La puerta. Tibor Takács






Ficha técnica:


Título original: The Gate
País: Estados Unidos
Año: 1987
Duración: 86 minutos aprox.

Director: Tibor Takács
Guión: Michael Nankin
Casting: Mary Gail Artz, Clare Wakter
Dirección de Fotografía: Thomas Vamos
Música: Michael Hoening, J.Peter Robinson
Edición: Rit Wallis
Decoración del set: Jeff Cutler, Marlene Graham

Diseño de Vestuario: Trysha Bakker
Peluquería Jenny Arbour
Maquillaje: Linda Preston

Productor: John Kemeny, Andras Hamori
Diseño de producción: William Beeton
Compañías productoras: New Century Entertainment Corporation; distribución: New Century Vista Film Corporation


Intérpretes:


Stephen Dorff: Glen,
Christa Denton: Al,
Louis Tripp: Terrence 'Terry' Chandler,
Kelly Rowan: Lori Lee,
Jennifer Irwin: Linda Lee,
Deborah Grover: Madre,
Scot Dentos: Padre,
Ingrid Veninger: Paula,
Sean Fagan: Eric

Sinopsis:


La puerta por la que el Señor de los Demonios hace su entrada, en su afán de conquistar, resulta ser un agujero en el propio patio de la Casa de Glen. Movidos por una fuerza de la que son ignorantes, Terry y Glen abren este pasadizo, y si no quieren que la infernal pesadilla que les acosa se convierta en realidad, deberán encontrar la manera de volver a cerrar la puerta.


Crítica:


The Gate es un título de Tibor Takács, un realizador húngaro, nacido en Budapest en 1954, conocido, precisamente, por dirigir esta película y su secuela The Gates 2: Trespassers. Ingeniero de grabación, produjo varios discos en Canadá, y colaboró como director de fotografía con el cineasta Peter Vronsky. La 'saga' que le ha proporcionado cierto éxito, The Gate, se adapta al patrón de cine de terror norteamericano que tiene como protagonistas a adolescentes, que aprovechan la ausencia de personas adultas, incluidos los padres, para realizar fiestas en casa, desmadrarse bebiendo alcohol, y no prestando la debida atención a los hermanos pequeños. Mas toda la trama sugiere una constante pesadilla del pequeño de la casa, Glen, interpretado por Stephen Dorff, de 13 años, desde que su padre, renovando la zona ajardinada de la casa, derriba la pequeña construcción que el niño tiene en la copa de un árbol, zonas generalmente reservadas a la intimidad del niño; en su lugar se forma un agujero, un portal para la entrada de los demonios en casa.

'La puerta' no es un film demasiado terrorífico, sobre todo porque recurre a tópicos muy manidos y un final poco comprensible. Sin embargo no es desdeñable la imaginación que se vierte en la construcción de los demonios que invaden la casa y su relación con un grupo punk de carácter satánico, que reproducen algunos juguetes y otros objetos que se observan en el atrezzo de las habitaciones de Glen  y otros aportes  producto de la imaginación de Terry que penetran con facilidad en la imaginación del escrupuloso amigo, y que también se materializan. El uso que se da a los cohetes es francamente incomprensible. Más allá de la iconografía y la fertilidad de los creadores de efectos visuales, el subtexto es débil y  no aporta nada nuevo al carácter consolidado del tema de 'solo o solos en casa'., que tanto rencimiento ha tenido en el género.


Imagenes de Google.
Trailer en Youtube



Comentarios