Lío en Broadway. Peter Bogdanovich, Ficha técnica y crítica.






¿Se ha apagado la luz?





Ficha técnica:



Título original: She's Funny That Way
País: Estados Unidos
Año: 2014
Duración: 91 minutos

Dirección: Peter Bogdanovich
Guión: Louise Stratten, Peter Bogdanovich
Casting: Jen Rudin
Dirección de Fotografía: Yaron Orbach
Música: Edward Shearmur; supervisor: Robin Urdang
Edición: Nick Moore, Pax Wasserman
Dirección artística: Ryan Ilfck
Decorador del set: Jonathan Rose
Coordinadores de especialistas: Manny Siverio, Illioi Santiago

Diseño de Vestuario: Peggy Schnitzer
Jefe de Departamento de mquillaje: Vanessa Sims
Responsable de peluquería:John Roberson


Productores: Logan Levy, Hoily Wieresma, Louise Stratten, George Drakoulias
Productores ejecutivos: Wes Anderson, Noah Baumbach, Cassian Elwes, Robert Odgen Barnum, Jacob Pechenik, Andy Neuberger, Brice Sanderford, Najeeb Thomas, Charles Caplinger, Jeff Rice, Christa Campbell, Lati Crobman, Nils Dünker, Josef Steinberg, George Steiner
Diseño de producción: Jane Musky
Compñías productoras: Lagniappe Films, asociada con Venture Fort, Three Point Capital, Lailaps Pictures, Holly Wiersma Productions


Intérpretes:


Owen Wilson: Arnold
Imogen Poots: Isabella Patterson
Kathryn Hahn: Delt Simmons
Will Forte: Joshua Fifft
Rhys Ifans: Gilbert Seth
Lucy Punch: Kandi
Joanna LumleyI: Vivian Claremont
llleana Douglas: Judy
Richard Lewis: Al Finkenstein
Cibill Shepherd: Kettie Finkelstein
Austin Pendleton: Juez Pendergast
George Morfogen: Harold Fleet
Ahna O'Reilly: Elizabeth
Jake Hoffman: Portero de hotel
Tovah Feldshuh: Miriam Pendergast
Jennifer Aniston: Jane Claremont
Quentin Tarantino: Él mismo


Sinopsis:


Arnold (Owen Wilson) tiene una vida perfecta. Felizmente casado, dos preciosos hijos y un magnífico trabajo como director teatral en Broadway. Todo cambia cuando contrata los servicios de Izzy, una joven y prometedora actriz que alterna su discreta carrera artística con servicios nocturnos de compañía. El flechazo es tan profundo que Arnold decide ayudar económicamente a la chica para que se centre en el mundo de la interpretación; pero el plan se torna pesadilla cuando Izzy consigue un papel en la obra que dirige Arnold, en la que también participa su mujer


Lo  que se dice:



La prensa ha reaccionado positivamente ante el film que dirige Peter Bogdanovich, como reflejan las páginas que recogen datos cuantitativos: 5,3 , una media obtenida de 2,395 en Filmaffinity; 6.1, calificación obtenida de más de 20.000 votos. El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes, revela un índice de aceptación de la prensa ostensiblemente más bajo: 42% de aceptación de la prensa, consultadas 90 reseñas, y del 34% , consultados 5,47'0 usuarios.

Los argumentos proporcionados por los críticos, en un distanciamiento cada vez más evidente del público cinéfilo, son los siguientes: comedia sencilla, anticuada, tontorrona, pero muy divertida (Luís Martínez, diario 'El Mundo'); una combinación del sentido intelectual del pasado, pero con la falta de brío del presente (Javier Ocaña, diario 'El País'); buen sentido del ritmo, elegancia de la puesta en escena, carisma del elenco de actores (Jordi Batlle Caminal, La Vanguardia); ritmo frenético y caos físico (Manu Yáñez, Fotogramas) ; se sitúa en el territorio de Woody Allen (Nando Salvá, Cinemanía); buen ritmo y chispeante ingenio (David Rooney, The Hollywood Reporter); comedia de cruces amorosos, enredos improbables (Javier Porta Fouz, diario 'La Nación'); universo cinematográfico en desuso con un sólido trabajo de los intérpretes (Hugo H.Sánchez, Diario Tiempo Argentino)...Pero también las hay muy negativas: carente de elegancia, ingenio y encanto necesarios (Ian Freer, Empire): explica por qué Bodganovich ha estado catorce años sin estrenar en salas (Sergi Sánchez, Fotogramas); una catástrofe que realiza el cineasta a sus 75 años...


Crítica:



Peter Bogdanovich, bebe de diversas fuentes de la comedia del siglo XX, ya sea la screwball comedy, el cine de Bake Edwards y sobre todo de Woody Allen,y aunque es cierto que Peter Bogdanovich, no ha sabido entrar en la modernidad de la comedia actual, ha logrado mezclar una serie de ingredientes que no carecen de gracia: un cliente de la prostitución de alto standing feminista, que da cuantiosas sumas a las trabajadoras que contrata para que abandonen 'la calle'; una 'fulana' que se puede reinsertar gracias a la prodigalidad de su cliente y dedicarse al teatro, y el primer trabajo que tiene como actriz es el de 'fulana' (término que se una en el film), seguido de una serie de enredos que rompen parejas y como una triturada destruye todas las vocaciones de sus protagonistas, que se dispersan y abandonan todo aquello en que parecían creer, a excepción de Isabella Patterson, que consigue, no solo dar el salto al cine, sino emparejarse con Quentin Tarantino, con el que se dispone a acudir a una sesión del cine japonés de Sony Chiba.

La famosa anécdota de las ardillas no es un frase ingeniosa de Arnold sino que la ha tomado prestada de Cluny Brown, el protagonista de 'El pecado de Cluny Brown', el film de Lubitch al que Bodganovich le dedica la última secuencia. Simpáticas imágenes de un juez encarcelado junto a los condenados que envió a la cárcel.


Imágenes de Google

Trailer en Youtube



Comentarios