La serpiente y el arco iris. Wes Craven












En las leyendas vudú, la serpiente simboliza la tierra.El arco iris simboliza el cielo, y entre ambos todas las criaturas deben vivir y morir,pero el hombre, al no tener alma, puede quedar atrapado en un lugar terrible donde la muerte es solo el principio...





Ficha técnica:



Título original: The Serpent and the Rainbow
País: Estados Unidos
Año: 1987
Duración: 98 minutos

Dirección:Wes Craven
Guión: Richard Maxwell y A.R.Simoun, inspirado en el libro "The Serpent and the Rainbow" de Wade Davis
Casting: Diane Crittenden
Director de Fotografía: John Lindley
Música:Brad Fiedel
Editor: Glenn Farr

Dirección artística: David Brisbin
Diseño del set:Dawn Sbyder
Decorador del set: Rosemary Brandenburg
Coordinador de especialistas: Tony Cecere

Diseño de vestuario: Peter Mitchell
Responsable de maquillaje: Michelle Buhler
Estilista de peluquería: Robert Hallowell
Maquillaje efectos especiales: Lance Anderso

Productores: Rob Cohen/David Ladd Production,Doug Claybourne
Productores ejecutivos: Rob Cohen y Keith Barish
Diseño de producción: David Nichols
Compañías productoras:Universal


Intérpretes:


Bill Pulman: Dennis Alan,
Cathy Tyson:Marielle Duchamp,
Zakes Mokae: Dargent Peytraud,
Paul Winfield: Lucien Celine,
Brent Jennings:Mozart,
Conrad Roberts: Christophe,
Badja Djola: Gaston,
Theresa Merritt: Simone,
Michael Gouch: Schoobacher,
...


Sinopsis:


Haiti, década de los 80; gobierno de terror del dictador Jean-Claude Duvalier. Basado en la historia real de un antropólogo, etnobotánico y escritor y fotógrafo canadiense,Wade Davis, enviado a Haiti para descubrir que había de cierto sobre un extraño polvo, el coup de poudre (polvo amarillo),  que, aparentemente, se administraba a las personas para despojarles de cordura y voluntad y que se creía que tenía el poder de resucitar a los muertos, con el objetivo de convertirlos en esclavos, en muertos vivientes. La película se basa en un libro de Davis en el que investiga en Haiti  la historia de  Clairvius Narcisse, presuntamente envenenado, enterrado vivo y víctima de un proceso de zombificación.

Durante la búsqueda para encontrar esta droga sobrenatural, su doppelgänger ficticio, el escéptico científico Denis Alan, se adentra en un desconocido mundo de ultratumba plagado de zombis andantes, ritos de sangre y maldiciones ancestrales. Tras regresar de la selva amazónica, este investigador de la Universidad de Harvard es contratado por una empresa farmacéutica de Boston, Biocorp, para conseguir la fórmula del 'polvo zombi', muy útil para la medicina convencional por su alto poder analgésico; allí se encontrará con un país al borde de la revolución, oprimido por el poder de "Baby Doc" Duvalier a punto de caer, en un país de culturas milenarias procedentes de África que no entiende; en la introducción de este extraño universo recibirá el apoyo de una psiquiatra, la doctora Marielle. Un film que bebe del terror clásico para reformularlo desde la modernidad.

Comentario:



Wes Craven realizó este film, como otros muchos, en la década prodigiosa de los 80, una de las épocas doradas para los amantes del género de terror. Muertos vivientes, psicópatas, gentes del más allá, pesadillas, hombres lobos o modernos prometeos...se daban cita un viernes tras otro en las carteleras de cine. Directores de la talla de  Stanley Kubrick, David Cronenberg, Alan Parker o Neil Jordan se unieron durante estos años a los de John Carpenter, George A. Romero, Sam Raimi o Wes Craven para abrazar un género considerado menor, pero que siempre ha sabido reinventarse desde el inicio del celuloide. Años en los que se iniciaron sagas cinematográficas que multiplicarían su inversión con el paso del tiempo. Películas como Viernes 13 (Sean S.Cunningham, 1980), Posesión Infernal (Sam Raimi, 1980), o 'Pesadilla en Elm Street' (Wes Craven, 1984) (...) iban a aterrorizar no sólo a una, sino a varias generaciones de espectadores. (Introducción al análisis del film que acompaña al Blu-ray).

Wes Craven, de formación baptista, se inició en el universo del cine como guionista y montador en un film pornográfico, realizado con 25.000 dólares y  prohibido en 23 estados, 'Dentro de la garganta profunda', e irrumpió como director con 'La última casa a la izquierda', que unos han querido conectar con el giallo italiano, certificando el comienzo del shlaser,  y otros con 'El manantial de la doncella' (The Virgin Spring, Ingmar Bergman, 1960) y se consagrará con sus siguientes películas, 'Las colinas tienen ojos' (The Hills Have Eyes, 1977), que ingresó pronto en la categoría de cine de culto, encauzando definitivamente la carrera de cineasta hacia el género de terror. En 1984 dirige una de las piezas angulares de su curiculum, 'Pesadilla en Elm Street'. La carrera del icónico cineasta de sonrisa permanente no fue fácil, incluso sacar adelante una de sus películas más emblemáticas fue toda una  heroicidad. El alumbramiento de 'Pesadilla en Elm Street' se produjo tras recorrer un sinfín de estudios y productoras en busca de financiación, pues nadie quería hacerse cargo del proyecto al que tachaban de surrealista y sin credibilidad, hasta que New Line Cinema aceptó el reto y se inició una saga de ocho películas, protagonizadas por Freddy Krueger, un personaje que surge de las pesadillas para asesinar en la vida real... En 1988 le llegó el turno a 'La serpiente y el arco iris', un film que no es indiferente a la tiranía de Duvalier, representada por perversos funcionarios que buscan crear trabajadores de mentalidad sumisa y la materia prima de esta ficción es proclive a estos objetivos.

Comentarios