Lupin III. El castillo de Cagliostro. Hayao Miyazaki






Ficha técnica:


Título original: Rupan Sansei: Kariosutoro no Shiro
País: Japón
Año: 1979
Duración: 110 minutos

Dirección: Hayao Miyazaki
Guión: Ayao Miyazaki, Haruya Yamazaki, Yasuo Otsuka, , basado en el manga de Monkey Punch.
Dirección de Fotografía: Hirokata Takahasi, animación
Música: Yûji Ôhno
Edición: Masatoshi Tsurubuchi
Dirección artística: Schichihirô Kobayashi

Productores: Tetsua Katayama, Carl Macek. Yutaka Maseba, Haruyo Kanesaku
Productores ejecutivos: Yutaka Fujioka, Laurence Guinness
Compañías productoras: Telecom Animation Film, Yokyo Movie


Intérpretes:


Animación


Sinopsis:



El ladrón de guante blanco más famoso del mundo, Lupin III, y su taciturno compañero Jigen se dirigen hacia el ducado europeo de Cagliostro para descubrir la procedencia de un dinero falso robado en el casino de Mónaco. Una vez allí, descubren que tras los infranqueables muros y sistemas de seguridad de última tecnología del Castillo de Cagliostro, el cruel regente del ducado y falsificador mantiene a la Princesa Clarice con la intención de contraer matrimonio con ella y utilizarla para descubrir el secreto del ancestral tesoro oculto de os Cagliostro. Una tentación demasiado irresistible para Lupin III, que pretende aprovechar esta ocasión para hacerse con el botin y ya puestos, con el corazón de la bella princesa.

Crítica:


Lupin III. El Castillo de Cagliostro es la opera prima del director de animé mas respetado en Occidente, Hayao Miyazaki, que empezó su carrera en uno de los géneros más cotizados de Japón colaborando con Isao Takahata, con el que fundó el célebre Studio Ghibli, y con el que trabajó en series míticas como Marco y Heidi, en las que colaboró. De hecho, esta cercanía entre ambos está muy presente en las primeras películas de Miyazaki, protagonizadas por personajes caucásicos de ojos enormes que se desenvuelven con gracilidad en paisajes animados por colores muy vivos, que plasman con bastante fidelidad los diferentes escenarios en los que se va a desarrollar una acción, que en la primera secuencia de 'El castillo de Cagliostro' emula con bastante fidelidad las películas de acción norteamericanas. 

El ladrón de guante blanco más famoso del mundo, Lupin III, y su taciturno compañero se dirigen hacia el ducado europeo de Cagliostro, para descubrir la procedencia de un dinero falso, robado en el casino de Mónaco. Una vez allí, descubren que tras los infranqueables muros y sistema de seguridad de última tecnología del Castillo de Cagilostro, el cruel regente del ducado y falsificador mantiene secuestrada a la princesa Clarice con la intención de mantener matrimonio con ella y utilizarla para descubrir el secreto ancestral, el tesoro oculto de los Cagliostro. Una tentación demasiado irresistible para Lupin III, que pretende aprovechar esta ocasión de oro para hacerse con el botín y, ya puestos, con el corazón de la bella princesa. La opera prima de Miyasaki no sólo mereció ser considerada una de las mejores películas de aventuras de la historia, sino que fue saludada por el público que supo apreciar que nacía un cineasta digno de tener en cuenta. El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación de la prensa del 92 %, consultadas 12 reseñas, y del 88% del público, pulsada la opinión de 12,576. La página española Filmaffinity la puntúa con un 7,1, una media obtenida de la valoración de 3,586 usuarios.



Imágenes en Google


Trailer en Youtube

Comentarios