercier, p.g.a.
Productores ejecutivos: James de Monaco, Steven R.Molen, Jeanette Volturno, Couper Samuelson
Diseño de producción: Sharon Lomofsky
Compañías productoras: BH Productions, Platinum Dunes /Blumhouse/Man in a Tree Production, Universal Pictures, asociada Perfect World Pictures


Intérpretes:

Y'lan Noel: Dmitri,
Lex Scott Davis: Nya,
Joivan Wade: Isaiah,
Mugga: Dolores,
Steve Harris: Freddy,
Mo Mcrae: 7 & 7
Patch Darragh: Arlo Sabian, Jefe de Estado,
Luna Lauren Velez: Luisa,
Christian Robinson: Capital A.


Sinopsis:

La ola de crímenes, la violencia y la superpoblación hace que los Padres Fundadores de América, el gobierno de la nación, decida poner en marcha un experimento sociológico que ponga a prueba a la ciudadanía: durante una noche, la isla neoyorkina de Staten Island carecerá de ley. Cualquier delito o  crimen no será castigado, con el objetivo de mantener durante el resto del año la tasa de criminalidad por debajo del 1%.  Pero cuando la violencia de los opresores se encuentra con la ira de los marginados, el vandalismo explota más allá de esas fronteras “experimentales” para extenderse por todo el país. Detrás de cada tradición hay una revolución. Descubre cómo toda una nación entera abrazó una brutal celebración anual: 12 horas de impunidad criminal. 


Lo que se dice:



Nota media que proporciona la página Filmaffinity, obtenida de la opinión de 3,865 usuarios.

Los argumentos que dan los críticos son los siguientes: profecía peligrosamente plausible ; una saga  que se está poniendo interesante y comienza a dar miedo de verdad (Nando Salvá, diario 'El Periódico'; mucho discurso, poca locura, el capítulo más prescindible del serial (Yago García, Cinemanía); una historia sobre héroes de barrio (Ricardo Rosado, Fotogramas); cómic distópico descuidado (Owen Gleiberman, Variety); incapaz de mantener una conexión lógica con la época actual (John DeFore, The Hollywood Reporter); una película que transforma la presidencia de Trump en una película de terror auténtica para los afroamericanos (Eric Kohn, Indiewire), un film comprometido firmemente con la resistencia (Jeannette Catsoulis, The New York Times);  asalto desagradable y visceral con resultados irregulares (Benjamin Lee, The Guardian...)


Crítica:



La precuela de una saga que nació como una denuncia hacia el trato que el establishment  y la burguesía americana dispensan a las minorías ha sido recibido, como no podía ser de otra manera, con división de opiniones que acompaña a una franquicia que nació marcada ideológicamente. Pero en esta ocasión da un paso más y la violencia tiene un carácter institucional claro, el gobierno de la nación, y el patronazgo de unas siglas que ostentan el poder, la NFFA (Los Nuevos Padre Fundadores de América), que ubican el conflicto en una zona habitada exclusivamente por negros, con el objetivo de eliminar a la mayor parte, proponiendo una noche en la que los residentes de Staten Island resuelvan sus desavenencias y  den rienda suelta a sus deseos de venganza, realizando su propia catarsis, y, sobre todo, creen las condiciones para que miembros del ejército y la policía, el KKK y otros grupos paramilitares diezmen a la población aprovechando la más teórica que real oleada de asesinatos, que potencian introduciendo provocadores entre la población que va a ser asesinada. Secuencias como la del combate en una escalera, en la que arrancan la máscara de uno de los agresores, desvelan que la mayoría de los éstos son soldados blancos disfrazados de pandilleros, cuyo objetivo de diezmar a las clases bajas, mediante el crimen institucional, para poder hacer frente a la deuda pública y mejorar la crisis económica reduciendo la asistencia social.

En su comienzo la película comienza analizando la situación  económico-social del país de nuevo de pre-crisis, lo que aprovecha el realizador para introducir imágenes de 'cinema verité' documental con texturas televisivas, haciendo proliferar pantallas partidas con informaciones en las que se advierte a la población que 'el desempleo se extiende por todo el país', la bolsa sufre la peor caída de su historia, se avecina una crisis de las hipotecas basura peor que la de 2008, los barrios están siendo destruidos por epidemias y las protestas se extienden por todo el país. La gente está muy furiosa, y los ciudadanos buscan cambios... Lo más alarmante es que, por poca atención que prestemos estás noticias son cotidianas en las televisiones del mundo desarrollado, que ha perdido en el camino todo lo que había conseguido en años de lucha, sufrimiento y dolor.

En este contexto la alternativa emergente, que en Estados Unidos ocupa el poder, va en dirección contraria a las aspiraciones de las masas; el descontento de las masas arraiga en un grupo que adopta el nombre de Padres Fundadores de América, un partido que cuenta con el apoyo de la Asocación Nacional del Rifle y sus donaciones a las arcas de la NFFA, y convence a sus votantes con la promesa de revitalizar el país  y  reconstruir el sueño americano. La entrega reduce la violencia respecto a sus predecesoras, pero es mucho más terrible porque plantea el relato como posible, creando una diégesis sustentada en hechos que se producen por doquier, por lo que, como dice Nando Salvá, comienza a dar miedo de verdad, porque ya no se produce en lugares lejanos de nuestra civilización, sino en su propio corazón, en la capital de los negocios norteamericana, Nueva York, en la que por momentos evoca demasiado 'Apocalipse Now 'de Francis Ford Coppola, con sonidos similares a las aspas de los helicópteros en escenas de combate. Incluso vemos algún fragmento de vía pública abandonada en la que Spike Lee denunciaba la gentrificación de Brooklyn.

Una saga con un caracter peculiar y muy bien definido, que no debemos despreciar.

Paginas consultadas: Filmaffinity

Trailer en Youtube


Comentarios