Wounds. Babak Anvari. Ficha técnica y crítica











LE SUSURRÓ COSAS SOBRE ÉL QUE NI EL MISMO SABÍA


Ficha técnica:


Título original: Wounds
País: Estados Unidos; co-producción: Reino Unido/Estados Unidos
Año: 2019
Duración: 94 minutos

Dirección: Babak Anvari (Under the Shadow)
Guión: Babak Anvari, basado en la novela 'The Vsible Filth' de Nathan Ballingrud
Casting: Mark Bennett
Dirección de Fotografía: Kit Fraser
Edición: Chris Barwell
Dirección artística: Kevin C.Lang
Decoración del set: Adam Willis

Diseño de Vestuario: Meagan McLaughlin Luster
Jefe de Departamento de maquillaje: Ashley Treadaway
Jefe de Departamento de peluquería: Crystal Wells

Productores:Babak Anvari, Christopher Koop, p-g-a-, Lucan Toh
Productores ejecutivos: Megan Ellison, Andrew Harvey, Jilian Lognecker, Brian Pitt
Diseño de producción: Chad Keith

Compañías productoras: Annapurna Pictures, Two & Two Pictures, AZA Films, ; distribución: Netflix

Intérpretes:


Armie Hammer: Will,
Dakota Johnson: Carrie,
Zazie Beetz: Alicia,
Brad William Henke: Eric,
Karl Glusman: Jeffrey,
Terence Rosemore: Duane,
Lawrence Turner: Willard,
Kerry Cahill: Rosie,
Kenneth Kynt Bryan
Xena Seit-Geist: Mujer tatuada,
Jim Klock: Patrick,
Ritchie Montgomery
Alexander Biglane: Garrett,
Martin Bats Bradford: Doug,
Christin Rankins: Mary,
Luke Hawx: Marvin.


Sinopsis:


Una serie de sucesos misteriosos y perturbadores comienzan a suceder cuando un camarero de Nueva York contesta a la llamada de un teléfono olvidado en un bar.


Lo que se dice:


El film no ha gustado ni a la prensa ni a una parte del público, como refleja la página española Filmaffinity, que da una nota media de  3,4, basada en 1,124 usuarios; la norteamericana Imdb eleva la nota a 4,1, sin llegar tampoco al aprobado, basado en más de 9.000 valoraciones.


Losargumentos que dan los críticos son que Wounds es una pieza de segunda división de Netflix (Juanma Ruíz, Caimán); el director demuestra ser un artesano que saca el máximo partidoa una suculenta historia de magia negra de Nueva Orleans (David Rooney, 'The Hollywood Reporter'); una sucesión de sustos baratos tiene un resultado estridente, insatisfactorio y equivocado (Peter Bradshaw, The Guardian); elefecto especial más importante es el propio Hammer (Amy Nicholson, Variety)...


Crítica:


Cuesta encontrar la reflexión que anima el film del cineasta británico-iraní, conocido por dirigir películas de terror,entre ellas la que hoy presentamos y que se puede ver en Netflix, en la que han colaborado actores que hoy están en la cresta de la ola.Da la impresión de que el joven realizador ve tras las bellas fachadas que presentan las personas cultivadas de occidente, crece y se multiplica la podredumbre, en forma de ejércitos de cucarachas. Si ves una, dice un personaje secundario, detrás de las paredes deben haber auténticos poblaciones de estos horribles bichos. El problema reside en la incapacidad de dar una forma atractiva, intensa  e inquietante que atrape al espectador, ya que la presencia de un teléfono móvil por el que se conecta el fantasma con su recipiente, las heridas (eso significa precisamente el título)  que presenta Will y algunas imágenes que pretenden asustar, dejan fríos a los espectadores.

Los protagonistas, jóvenes con formación universitaria, se ven obligados a trabajar en puestos que no exigen ninguna capacitación y comienzan a beber y a drogarse para aguantar su vida cotidiana, mientras que,al parecer, los personajes más rudos, de los que no se da ninguna información, representan  a los ex-combatientes en las guerras de oriente medio, muy violentos y envueltos en la bandera de los confederados de los estados del sur, lo que imprime carácter, y tan quemados como los que fueron a la Universidad. El problema es que no llega a profundizar en nada, ni en el texto, ni en el subtexto y el resultado es la indiferencia del espectador.

Comentarios