El pregón. Crítica







EL VILLANO EN SU RINCÓN


Ficha técnica, sinopsis, lo que se dice (Pinchad aquí)


Crítica:


Durante estas vacaciones se está pasando por diversas plataformas televisivas este film dirigido por Dani de la Orden, que, en efecto, es un bodrio, pero tiene una virtud: el intercambio de tópicos entre los que vienen de la ciudad y los del pueblo, desde cuyo campanario se tira una cabra, una costumbre que no ha soportado los envites de una época que, si en lo ideológico es transversal, ha asumido ciertas reivindicaciones con fuerza, como la defensa del medioambiente, cuando ya se sabe que las muertes que produce la contaminación es real y se están imponiendo todo tipo de vehículos que no alteran la capa de ozono, pero que todavía no se saben utilizar, la cuarta ola del feminismo y la defensa de los animales, que ha provocado profundos cambios en ciertas fiestas tradicionales, algo asumido a fuerza de decretos y penalizaciones, 

Este intercambio hace que ningún bando salga desfavorecido: en el pueblo creen que todos los que vienen de la ciudad consumen sexo y drogas, son gays y lesbianas. Los de la ciudad se suman a celebraciones casposas, extremando los gestos (andar en una procesión que conduce a una ermita en un montículo descalzos, para quedar bien), situando, al menos de forma inconsciente, a los aldeanos en la Edad Media. Todo ello expresado abiertamente en gags que buscan la risa fácil,, pero, al menos, sin ofender a nadie, o a todos. Es bueno reírse de uno mismo, pero no de otro, sino con otro.

Es casposa y costumbrista, algo muy propio del cine de nuestro país, pero se puede ver.

Comentarios