6 en la sombra. Michael Bay. Ficha técnica y crítica.








EL MUNDO HABLA DE AYUDAR, LO IMPORTANTE ES ACTUAR, ¡¡¡YA!!!


Ficha técnica:


Título original: Underground
País: Estados Unidos
Año: 2019
Duración: 128 mintos

Dirección: Michael Bay
Guión: Paul Wernick & Rhett Reese
Casting: Denise Chmian, CSA
Dirección de Fotografía: Bojan Bazeli, ASC
Música: Jany Temine, Lorne Walfe; supervisores: Dave Jordan & Trigge Toven
Edción: Roger Barton,ACE, William Slderberg,ACE, Calvin Wimmer
Supervisor efecos visuales:Richard Hoover

Diseño de Vestuario:Jany Temime

Productore: Ian Bryce, p.g.a., Michael Bay, p-g-a-, , David Ellison, Dana Goldberg, Don Granger
Productores ejecutivos: Matthew Cohan, Garret Grant, Pal Wernack, Reth Reese
Diseño de producción: Jeffrey Beecroft
Compañías productoras: Netflix & Skydance


Intérpretes:


Ryan Reynolds: One,
Mélanie Laurent: Two,
Dave Franco: Six,
Adria Arjona: Five,
Ben Hardy: Four,
Payman Maadi: Murat Alimov,
Manuel García-Rulfo: Three,
Corey Hawkins: Seven,
James Murray: Caleb,
Yuri Kolokolnikov: Baasha Zia,

Sinopsis:

Nace un nuevo tipo de héroe de acción, seis agentes imposibles de rastrear, totalmente fuera de la red, que han enterrado su pasado para poder cambiar el futuro.

Crítica:



El personaje que interpreta Ryan Reynolds, One (Uno), formula, tras una cruel secuencia de carácter fuertemente iconoclasta en Florencia, una de las exigencias del pensamiento posmoderno, que prescinde de grandes planteamientos ideológicos de base histórica y filosófica, para acercarse a lo que 'en realidad piensa y quiere la gente' , uno de los dogmas del populismo de cualquier signo:"Nadie va a salvar el mundo, pero podemos hacer que sea menos asqueroso, le dice One al sustituto de Six muerto. " Podrías cargarte a personas verdaderamente malvadas, no las que dice el gobierno que lo son, escondiendo sus verdaderas intenciones tras estretegias, burocracias, relaciones sociales y comerciales y otras mierdas." Estamos cansados de escuchar estos argumentos, pero preferimos ignorar cómo se llevan a la práctica estas ideas, y Michael Bay se limita a poner los procedimientos de un grupo sin ley delante de nuestros ojos, tan cerca que no podemos mirar a otra parte, y entonces nos escandalizamos.

Para poder introducirse de lleno en la acción, el comando protagonista finge estar muerto, siguiendo a pies juntillas el pensamiento ciceroniano. Cuando estamos muertos desaparece nuestra líbido, los problemas de pareja, los matrimonios y las parejas tóxicas, la necesidad  de cumplir un horario de trabajo para supervivir, por lo que esta situación, real o fingida, es la que hace al hombre libre para tomar sus decisiones., partiendo de que las palabras no tienen el mismo significado; los tiranos creen que su función es imponer orden en un mundo desordenado.

En cuanto al aserto de que la forma es el fondo da la impresión de que los críticos americanos están dispuestos a defender a cualquier precio un género que consideran suyo, con razón, y en el que son los grandes maestros, y no están dispuestos a ceder un milímetro de terreno, y menos ponerlo al servicio de ideas que ven como ajenas. Los calificativos de carácter negativo se amontonan: película sosa y sobrecargada (John DeFore, The Hollywood Reporter); da la impresión de que Michael Bay se autoparodia (Brian Lowry, CNN); una migraña disfrazada de película que ha costado 150 millones de dólares (Cary Darling, Houston Chronicle). Sin embargo Bay conecta como pocos con la idiosincrasia de millones de habitantes de la Tierra que no necesitan grandes planteamientos para acoger con entusiasmo los de quien promete hacer caso de las demandas de la gente, sin explicar en qué momento, que va a hacer o cómo. Las acciones del grupo no exigen grandes proyectos, ni preocupa en demasía cuanta gente va a sufrir, perder su vida, la de sus padres, la de sus hijos, sus coches, sus pertenencias, sus casas, a cambio de acabar con Satán en el mundo.

El cineasta norteamericano organiza su discurso de forma esquemática, situando el relato en el tiempo (pasado, presente), en el espacio: Base de la CIA en California, bases clandestinas de la organización, Uzbekistán Occidental, Ucranía, Mongolia, Hong Kong, que será los escenarios donde se desarrollará el conflicto y en los que nuestros héroes impondrán su justicia particular, sin importarles los medios, siempre justificados para librar al mundo de los tiranos, obviando la arquitectura, generada por la burocracia a lo largo del tiempo, de papeleo para llegar a no ser nadie y operar libres de todo tipo de trabas, como auténticos jinetes del Apocalipsis, a los que sólo deben temer aquellos a los que designan como los malos, o los que están en el lugar equivocado en el momento equivocado por azar. Mártires involuntarios en pro de la causa de hacer el mundo menos asqueroso. Real como la vida misma.

Comentarios