Coco. Lee Unkirch. Crítica



EL RESPETO A LOS MAYORES EN LA SOCIEDAD  MEXICANA


Ficha técnica, sinopsis, premios, lo que se dice (Pinchad aquí)



Crítica:


Lee Unkirch, co- director de  Monsters, Inc, y 'Finding Nemo, y director de Toy Story 3 y Coco, deja Pixar, y antes de hacer efectiva su decisión envió un comunicado a 'The Hollywood Reporter' en el que anunciaba su determinacion: ""No me voy a hacer películas en otro estudio; en cambio, espero pasar el tiempo que tanto necesito con mi familia y perseguir los intereses que desde hace mucho tiempo he descidado". Detrás quedan obras como ésta que nos introduce de hoz y coz en el 'Día de los Muertos' en el que el pueblo mejicano honra a sus antepasados en fiestas organizadas en los cementerios del país.

El personaje principal es la persona más vieja de una familia, a la que todos  honran y respetan como se merece, la tatarabuela de Miguel, Coco, que es muy viejecita y está apunto de perder la memoria, lo que supondrá la muerte definitiva de quien el chico cree que es el marido de su madre, un cantante famoso e idolatrado por las masas, cuyo nombre artístico es Ernesto de la Cruz. El niño lo adora porque siente la llamada de la música, debiendo enfrentarse a la fiera oposición de toda su familia, y contando con el sólo apoyo de un perro callejero, Dante, que lo acompañará en su viaje a los infiernos.

Dos constantes atraviesan el film de principio a fin, de gran utilidad para los más pequeños de todo el mundo: el gran respeto a los mayores que existe en la sociedad mexicana, que forman como un senado, una clase privilegiada dentro de la familia, y la imposibilidad de apartar a un artista auténtico de su destino, cuando él solo ha encontrado su camino. Son, incluso, las sociedades más avanzadas, las que consideran inútil la existencia de esta 'plaga' de escritores, músicos, dramaturgos, cineastas..." que pueden ser sustituidos por máquinas, construidas por ingenieros, que sirven para todo, que reproducen ritmos según un registro preconcebido, o sustituir a los que dominan su oficio por karaokes en los que se forman los jóvenes que intervienen en shows televisivos, que funcionan como una fábrica de galletas. Si una no se ajusta al modelo, se la aparta.

Lee Unkirk nos muestra una realidad diferente. Incluso en el mundo de los muertos, en el Hades mejicano los difuntos conservan las inclinaciones, las fobias y las filias propias, y las habilidades que cultivaron en vida, y acuden en masa a los conciertos del falso cantautor, que le ha robado su música a otro y ha acabado con él. Un film de gran colorido, ligero y divertido, que todos los niños debieran ver para desacralizar la muerte, desarrollar sus potencialidades y elegir su propio camino. Muy bonita.

Comentarios