Musa. Jaume Balagueró Ficha técnica y crítica




BALAGUERÓ CONSTRUYE UN INFIERNO ALTERNATIVO  AL DE DANTE CON LOS MISMOS INGREDIENTES



Ficha técnica:


Título original: Musa
País: España. Co-producción de España-Irlanda-Francia-Bélgica
Año:1917
Duración: 107

Dirección: Jaume Balagueró
Guión: Jaume Balagueró, Fernando Navarro, basado en la novela de José Carlos Somoza 'La dama número trece'
Casting: Manuel Puro
Dirección de Fotografía: Pablo Rosso, AEC
Música: Stephen Rennicks
Edición: Guillermo de la Cal
Dirección artística: Florian Müller
Decorador del set: Rebeca Comerma
Diseño de sonido: Aza Hand

Diseño de Vestuario: Catherine Van Bree
Maquillaje: Stephanie Smith; maquillaje especial: Montse Ribé, David Martí
Responsable de Maquillaje y peluquería: Ailbhe Fitzpatrick
Maquillaje de efectos especiales: DDT

Productores: Brendan McCarthy, John McDonnell, Jean-Ives Roubin, Cassandre Warnauts, Manuel Chiche, Violaine Barbaroux, Carlos Fernández, Laura Fernández
Productores ejecutivos: Christopher Hollebek, Carlos Fernández, Laura Fernández, Adrià Monés, Valentina Chidichino
Diseño de producción: André Fonsny
Compañías: Productoras: Castelao Pictures, Fantastic Films, Frakas Productions,Irish Film Board, Eurimages, RTVE, Movistar  +, Televisió de Catalunya y el apoyo del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales y de Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya ;  financiación de Natixis y Coficiné y la participación de Canal  +, Cine  +, Wallimage en co-producción con Voo and Be tv...; distribución: Filmax

Intérpretes:


Elliot Cowan: Samuel Salomon
Franka Potente: Susan Gilard
Ana Ularu: Rachel
Leonor Watling: Lidia Gareti
Manuela Vellés: Beatriz Dagger
Joanne Whalley: Jacqueline
Christopher Lloyd: Rauscheb
Cally O'Connell: Donnie
Sam Hardy: Nito
Stella McCusker: La que miente
Yennis Cheung: La que castiga

Sinopsis:


Tras la repentina y trágica muerte de su novia, el profesor Samuel Salomon tiene una recurrente pesadilla en la que una mujer es asesinada. La misma mujer que aparece todas las noches en su mente es hallada muerta en idénticas circunstancias a las de su sueño. Investigando, Samuel conoce a Rachel, una joven que asegura haber soñado con el mismo asesinato. Juntos harán todo lo posible para descubrir la identidad de la misteriosa mujer, sumergiéndose en un oscuro mundo para intentar averiguar la verdad.


Lo que se dice:

Este ambicioso proyecto de Jaume Balaguero, avalado por instituciones públicas y privadas de diferentes países, no ha sido entendido del todo por la prensa y el público español. La página Filmaffinity  da una media que no alcanza el 4,9, basada en 2,282 votos. Imdb eleva un poco esta media a 5,4, sustentada en una media muy similar: 2419 valoraciones de los usuarios.

En España se pueden leer algunas reseñas favorables, como la de Luís Martínez del diario 'El Mundo'  para quien su cine huele a cine y no a telefilm ; un film que muestra la pasión de Balagueró por lo oculto, por lo secreto, por el complot (Desirée de Fez, Fotogramas) ...

Otros introducen matices: saludable poética del fantástico clásico, aunque sobra alguna cámara lenta (Quim Casas, diario 'El Periódico); un film que no inyecta personalidad auténtica y diferenciada al conjunto (Toni Vall, Cinemanía).


Páginas vistas: Filmaffinity e Imdb

Trailer en Youtube


Crítica:


Se ha dicho que con este film Jame Balagueró vuelve a sus orígenes  con vocación mainstream, una co-producción de España-Irlanda-Francia-Bélgica, con una fuerte financiación pública-privada, el único aspecto que permite clasificar el proyecto como popular, gracias a la creación de una atmósfera envolvente, basada en una buena banda sonora, una magnífica fotografía y un elenco de actores más que respetable. Sin embargo el proyecto es muy ambicioso, con vocación de plantear cuestiones que forman parte de la cultura de las élites y poco atractivo para el gran público que acude semanalmente a las salas de proyección;  Jaume Balagueró se mete en un jardín muy intrincado, una historia que nada tiene que ver con un background tan controlable como el que subyace en 'Mientras duermes', aunque haya abandonado la linea formal vanguardista que inició en la saga de REC, apta para los que no rechazan los nuevos modos de representación, fundamentados en las últimas tecnologías.

'Musa' nos habla de mal amor, (de ese del que todos hablan, pero nadie explica), de poesía, de inspiración y de musas que toman forma para amargar la vida de un profesor universitario, un escritor de fama y  enseñante de moda, que es perfectamente consciente de que hacer público su affaire con una alumna no le beneficia, introduciéndose en la senda de la clandestinidad, de la oscuridad, un viaje en el que el realizador se pierde en un discurso poco brillante. Es muy difícil explicar con un lenguaje poético, alejado de los tratados de filosofía y los panfletos políticos, que el amor romántico, clandestino, es un simple constructo creado con el objetivo de mantener a la mujer atada a una institución dominada por el hombre, o un sentimiento que puede acabar con el equilibrio emocional de los amantes. La conclusión es clarividente: en ocasiones es preferible dejar de lado a las Musas, esas divinidades mitológicas que nos inspiran, pero también nos mienten, nos destruyen, se esconden, y nos pones en riesgo de perder la cordura.

Lovecraft se impone a estos entes femeninos, que no se corresponden, ni en número, ni en atributos a las canónicas, imponiéndose su carácter diabólico al de protección de las diferentes artes; ahora son seis (falta una, que se intuye fácilmente) y acosan a los hombres atormentándolos con pesadillas, castigandolos, escondiéndose y fustigándolos en todos aquellos aspectos que pueden arruinar su vida, de tal forma que el amor que domina la primera secuencia, previa a los títulos de crédito, se transforma pronto en el peor paradigma del mal amor, que no permite al protagonista trabajar, escribir, dormir y, apenas vivir. Balagueró elige un contexto gótico, unas construcciones que animan a temer lo peor, el Trinity College  en la Universidad de Dublin, y a las entidades clásicas de las Musas añade otra que evoca el origen de la urbs por excelencia, Roma, que nace de un acto de amor prohibido que con el tiempo se revelará como la antesala del crimen sobre el que esta civilización asentó su gloria. Dante pone su infierno particular, su amor por la joven Beatriz, al servicio de la historia de Samuel Salomon (Elliot Cowan)  Beatriz Dagger (Manuela Vellés ).


La película tiene sus luces y sus sombras, y quizá, donde menos acierta es en la creación de suspense, en tensionar a su público cuando transforma un film de carácter filosófico y literario en un relato de terror, una transición abrupta en la que no controla ni los tiempos ni las imágenes. El maestro del terror decepciona precisamente cuando pretende hacer temblar de miedo a su público, y si lo que se pretendía era  una lección al mundo anglosajón, especialmente norteamericano, haciendo exhibición de la cultura milenaria que sustenta a la vieja Europa, lamentablemente no ha acertado, demostrando que combinar géneros no es una tarea tan fácil. Ni la existencia de las imago, ni la caracterización de las musas como viejas brujas, impresiona. Tampoco las pesadillas. A muchos les chocará un discurso que arremete coyunturalmente contra la poesía y sus inspiradoras, aunque es quizá brillante advertir que el arte es con frecuencia hijo de la desgracia y el desamparo.









Comentarios