Viaje al cuarto de una madre. Celia Rico. Ficha técnica y crítica




Ficha técnica:


Título original: Viaje al cuarto de una madre
País: España. Co-producción España/Francia
Año: 2018
Duración: 97 minutos

Dirección: Celia Rico Clavellino
Guión: Celia Rico Clavellino
Casting: Rosa Estévez
Dirección de Fotografía: Santiago Racaj
Música: Paco Ortega
Montaje: Fernando Franco
Dirección artística: Mireia Carles
Sonido directo: Amanda Villavieja

Vestuario: Vinyet Escobar
Maquillaje y peluquería: Carmen Arbues

Productores: Josep Amorós, Ibon Cormenzana
Coproductores: Ignasi Estapé y Jérôme Vidal
Productores ejecutivos: Sandra Tapia, Celia Rico y Mar Medir, Jose Albá, Ángel Durámdez
Dirección de producción: Josep Amorós
Diseño de producción: Celia Rico
Compañías productoras: Amorós Producciones

Intérpretes:


Lola Dueñas: Estrella
Anna Castillo: Leonor,
Pedro Casablanc: Miguel,
Noemi Hopper: Andrea,
Ana Mena: Bea,
...

Sinopsis:


Leonor quiere marcharse de casa, pero no se atreve a decírselo a su madre. Estrella no quiere que se vaya, pero tampoco es capaz de retenerla a su lado. Madre e hija tendrán que afrontar esa nueva etapa de la vida en la que su mundo en común se tambalea. Una película entre una madre y su hija, tan íntima y delicada, que a menudo se enmaraña y las atrapa. Un doble viaje que arranca en el estupor y acaba en la esperanza.

Premios


  • 2018: Premios Goya: 4 nominaciones, incl. Mejor dirección novel y Actriz (Dueñas) 
  • 2018: Festival de San Sebastián: Premio de la juventud 
  • 2018: Premios Feroz: Mejor actriz de reparto (Anna Castillo). 4 nominaciones 
  • 2018: Premios Gaudí: Mejor guion, actriz y actriz secundaria. 9 nom. 

Lo que se dice:



La prensa acogió con complacencia el film. La página Filmaffinty refleja una nota media de 6,6, basada en 1,782 votos, una nota que Imdb sube a 6,8, basada en muy pocos votos de espectadores norteamericanos, interesados en el film, 335.

El film ha sido tachado de deslumbrante mirada interior (Luís Martínez, Diario 'El Mundo'); una oda a la trascendencia de la sencillez (Javier Ocaña, Diario 'El País'); cine realizado con una naturalidad extrema (Federico Marín Bellón, Diario ABC); un film de tono mesurado (Quim Casas, Diario 'El Periódico')...



Crítica:


Este fin de semana ha salido a la venta en los quioscos la opera prima de Celia Rico, 'Viaje al cuarto de una madre', que ha sido muy bien acogida en España, aunque parece haber pasado inadvertida en el exterior. La película narra con gran honestidad y naturalidad la relación entre una madre y su hija que forman una familia monoparental tras la muerte del marido y del padre, una situación que el espectador irá descubriendo en los viajes continuos de ambas mujeres de una habitación a otra, y de diferentes descubrimientos que una cámara objetiva irá develando poco a poco. La relación entre Estrella y Leonor es estrecha, cómplice y fraternal, pero ambas se encuentran en un cruce de caminos en el que apenas tienen más elección que seguir el camino que sus condiciones les imponen: la madre debe aprender a vivir sola, superar el síndrome del nido vacío, y la hija necesita volar, iniciar su propio camino, aun a sabiendas de que lo que deja atrás le importa y mucho. Esconderse para no separarse dice Luís Martínez.

De esta forma natural y sencilla, la joven cineasta, en un film que dedica a sus propios padres, da la impresión de haber vivido una situación no muy alejada de la que plantea, con un lenguaje cinematográfico del que se ha suprimido todo ornamento, todo aquello que no contribuye o que incluso estorba en el acercamiento entre el que emite el discurso y el receptor del mismo, aunque con frecuencia llegue a provocar cierta claustrofobia. A muchas y muchos les resultaran conocidos los sobresaltos de la madre cuando intenta comunicar con su hija, ubicada en Londres, o cuando recibe una llamada de la chica a una hora inoportuna; su preocupación cuando percibe en la distancia la explotación de Leonor, consciente de su impotencia para protegerla a distancia. Un film que habrá tocado en lo más íntimos a muchos espectadores que compartan este modo de ser madre y de ser hijo que, como todos los demás, no es universal.

Comentarios